“Nuestro galerismo es uno de los más interesantes del mundo y debemos reclamar su protagonismo y compromiso con el coleccionismo de arte contemporáneo”

baja-Estampa-3.jpg

José María de Francisco Guinea, director desde 2011 de Estampa Feria de Arte Contemporáneo, habla con Descubrir el Arte sobre la 24 edición, de 22 a 25 de octubre en Matadero de Madrid. Contarán con la presencia de 70 galerías y como novedad un programa que invita a directores y comisarios de instituciones europeas a conocer la escena de nuestras galerías de la mano de comisarios españoles. Luis Gordillo, artista invitado, expondrá su último trabajo, Oxigenando, en un estand

Jose Maria Francisco de Guinea. Todas las fotografías: Sergio Enríquez-Nistal.

Jose Maria Francisco de Guinea, director de Estampa Feria de Arte Contemporáneo. Todas las fotografías: Sergio Enríquez-Nistal.

El coleccionismo es un hecho cultural. No se trata de señores misteriosos, millonarios e inaccesibles, sino de profesionales que destinan parte de sus ingresos a una afición como podría ser la literatura y la música pero con un mayor compromiso social y económico”, sostiene Chema de Francisco, director desde 2011 de Estampa Feria de Arte Contemporáneo. Reconoce que mantener una colección privada “exige tiempo, participación y esfuerzo intelectual”, pero defiende que “con unos presupuestos razonables, de 5.000 o 10.000 euros al año, se puede ­reunir una serie de piezas con interés, significado y emoción, siempre con la ayuda y respaldo de las galerías y la atención al discurso crítico de las instituciones culturales”.

La feria celebra este año su edición número 24, algo impensable hace seis, cuando estuvo a punto de desaparecer. Juan Antonio Rodríguez Deorador, su actual presidente, la adquirió y le dio un nuevo rumbo. “Es un proyecto privado de un coleccionista que decide relanzar esta feria que había ido decayendo. Hemos decidido ir poco a poco caminando hacia el territorio de la sensatez, de la práctica real de nuestro mercado, porque en el mundo del arte contemporáneo español se necesitan proyectos razonables, ambiciosos pero también ­realistas”, subraya De Francisco.

En Estampa, “la atención al coleccionista privado siempre es fundamental, pero antes que todo eso está la atención esmerada y escrupulosa a la galería”. Para él, la de galerista es una dedicación compleja y ardua, fruto de la vocación y el esfuerzo. Considera que uno de los ejes fundamentales del cambio de este certamen ha sido que “los coleccionistas han regresado a esta feria que habían abandonado”. ¿El motivo? “Vuelven por las galerías, porque solo van a las ferias cuando hay buenos artistas y galerías, un trabajo honesto, comprometido y profesional”. Dentro de su constante evolución, la cita presenta este año como novedad un programa que invita a directores y comisarios de instituciones europeas a conocer la escena de nuestras galerías de la mano de comisarios españoles.

Jose Maria Francisco de Guinea fotografiado por Sergio Enriquez-NistalContarán con la presencia de cerca de 70 galerías y editores de diferentes comunidades autónomas. Los criterios que sigue el comité asesor para seleccionarlas son “la calidad y el compromiso con sus artistas y sus coleccionistas –subraya De Francisco–. De hecho, hemos tenido que rechazar a alguna internacional. Muchas veces en España nos parece que es mejor alguien que viene de fuera aunque no conozcamos bien su proyecto”. Contra eso, su filosofía reivindica el buen hacer local: “El galerismo español es uno de los mejores del mundo y tenemos que hacerlo visible fuera de nuestras fronteras”. En esta edición también habrá espacio para la innovación y lo experimental. Guillermo Espinosa pondrá en marcha un programa con diez galerías “que trata sobre la hibridación, concepto clave para comprender el mundo a través del arte contemporáneo y la reflexión de los artistas desde la interrelación y la ausencia de pureza, la hibridación de la estética con la belleza, la política y el asombro ante el mundo actual y sus valores”.

Considera De Francisco que algo está cambiando en lo relativo al coleccionismo: “Hemos logrado un comportamiento distinto por parte de las instituciones, un mayor apoyo”. Piensa que “poco a poco, quizá de manera casi obligada, se han dado cuenta de que la cultura tiene que fomentarse desde el ámbito social”. Explica que “eso las ha liberado de unas responsabilidades que tuvieron en otra época, que era financiar directamente la cultura” y afirma que “lo importante es crear un modelo en el que las áreas más experimentales estén ayudadas por lo público, pero que el mercado se ocupe de la selección de los proyectos artísticos más sólidos y consecuentes a través de las galerías”.

Gordillo, Oxigenando

Sin título, por Luis Gordillo (artista invitado), pintura sobre papel, 2016, 18,5 x 85 cm.

Sin título, por Luis Gordillo (artista invitado), pintura sobre papel, 2016, 18,5 x 85 cm.

Entre ellos podría destacar la figura de Luis Gordillo, Artista Invitado en Estampa 2016. “Quizá muestre como ningún otro las ideas fundamentales que queremos proyectar: la admiración y el respeto hacia los maestros que siguen trabajando y pensando de una forma crítica y constante, incómoda a veces pero rica en estímulos e ideas para el arte”, argumenta De Francisco. Un estand mostrará su último trabajo, Oxigenando, y todo quedará reflejado en un libro con un texto de José Jiménez, uno de nuestros críticos más notables.

Y una vez cerrada la edición de 2016, ¿qué le espera a Estampa en el futuro? “Seguirá evolucionando, quizá de forma drástica, pero siempre aspirando a divulgar y a hacer crecer social y culturalmente el mercado del arte”, subraya su director.

Más información sobre esta feria en www.estampa.org

ANA FERNÁNDEZ ABAB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*