“El museo debe ofrecer una experiencia de conocimiento y participación”

retrato-lourdes-abrir.jpg

Cumplidos cinco años del Carmen Thyssen de Málaga, su directora artística, Lourdes Moreno, hace balance. Asegura que “conducir una institución desde los comienzos es ilusionante” y se prepara para iniciar una nueva etapa, una vez asentado el proyecto.

Conoció el despertar cultural malagueño. Cuando Lourdes Moreno (Málaga, 1966) asumió la dirección artística del Museo Carmen Thyssen en abril de 2011 llevaba veintidós años trabajando en la Fundación Picasso Museo Casa Natal. “Entonces era completamente impensable que la ciudad acabara siendo el referente cultural que es hoy; el propio nombre de Picasso había que explicarlo. Ahora se vive un momento especial, que hace unos años era inimaginable”, subraya.

Estudió Historia del Arte porque siempre tuvo claro su camino. Y ahora, tras un lustro en el puesto –que asumió al poco de abrir el centro, tras la dimisión de su predecesora, María López, y Tomàs Llorens–, hace un balance positivo: “Han sido cinco años muy intensos, de mucho aprendizaje, de mucho trabajo también y de satisfacciones, por las exposiciones que han salido y los proyectos que se han llevado a cabo. Conducir una institución desde los comienzos es ilusionante”.

Lourdes Moreno, directora artística del Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Lourdes Moreno, directora artística del Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Pregunta. Llegó al centro en un momento un poco convulso. ¿Qué fue necesario para tomar las riendas en ese instante?
Respuesta. Sobre todo prudencia y determinación. Y bastantes dosis de sensatez.
P. Venía del Museo Casa Natal de Picasso, ¿cómo fue el cambio?
R. Muy importante, porque son dos instituciones muy distintas, que cambian no solamente de siglo, sino de organización y de estructura. Me ha permitido verlo todo con mucha mayor amplitud, no focalizando solo mi experiencia en una institución.
P. ¿Cuáles han sido sus mayores retos estos años?
R. Al ser una institución novedosa había que poner en marcha ciertas pautas y proyectos que no se habían llevado antes a cabo. Lo que más me costó fue crear el hábito de ciertas cuestiones. Pero el trabajo del equipo ha sido y es muy positivo, su apoyo ha sido fundamental.
P. ¿Cuesta gestionar una colección de más de 200 obras?
R. Tenemos una comisión delegada y un patronato, que son los órganos rectores del museo, y está todo refrendado por la visión de Carmen Thyssen. Atendemos a peticiones de otras instituciones que solicitan nuestra colaboración, y también procuramos darle visibilidad a esa colección, con ciclos de conferencias, exposiciones temporales…

Lea la entrevista completa en el número de agosto de Descubrir el Arte, en quioscos y en http://quiosco.arte.orbyt.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*