El Sitio de los Dólmenes de Antequera, Patrimonio Mundial

1468592905_627564_1468593107_noticia_normal.jpg

El Sitio de los Dólmenes de Antequera (Málaga) ha sido incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. La declaración sitúa al conjunto en el mapa de los grandes monumentos megalíticos del mundo, ya que se trata del primer bien de esta tipología declarado en la Europa continental.

Con esta Declaración, el Sitio de los Dólmenes de Antequera pasa a formar parte de la Lista Representativa del Patrimonio Mundial de la Unesco, que reconoce con ella su valor universal. El Sitio de los Dólmenes de Antequera es un bien cultural en serie formado por tres bienes culturales (los dólmenes de Menga y Viera y el tholos de El Romeral) y dos bienes naturales (La Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera). Se trata de una de las primeras integraciones conscientes de arquitectura y paisaje monumental de la Prehistoria Europea, derivada de unos pobladores neolíticos cuyo origen se remonta a comienzos del VI milenio a.C.

Los Dólmenes de Antequera se sitúan ya en el mapa de los grandes monumentos megalíticos del mundo, convirtiéndose en el primer bien de esta tipología en toda la Europa Continental. En la Lista Representativa con la categoría de Megalitismo del periodo neolítico han sido inscritos hasta el momento los Sitios de Newgrange en Irlanda, Las Orcadas, Stonehenge y Avebury en el Reino Unido y los Templos Megalíticos de Malta. Con su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial, la Unesco reconoce a los Dólmenes de Antequera como uno de las manifestaciones de la arquitectura megalítica más destacas y reconocidas universalmente.

Los megalitos antequeranos, construidos en el período Neolítico (Menga y Viera) y en la Edad del Bronce (El Romeral) y uno de los mejores y más reconocidos exponentes del Megalitismo europeo, están caracterizados por el uso de grandes bloques de piedra que forman cámaras y espacios con cobertura adintelada (Menga y Viera) o falsa cúpula (El Romeral), y fueron utilizados con fines rituales y funerarios.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=nx1jkK0e_-I[/embedyt]

La vinculación física y conceptual con el entorno natural es un hecho común en el fenómeno megalítico, sin embargo en el Sitio de los Dólmenes de Antequera, lo realmente original es que no se trata de dos hechos disociados donde los valores naturales se sumarían a los culturales sino que su excepcionalidad se deriva del estrecho e íntimo diálogo establecido entre la arquitectura megalítica y la naturaleza; un hecho que le dota de una relevancia única de escala universal y que no tiene paralelo en la lista de Patrimonio Mundial ni en otros bienes reconocidos del mismo tipo.

El Sitio de los Dólmenes de Antequera representa una excepcional concepción del paisaje megalítico surgido de una original interrelación entre monumentos funerarios y naturales, hasta el punto de omitir las orientaciones canónicas hacia el orto solar y provocar una orientación “anómala” o excepcional de los megalitos: Menga es el único dolmen en Europa continental que se orienta hacia una montaña antropomorfa como La Peña de los Enamorados; y el tholos de El Romeral, orientado hacia El Torcal, es uno de los raros casos en toda la Península Ibérica de orientación a la mitad occidental del cielo.

La Candidatura del Sitio de los Dólmenes de Antequera ha sido ideada, impulsada y alentada por la Junta de Andalucía. Cuando en 1986 la Consejería de Cultura creó la figura administrativa del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera se iniciaron por primera vez las conversaciones con la Unesco. En enero de 2015, la Junta de Andalucía entregó el expediente de inscripción al Gobierno de España, documento que el Estado remitió a su vez a la Unesco. Finalmente, el pasado 19 de mayo Icomos dio el visto bueno definitivo al expediente del Sitio de los Dólmenes de Antequera, siendo éste el último paso previo a la sesión anual del Comité del Patrimonio Mundial, que se celebró el 15 de juliio de 2016 en Estambul y en la que Los Dólmenes han sido declarados Patrimonio Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*