Cuatro proyectos, cuatro universos

Sophie-Neilson-postcard-image.jpg

En el espacio “Nadie nunca nada no” ( calle Amparo,94, Madrid) encontraremos, desde esta tarde a las 20.h hasta el próximo lunes 30, el trabajo final de las cuatro creadoras que en los últimos dos y cuatro meses han cursado las residencias de la Asociación Intercambiador Acart. Una muestra, que a diferencia de muchas otras, no persigue entrelazar en un discurso comisariado las cuatro investigaciones plásticas; si no que simplemente, presenta cada pieza de manera independiente para que el público las conciba cada una como planteamientos únicos 

Florencia Di Titta, Diana Flores, Sophie Neilson y Patty Pajak, son las cuatro artistas protagonistas, provenientes desde diferentes lugares del mundo -Argentina, México, Inglaterra y Suecia-, que se encontraron hará unos dos y cuatro meses, en Madrid, o más concretamente en los estudios de la calle Antonio Moreno donde trabajan los artistas residentes de la Asociación Intercambiador Acart. Desde entonces se sumergieron en el arduo proceso de la creación para presentar un proyecto final, en relación con las reflexiones que buscaban madurar con esta residencia.

IMAGENEXPOFINALDIANAFLORES

“Coleoptera” de Diana Flores.

Tanto su bagaje como sus ideas conforman un universo caleidoscópico, que enriquece al espectador la perspectiva de lo que hoy en día formula el mundo del arte. Cuestiones como la pérdida de lo matérico y la sensibilidad de experimentarlo, a consecuencia de las tecnologías  y por ende, el contacto virtual y abstracto, llaman la atención de Florencia di Titta. En su proyecto ‘Objetos útiles-capital simbólico’, no sólo reflexiona sobre ello, sino que también ha asumido la herencia de Duchamp y los surrealistas en cuanto a la reescritura  del presente para dar  diversas lecturas sobre el tiempo que se habita.

3

‘Objetos útiles-capital simbólico’, de Florencia Di Titta.

En sintonía con lo digital y tecnológico está el trabajo de Diana Flores. Sin embargo, este aspecto lo trata como soporte en el que ha creado sus figuras escarabajos; insectos que atrajeron a la artista por la variedad infinita de especies que existen, según las características físicas que tienen para sobrevivir en el entorno donde han aparecido. Un dato más que esclarecedor sobre su existencia es el tiempo que llevan habitando el planeta tierra, más de 200 millones de años; motivo por el cuál Flores se interesó aún más en este tipo de insectos para explorar su evolución y todas sus variantes anatómicas.

FLYER_ClaraBlein_cara2.2

“Los círculos de Ana”, de Patty Pajark.

Los últimos dos planteamientos son los de Sophie Neilson (Inglaterra) y Patty Pajark (Suecia). De nuevo la naturaleza  y aspectos como el tiempo atrapan a estas creadoras. En el primer caso, Neilson miró hacia atrás para reelaborar el concepto de paisaje a partir de  pintores de finales del siglo XVIII como Salvador Rosa o  Nicolás Poussin. Sin embargo, la artista ha cambiado el lienzo por la cámara de fotos y la pincelada por el lenguaje cinematográfico, de tal manera que muchas de las capturas que ha realizado en Madrid sobre los jardines de El Capricho y de El Príncipe de Aranjuez, inmortalizan el movimiento de las plantas, su deterioro, la iluminación que recae sobre estas o sus cambios con la entrada de la primavera. Por otra parte, Patty Pajark,  formada en el ámbito de la medicina, y específicamente en el de la psiquiatría, recoge la memoria formal colectiva en torno al círculo. “El círculo podría representar el símbolo de la diosa, el sol, el infinito, es el estar completo y ser un todo, ser inclusivo y unido. En las culturas antiguas usaban el círculo para anotar el paso del tiempo y las estaciones de forma cíclica. (…) En un sentido más amplio, estos circulares aleatorios pueden ensamblarse como piezas de un rompecabezas para proporcionar un panorama general de nuestra visión trascendental de la naturaleza”, explica la creadora.

Una exposición cuanto menos fuera de lo cotidiano, a la vez que alentadora en la originalidad.

Para más información consultar Intercambiador Acart.

Crédito de la fotografía de portada: “Surfacing” de Sophie Neilson.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*