Las “catrinas” hispano-mexicanas de Patricia Fornos

dmiss.jpg

La artista mexicana regresa a España con su segunda serie artística, Miss Colibrí, en la que fusiona la cultura mexicana de su niñez con la tradición española de sus antepasados. La muestra puede verse en tres espacios del barrio madrileño de Malasaña, La Paca Café Bar, La  Manuela y Chambao, desde el 4 hasta el 29 de septiembre

Con la exposición Miss Colibrí, que primero estuvo en el espacio gallego VMDIECIS1E7E, se busca acercar al público madrileño las ilustraciones de esta serie de la artista mexicana donde el icono de la calavera es el gran protagonista. En palabras de la artista significan “el momento en que decidí conectar con mi país natal. Llevaba ocho años viviendo en España y necesitaba volver a mis raíces mexicanas, y decidí hacerlo a través de la ilustración de un icono de la cultura de Mexico: las calaveras”. Sin embargo, Patricia Fornos  ha representado cada una de forma particular “(…) nunca quise que fueran comunes, quería que destacaran por su mirada picaresca y viva. Las calaveras de Miss Colibrí son inquietas, alegres y libres y les gusta volar raudas y veloces a nuevos proyectos”, apunta Patricia Fornos.

El origen de estas calaveras tan particulares se encuentra en 2013, cuando la artista hispano-mexicana decidió caricaturizar una primera catrina, a la que llamó Miss Catrina, en honor a México.  Esta figura, que  originalmente fue llamada La Calavera Garbancera, creada por José Guadalupe Posada y bautizada posteriormente como tal por el  pintor Diego Rivera en sus murales, es hoy en día una de las imágenes mexicanas por excelencia asociada a la festividad del Día de los Muertos.

 

El título de Misters y Mises que otorga a sus creaciones responde al retrato de actitudes cotidianas, de iconos de la cultura popular  o de  aves  tropicales latinoamericanas como Miss Fridita o Misters azulejos.  Además, la herencia latinoamericana se percibe también en los adornos de las figuras en las que predominan las formas y el colorido característico del arte indígena, pero también el guiño a la tierra gallega de sus antepasados en trazos curvos que se asemejan a los tentáculos de un pulpo.

Otro de los elementos que caracterizan es la mirada diferenciadora que desde los comienzos adopta para cada una de las ilustraciones: “Dar vida a los ojos, que consigan tener alma, es parte de mi estilo característico como artista, es mi sello personal. Me gustaba la ironía de representar a la muerta con un alma”, afirma Fornos.

Hoy en día, esta joven artista experimenta con otros campos artísticos como  la animación o el diseño de moda, en el que trabaja trasladando su obra  al soporte de una camiseta o  de un almohadón. Por el momento,  en cuanto a ilustraciones cuenta con varias exposiciones entre España y México, donde queda pariente su libertad creativa y la fuerza expresiva de sus obras.

 

Miss Catrina.Moda  Clara y Candela con Patricia Fornos.

Miss Catrina.Moda Clara y Candela por  Patricia Fornos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top