La naturaleza colonizada

Naturaleza-nominal-Adriana-Salazar-CA2M2.jpg

La naturaleza se coloca como eje articulador de esta exposición inscrita en el programa ArcoColombia. Naturaleza Nominal presenta cuatro obras independientes de cuatro artistas que dejan su huella en distintos espacios del Centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) en Móstoles

Naturaleza Nominal reúne cuatro intervenciones independientes de Alberto Baraya, Milena Bonilla, Carlos Bonil y Adriana Salazar, expuestas en lugares distantes dentro del centro y sin aparente relación o diálogo entre ellas. Sin embargo, según explica Jaime Cerón, comisario de la muestra en la presentación de la misma, sí hay confluencias conceptuales que hicieron que las eligiera para su discurso expositivo: “Me interesaba mucho la manera en que los proyectos revisan la naturaleza, la problematizan y dejan ver que es un campo que aparentemente inofensivo pero está cargado de representaciones, de concepciones críticas”.

En la planta baja hay que mirar hacia el techo para descubrir la intervención de Adriana Salazar: Invasoras. Se trata de fragmentos de plantas disecados. Jaime Cerón explica el proyecto: “Adriana Salazar hace una pesquisa sobre plantas de origen americano que se consideran especies invasoras en el contexto de España. Buscó en diferentes ciudades esas plantas y lo que hace es inmortalizarlas y luego anclarlas a un motor que hace que tomen una vitalidad distinta”. 

"Invasoras", por Adriana Salazar.

“Invasoras”, por Adriana Salazar.

El siguiente paso requiere coger el ascensor. No hay nada, si solo nos dejamos guiar por el sentido de la vista; el visitante se encuentra entre las asépticas paredes de la cabina. Cuando el ascensor empieza a subir (o bajar, en el recorrido contrario) se pone en marcha la intervención de Carlos Bonil, la pieza sonora Carga máxima. Cerón adelanta que “hace pensar en el proceso de desgaste que sufre una máquina a lo largo de su vida, como un desgaste natural”. Aquí no queremos desvelar más, pero sí felicitar al artista porque consigue despertar sensaciones. 

"Ascensor", de Carlos Bonil.

“Ascensor”, de la pieza sonora “Carga máxima”, de Carlos Bonil.

La propuesta de Milena Bonilla: Consumo legal, que indaga en las relaciones entre plantas sagradas para los indígenas y sus posteriores cargas culturales, presenta una mesa con botellas de Coca Cola y cajas de Corn Flakes utilizados como maceteros. Lo explica Cerón: “El maíz y la coca, sagradas para los indígenas, han sido estigmatizadas porque algunas de sus variedades han dado origen a productos que son ilegales; por ejemplo, con el maíz se hizo chicha, una bebida artesanal con alcohol. De la coca, hay como mil variedades pero en muy pocas está el ingrediente que se usa para fabricar cocaína. A Bonilla le interesa cómo los Corn Flakes utilizan como materia prima el maíz o cómo la Coca Cola tiene un componente de material vegetal que proviene de la hoja de coca. Sin embargo, la hoja de coca sigue estando estigmatizada y no circula libremente aunque sí lo hace en el entorno Coca Cola”.

Ya en la terraza, muy cerca del huerto del CA2M, se ha instalado el Invernadero de tropicales mutisianas que parte del proyecto Herbario de plantas artificiales del artista Alberto Baraya (del que también hay huellas en la exposición Tejedores de agua en Conde Duque). “Se basa en la expedición botánica de José Celestino Mutis. De las especies que dibujó esa expedición, Baraya publicó 106 que encontró en versiones artificiales: plástico, espuma, tela, etc., y genera el escenario de un invernadero en el que se suponen que crecen las plantas, pero estas ya están inmortalizadas”, adelanta Cerón, al que le interesa la forma en que Baraya es capaz de mostrar cómo “la naturaleza es reemplazada por un artificio y ese reemplazo tiene diferentes sentidos en el mundo cultural”.

Invernadero de plantas artificiales, por Alberto Baraya.

Invernadero de plantas artificiales, por Alberto Baraya.

El artista, que también acudió a la presentación de la exposición,  invita a adentrarse al invernadero: “La idea es que entren y sientan la experiencia de estar en un espacio en el cual la percepción entre lo real y lo artificial se ve comprometida. Es real aunque sea artificial. Ahora les toca a ustedes. Yo propongo que hay una naturaleza y unas cosas que están sucediendo. Las personas que han visto este proyecto empiezan a ver de una manera distinta todo lo que nos está rodeando y su relación con la naturaleza”. Baraya lleva trabajando en este proyecto desde hace años y no lo da por terminado. “Las expediciones del siglo XIX iban desde los centros europeos a todos los mundos tropicales, todo lo exótico y todo lo lejano. Este proyecto hace también expediciones que salen de América y van a otros lugares y van incluso a investigar a Europa y van a investigar incluso a Nueva York. Cambia la dirección de la idea de la expedición. Esto básicamente es como la aplicación de una estrategia comercial china para el gusto de todos nosotros. A todos nos gustan las plantas, todo el mundo tiene esta afición a lo natural, hay una remembranza de lo natural en todos nosotros, y eso se ve comprometido cuando uno comprueba que ciertamente esa memoria está despertada por un objeto artificial fabricada casi el 99% en China”.

En CA2M se expone ahora (hasta el 8 de marzo) también una estupenda selección de la Colección Fundación Arco con obras de artistas como Christian Boltanski, Francis Alÿs o Juan Muñoz, entre otros muchos. Pero aquí, en esta visita digital desde Descubrir el Arte a la creación en Colombia queremos destacar la presencia de una pieza de Óscar Muñoz: Editor solitario, un vídeo proyectado sobre una mesa que reflexiona sobre la esencia de la imagen, lo efímero y lo perdurable, la conservación de la memoria…

Editor solitario, por Óscar Muñoz.

Editor solitario, por Óscar Muñoz.

Naturaleza Nominal puede visitarse hasta el 26 de abril. La muestra se completa el 5 de marzo con Pabellón, una conferencia-performance de Milena Bonilla y Luisa Ungar, que aborda el papel de la Feria Universal dentro de la modernidad para construir una historia que no puede ser narrada.

16_Alberto Baraya

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top