La poética de Óscar Muñoz en los baños de La Tabacalera

oscar-munoz-6-laguna1.jpg

Atramentos es el proyecto que el artista colombiano ha realizado específicamente para este espacio tan singular. Una propuesta que gira en torno al ciclo de concreción de la imagen y que juega con los tiempos de vida de los documentos visuales o escritos. Se apoya en los vídeos y en impresiones realizadas con polvo del carbón sobre papel o agua en los propios platos de ducha y lavabos. Todo el conjunto destaca por la atmósfera conseguida y por el cambio constante que se produce en las propias obras. Hasta el 12 de abril

Óscar Muñoz (Popayán, 1951) es uno de los artistas colombianos más reconocidos por la poética de sus obras y por la sofisticación técnica de sus procesos creativos con acciones como dibujar en un pavimento caliente hasta que la imagen desaparece. Su trayectoria comenzó en la década de los noventa, cuando realizó una singular pieza, Narciso, una serigrafía sobre agua de su propio retrato. Posteriormente, en sus vídeos refleja su obsesión por la ilusión que produce la imagen, su pérdida en el recuerdo y su eterno retorno.

oscar munoz - ducha 1En el caso del proyecto Atramentos (del latín atramentum, líquido negro usado en la antigüedad para teñir, escribir y pintar), el lugar sí que importa, tanto que cuando estaban buscando espacios para las exposiciones de ArcoColombia, nada más descubrir La Tabacalera y, en concreto, sus baños, lo tuvieron claro, tanto la comisaría María Wills como el propio artista, era el sitio ideal tanto por la confluencia del espacio y la obra de Óscar Muñoz, como por el diálogo tan poético que podía establecerse. Y no es solo que los dibujos de duchas, sumideros o lavabos del artista sean referentes directos que permiten hacer un paralelismo entre obra y espacio, sino que es como si el visitante estuviese entrando en el dibujo mismo que podría haber hecho Óscar Muñoz en su obra temprana.

oscar munoz - 10-palimpsesto 5Atramentos hace un recorrido en la primera parte por diferentes trabajos que tratan sobre la descomposición de la imagen y, en la segunda parte, presenta un trabajo nuevo que tiene que ver con la palabra escrita, todo en relación con la memoria y el olvido, que es el tema transversal de la obra de Óscar Muñoz y que aquí en concreto tiene que ver con la ruina de la memoria que simboliza el propio espacio como contenedor de memoria.

oscar munoz - des-grabadosSiempre desde una reflexión casi artesanal, con diversos materiales y técnicas, que en la mayoría de los casos son procesos “que él ha reinventado, como el grabado sobre un espejo con grasa y aliento, el pirograbado con cigarrillo o la impresión sobre agua, a partir de la cual ha realizado otros trabajos como la instalación Simulacros, la videoinstalación Sedimentaciones y algunas de las diseñadas in situ para Atramentos”, comenta María Wills sobre las técnicas de trabajo de Óscar Muñoz.

La exposición está divida en dos disciplinas. Los vídeos, todos realizados antes de este proyecto (Simulacros y Sedimentaciones), salvo el último, Distopía, inspirado en la obra 1984 de Orwell, que hizo durante la realización de este proyecto. La otra parte la forman las obras que están hechas in situ en los baños de Tabacalera, donde “la materia es protagónica, el polvo de carbón y el agua que al mezclarse, como lo hicieron los chinos, se convierte en el pigmento que era la tinta que luego se volvió texto e imagen –explica Óscar Muñoz en la presentación de este proyecto–. Atramentos es una vuelta otra vez a la disolución o a la separación de esos dos elementos, a la destrucción del documento, tanto en las obras en vídeo como en la materialidad”.

oscar munoz - cortina baño blanco y negroLas obras realizadas en los propios lavabos y duchas tienen la particularidad de que no están fijadas, están hechas con polvo y agua y, por tanto, son efímeras. El recorrido comienza en una ducha, donde en una cortina de baño Óscar Muñoz ha hecho una impresión de polvo de carbón de la misma imagen del baño “que se va despintando a medida que cae un chorro de agua cada minuto, se va a ir decolorando y la tinta se irá por el sumidero”, comenta el artista.

En las otras duchas ha realizado unas intervenciones en los propios platos, que son la reproducción de las mismas duchas impresas sobre el agua con polvo de carbón donde en algunas de ellas cae una gota de agua que va destruyéndolas a medida que va pasando el tiempo. “Mi idea es elaborar como una especie de reloj de agua que fue un sistema de medir el tiempo usado en los lugares donde no funcionaba el reloj de sol”, explica Óscar Muñoz.

oscar munoz - 7-laguna 2En los lavabos, en cambio, ha introducido unas impresiones de papel, de hojas de libro, que se desvanecen con el agua y que dialogan con el vídeo que está al final y que cierra la intervención.

El resultado es una exposición que juega con el espacio, a la vez que reflexiona, inspirándose en los diálogos de Platón, sobre si la palabra “es un elemento para retener la memoria o simplemente para facilitar el olvido, ya que cuando uno escribe es una forma de contener lo que debería recordar, esto también pasa con las fotografías”, comenta María Wills.

oscar munoz - 8-lagunas 3Una muestra que recomendamos a nuestros lectores porque además es una oportunidad única, ya que no se volverá a repetir, tanto porque es efímera como por el hecho de que es imposible encontrar un espacio como el de Tabacalera. Un lugar que ha facilitado que se pudiese crear un ambiente muy especial por el tono, la luz, la atmósfera, que ha permitido que las obras no resten protagonismo al espacio y es que para Óscar Muñoz la obra es todo, también el espacio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*