La mirada de Ouka Leele se posa en Asturias

FMCMP_MADREÑAS-AL-SOL_MA-OUKA-LEELE.jpg

La Fundación María Cristina Masaveu Peterson ha inaugurado recientemente en el Centro Conde Duque de Madrid la exposición A donde la luz me lleve de la fotógrafa madrileña. Sus imágenes retratan el paisaje, las costas, los faros, las rocas o la vegetación, pero también el medio rural y sus gentes, las costumbres y la arquitectura, siempre con el sello característico de la artista

La muestra se enmarca dentro del proyecto “Miradas de Asturias” de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, una iniciativa que promueve la creación de un fondo fotográfico de obra inédita inspirada en Asturias y sus gentes a través de la mirada íntima y personal de fotógrafos españoles de prestigio invitados especialmente a participar.

Al pan. Arriba, Madreñas al sol, de Ouka Leele.

Al pan, pan, Arriba, Madreñas al sol, 2014, fotografía a color, impresión digital sobre papel de algodón, 100 x 135 cm, edición única. Todas las imágenes de Ouka Leele. Fondo Arte Contemporáneo María Cristina Masaveu Peterson.

Aunque el trabajo es de encargo, el artista tiene absoluta libertad creativa para realizar el proyecto. El resultado final son obras tan distintas como fotógrafos han participado en esta iniciativa. Anteriormente han sido José Manuel Ballester y Alberto García-Alix los encargados de recorrer Asturias cámara en mano para plasmar en sus instantáneas el alma de Asturias.

Para Ouka Leele esta experiencia, además de un reto en su carrera, ha sido como un viaje, íntimo, un viaje interior mirando al exterior, un exterior que introducía mi alma en el paraíso, en la belleza”. El proyecto comenzó el otoño pasado, un recorrido por todo el Principado, sus instantáneas han retratado los variados paisajes, costa  interior, el mundo rural y sus gentes, festejos, la arquitectura, y todo ello con el sello característico de su autora.

Un beso fuera del tiempo.

Un beso fuera del tiempo, 2014, fotografía color, impresión digital sobre papel de algodçon, 100 x 135 cm, edición única.

Las fotografías que ha realizado destacan por el color, evocadoras escenas y paisajes oníricos que dan una visión intimista y misteriosa de la región. “Como una recolectora de luz, salgo por la mañana solo atenta a donde la luz me lleve, sabiendo que no podré repetir lo que veo, pues está construido de luz y brumas, de humedad y misterios irrepetibles”, comenta la artista.

Ouka Leele reconoce que cada rincón la ha atrapado con su magia, entre otras muchas cosas, por “esa luz que es perfecta pero huidiza, que me ha obligado a ser certera y a no esperar ni mirar nunca atrás, a sabiendas de que si me lo pensaba, si dudaba o lo dejaba para después, ya no podría nunca volver a repetir lo que estaba viviendo o viendo”.

Los mandiles.

Los mandiles, 2014, forografría color impresión digital sobre papel de algodón.

Pero no solo el paisaje y la luz la han atrapado, también las personas que ha conocido en ese recorrido han tenido un gran impacto sobre ella y su trabajo, “algunas personas aparecieron ante mis ojos, como tras la lluvia te sorprende una seta recién nacida, y posaron con un entusiasmo que me hacía rendirme agradecida. Otras, sin embargo, tuvieron que mirarme mucho hasta hacerme digna de retratarlas y además me regalaron historias vividas pero casi sacadas de un cuento, como la misteriosa Luz cuando me contó la historia que acompañaba a la frase, quien bien fai o mal fai, pa sí fai”.

La exposición que ahora se presenta en el Centro Conde Duque de Madrid ha sido comisariada por el crítico y curador Manuel Romero. Se muestran 50 fotografías, la mayoría de gran formato y a color, cinco acuarelas pintadas sobre fotografías en blanco y negro y tres obras audiovisuales. Tarea muy difícil esta de elegir 50 entre un total de 10.000 fotos disparadas: “Un auténtico martirio, elegir, cuando todo mi recorrido por Asturias ha sido a través del enamoramiento”.

De su santo rostro. El paisaje quedó impregnado.

De su santo rostro el paisaje quedó impregnado, 2014, fotografía color impresión digital sobre papel de algodón.

Ouka Leele (Madrid, 1957) comienza a sumergirse en el mundo de la fotografía en Photocentro en 1976, sus primeras fotos aparecen publicadas en el libro Principio, 9 jóvenes fotógrafos españoles (Diorama Ediciones). A partir de entonces su trabajo se centra sobre todo en la fotografía que entremezcla con la pintura, su otra pasión. Su serie Peluquería se expone en 1978 en Barcelona y Madrid. Después de vivir un tiempo en Nueva York, regresa a Madrid y forma parte de la Movida madrileña y lleva a cabo los diseños de los sombreros de la película Laberinto de Pasiones de Almodóvar. En 2007 expone en el Museo del Prado. Entre otros galardones, ha recibido el Premio Nacional de Fotografía en 2005.

2 Replies to “La mirada de Ouka Leele se posa en Asturias”

  1. Tania dice:

    Me encantan los trabajos de Ouka Leele. Es una pena no haber podido asistir a su exposicion en el Centro Conde Duque de Madrid. ¡La proxima no me la pierdo!
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top