Periplo artístico por Brasil

Made-in-Brasil-Cildo-Meireles-Missão_Missões-Como-construir-catedrais-1987_foto-Zoe-Tempest1.jpg

Made in Brasil es la primera exposición dedicada exclusivamente al arte brasileño que organiza Casa Daros. Reúne alrededor de 60 obras de artistas que se reencuentran así en Río de Janeiro, la ciudad donde dieron sus primeros pasos. Puede visitarse hasta el 9 de agosto

Casa Daros presenta la exposición Made in Brasil, con alrededor de 60 obras de artistas brasileños de proyección internacional pertenecientes a la Colección Daros Latinamerica de Zúrich, como Antonio Dias, Cildo Meireles, Ernesto Neto, José Damasceno, Miguel Rio Branco, Milton Machado, Vik Muniz y Waltercio Caldas. De todos ellos, se recogen piezas esenciales en su trayectoria.

Comisariada por Hans-Michael Herzog y Katrin Steffen, la exposición se concibe como un homenaje al ambiente artístico de Brasil. Se trata de una interesante y representativa cata en el gigantesco escenario artístico de Brasil en los años recientes; el panorama es heterogéneo porque los perfiles de los artistas son variados y singulares. Lo que subyace es la calidad de las obras.

Momento de fronteira, por Waltercio Caldas, 1999. Foto: Peter Schälchli.

Momento de fronteira, por Waltercio Caldas, 1999. Foto: Peter Schälchli.

En el hall de entrada, la instalación Do It Yourself: Freedom Territory (1968/2015), de Antonio Dias, da la bienvenida al visitante. Este puede comenzar su periplo en el Espacio de Documentación, donde tiene acceso a testimonios inéditos de los artistas, especialmente concedidos para esta ocasión, o dirigirse directamente a la exposición y sumergirse en la videoinstalación Entre os olhos, o deserto (1997), de Miguel Rio Branco, de 40 minutos de duración y que contiene la poesía y la denuncia social que caracterizan al trabajo de este artista.

De Waltercio Caldas se exponen 22 libros objetos. En su extensa producción, los libros le  permiten trabajar con la idea de tiempo y de secuencia; invita a visitarlos para tener, según afirma el propio artista, “una experiencia de avanzar dentro de un territorio nuevo, inventado por la cuestión gráfica”.

Se expone también una obra  impactante de Cildo Meireles: Missão/Missões (Como construir catedrais), realizada en 1987, en alusión a las siete misiones que fundaron los jesuitas en Paraguay, Argentina y el sur de Brasil entre 1610 y 1767. Meireles creó la obra para la exposición itinerante Missões 300 Anos: a visão do artista, inaugurada en 1987 en Brasilia. Construida con 600.000 monedas, 2.000 huesos y 500 hostias, esta instalación ha recorrido el mundo y fue una de las destacadas de la retrospectiva del artista en la Tate Modern de Londres, en 2008. Este artista  es conocido por sus grandes instalaciones, y ha venido desarrollando nuevas posibilidades para el arte conceptual basadas en la relación con la experiencia sensorial del espectador y el uso crítico de sistemas ideológicos y económicos.

Missão/Missões (Como construir catedrais), por Cildo Meireles, 1987. Foto: Zoe Tempest.

Missão/Missões (Como construir catedrais), por Cildo Meireles, 1987. Foto: Zoe Tempest.

Antonio Dias está muy bien representando con trece trabajos entre instalaciones, objetos y pinturas de las décadas de 1960, 1970, 1980 y 1990. Vik Muniz, por su parte, expone seis fotografías elaboradas a partir de instalaciones realizadas con materiales muy diversos, como los 4.000 soldaditos de plástico de colores, en Toy Soldier (2003); la sopa de frijoles en el retrato del Che Guevara, en Che (Black Bean Soup) (2000); o salsa de chocolate para retratar a Freud en Sigmund (1997). La exposición reúne también ocho dibujos del carioca Milton Machado, artista y arquitecto que produce instalaciones, videos, dibujos, fotografías y pinturas sobre tela y que inició su trayectoria con dibujos y acuarelas en las que predominan las letras, las frases y los elementos gráficos.

Agregado, por José Damasceno, 1999.

Agregado, por José Damasceno, 1999.

Terminamos con dos artistas que han sido protagonistas de importantes exposiciones monográficas en España. La obra de José Damasceno “invadió” el Museo Reina Sofía en 2008, con Coordenadas y apariciones: un proyecto que interactuó no solo con el espacio, sino también con el público que participaba en sus indagaciones, de forma que se genereban nuevos contextos y diálogos y activaba el espacio público (la fachada, la biblioteca, los jardines y las escaleras del centro) como lugar de creación artística y de pensamiento. En su trayectoria se reconoce una continua exploración de los límites de la escultura partiendo de materiales industriales como madera, hormigón y aluminio; en sus obras más recientes, el artista también ha intervenido en la relación directa entre el trabajo y el espacio expositivo. Casa Daros recoge dos trabajos: la instalación Agregado (1999), en la cual se

Humanoides, por Ernesto Neto, 2001.

Humanoides, por Ernesto Neto, 2001.

amontonan estantes en un precario equilibrio, y Can You Hear Me? (2006), dos trompetas unidas por la boquilla. De Ernesto Neto pudimos disfrutar el año pasado (entre el 14 de febrero y el 18 de mayo de 2014) de la exposición El cuerpo que me lleva en el Guggenheim Bilbao. Ahora en Río se presenta Humanoides (2001), un trabajo interactivo donde el cuerpo de la escultura viste al espectador y promueve un reencuentro con la vivencia de la gestación, el amor y la percepción de la organicidad de la acogida, que es dejada de lado en nuestra acelerada cotidianidad. El punto central del trabajo de Neto  es una incesante investigación sobre el cuerpo humano y la naturaleza. Sus obras –a mitad de camino entre la instalación y la escultura– están creadas para que el espectador pueda entrar en ellas, habitarlas, sentirlas y hasta aspirarlas, lo que le permite así experimentar una vivencia de su propio cuerpo y múltiples sensaciones. Neto suele trabajar con mallas finas y translúcidas de distintos colores, rellenadas con poliestireno expandido, baratijas y hasta azafrán y clavo de olor en polvo. A partir de finales de la década de 1990, el artista empezó a elaborar sus “naves”, estructuras de telas transparentes y flexibles donde se puede entrar.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top