Lluïsa Vidal: la pintora modernista

Retrat-de-Maria-Condeminas-de-Rossich-1909-oli-sobre-tela[1]

El Museu del Modernisme Català recupera la obra de la pintora modernista Lluïsa Vidal en una exposición que reivindica también su papel para abrir el mundo del arte a la mujer.

Se puede visitar hasta el 5 de octubre.Haciendo hincapié, ya desde el título, en su condición de mujer, la exposición en el Museu del Modernisme Català Con ojos de mujer. Lluïsa Vidal, la pintora modernista quiere recuperar la figura de la que consideran una de las primeras mujeres que se dedicó profesionalmente al arte y mostrar su visión sobre la realidad femenina del momento que le tocó vivir.

Vidal nació en 1876, siempre contó con el apoyo de su padre, diseñador de mobiliario, para estudiar arte y hacerlo con los mejores profesores y viajando por Europa. Su obra fue reconocida por la crítica, participó en diversas exposiciones y tuvo una especial importancia a la hora de normalizar el papel de la artista en un sector que parecía reservado a los hombres.

Noia arreglando flores, 1902, óleo sobre tela.

Noia arreglando flores, 1902, óleo sobre tela.

Murió en 1918, y un año después, la Sala Parés de Barcelona le dedicó una exposición. Desde entonces y hasta ahora, que el Museu del Modernisme ha organizado esta monográfica, parecía haber caído en el olvido. Con esta muestra, que se inauguró el 3 de junio y que estará abierta hasta el 5 de octubre, no solo se puede disfrutar de sus óleos (en pequeño y gran formato), dibujos y esbozos, también de documentos que nos acercan a una faceta más personal con sus cartas, fotografías… Su obra se caracteriza por una pincelada amplia y colorida, que se para a plasmar momentos de intimidad y escenarios urbanos de Barcelona de temática popular.

Comisariada por Consol Oltra, autora del libro Lluïsa Vidal. La mirada de una mujer, la huella de una artista, la exposición se organiza en cuatro apartados y se enriquece con visitas guiadas y una conferencia de la historiadora del arte Mireia Freixa sobre la mujer y el modernismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*