Miguel Ángel Rojas y Felipe Arturo revisan la relación histórica de España y Colombia en dos exposiciones

015-2.jpg

Unas de cal, otras de arena (El Tesoro) es la instalación que Miguel Ángel Rojas ha realizado ex profeso para la cuarta planta del Museo de Artes Decorativas y que podrá verse hasta el 5 de abril. Y en CentroCentro Cibeles se expone La migración de las plantas, una intervención de Felipe Arturo pensada para que interactúe con la arquitectura del propio edificio (hasta el 12 de abril). Aunque diferentes, las dos muestras reflexionan sobre la colonización española y sus consecuencias en la sociedad colombiana

Miguel Ángel Rojas (Bogotá, 1946) se formó como arquitecto, pero su deseo de expresarse más libremente le llevó a la creación plástica. Esta nueva disciplina artística le abrió las puertas para poder explorar y enfrentarse a sus propios tabúes: sus raíces indígenas, su origen popular y su homosexualidad.

En los años setenta registró con su cámara fotográfica escondida en sus pantalones lugares de encuentro entre homosexuales como el Teatro Faenza o el Mogador. Pronto descubrió que la fotografía por sí sola no le bastaba para expresarse, así que incorporó el grabado y el dibujo para que su obra se extendiera por el espacio, que ocupara la arquitectura y creara ambientes. En 1982 hizo su serie Subjetivo, considerada por el artista una de sus series más autobiográficas, donde el grabado y la fotografía se tornan en instalación tridimensional.

02-restituciónLa instalación Unas de cal, otras de arena (El Tesoro), muestra otro de los ejes de su trabajo, la reflexión sobre las desigualdades sociales entre las grandes riquezas y la tremenda pobreza. Esta pieza fue presentada anteriormente en la Bienal de Cartagenas de Indias en 2013.

A través de una intervención en el suelo, en este caso sobre baldosas hechas en estilo andalúz, que llegaron a Colombia tras la conquista, el artista “invade un espacio con diseños realizados con cal, arena y oro. Son materiales que hablan de desigualdades económicas evidentes para los locales, pero que pasan desapercibidas para esos nuevos colonizadores que son los turistas, que pasean acorralados en una ciudad colonial amurallada y ostentosa, ignorando la pobreza cruel de sus límites”, comenta la comisaría María Wills sobre este trabajo de Miguel Ángel Rojas.

01-restituciónLa instalación que ha hecho para exponer en España varía de la de Cartagena de Indias porque plantea una reflexión sobre el impacto de la colonización, y lo hace desde el punto de vista de la diferencia del uso del oro entre los indígenas y los españoles. Mientras que para las sociedades precolombinas ese metal precioso era visto desde una perspectiva ritual y espiritual, los españoles lo apreciaban por su valor comercial. Miguel Ángel Rojas aprovecha el espacio del Museo de Artes Decorativas y las piezas ornamentales que expone, “muebles y objetos valorados desde una perspectiva histórica eurocéntrica, y contrasta estos objetos con piezas escultóricas que realizó investigando sobre los orígenes de los diseños precolombinos” y reivindica simbólicamente la devolución de los tesoros que los españoles expoliaron de las tumbas ancestrales.

 CentroCentro Cibeles

Boceto Felipe ArturoLa migración de las plantas es también otra intervención efímera como la del Museo de Artes Decorativas, además de transformable, ya que además de poderse mover permite ensamblarse de distintas maneras.

Felipe Arturo (Bogotá, 1979) ha realizado este proyecto a partir de las plantas arquitectónicas del edificio. La pieza está confeccionada con fragmentos de calzada portuguesa (actualmente el artista vive en Lisboa); para lograr la apariencia de haberse desgastado por el uso ha creado protuberancias y depresiones que se han llenado de agua, donde al reflejarse el techo del edificio cambia la percepción de todo el elemento arquitectónico.

Boceto Felipe Arturo_2El montaje pone de manifiesto que las grandes migraciones vegetales han sido debidas a las acciones humanas. Para ello utiliza como símil la planta del café, que desde Etiopía viajó por África hasta llegar a Europa y desde España a América hasta convertirse en un “cultivo constitutivo de las prácticas culturales de países como Colombia. Felipe Arturo plantea una relación entre la migración de las plantas y los desplazamientos de rasgos arquitectónicos característicos de ciertas culturas, como sucedió con la calzada portuguesa”, comenta sobre este proyecto expositivo el comisario Jaime Cerón. También sobre el camino inverso, plantas que desde América llegaron a España y de ahí al resto de Europa. En definitiva, una reflexión sobre cómo la conquista cambió para siempre América y Europa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top