Protagonista el tiempo

Fig.-3b.jpg

La Galería de Arte Moderno del Palacio Pitti de Florencia acoge una selección de 200 relojes de las colecciones mediceas, una de las mejores y más completas del mundo. Bajo el título de Tiempo real y tiempo de la realidad esta muestra va más allá de los aspectos técnicos y decorativos y reflexiona sobre el transcurrir de la vida. Del 13 de septiembre al 8 de enero

Como una devoción al dios Chronos, personificación del tiempo, el dios de las edades y del zodíaco en los mitos griegos, la exposición exhibe una selección de relojes que forman parte de las colecciones medíceas, una de las más conspicuas a pesar de los saqueos que sufrió durante la ocupación napoleónica y otras vicisitudes dictadas por la moda.

Las etapas de la vida o Lección de Canto, de Giorgione, 1500-1501, óleo sobre tabla, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería Palatina y Apartamentos Reales. Arriba, detalle del mecanismo de un reloj de bolsillo.

Las etapas de la vida o Lección de Canto, de Giorgione, 1500-1501, óleo sobre tabla, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería Palatina y Apartamentos Reales. Arriba, detalle del mecanismo de un reloj de bolsillo.

“Para muchos será una sopresa encontrar, en una exposición tan aparentemente técnica, tantos puntos de reflexión que van más allá del aspecto decorativo y mecánico de los objetos en sí. Es el Tiempo, efectivamente, el verdadero protagonista de esta muestra, y de un catálogo que se revela un viaje a través de la historia de los relojes, su ambientación, la ciencia en general, implicando la filosofía, la religión y, por qué no, incluso las frivolidades y los significados más profundos de la moda; en definitiva, todo el incesante transcurrir de la vida.” Con estas palabras, Eike D. Schmidt, director de las Galerías de los Uffizi, explicaba el significado del valioso contenido, y que ha sido expuesto por primera vez al público.

Reloj de chimenea de fabricación francesa. Autor del mecanismo mecanismo: Jean François Béeckaert, siglo XVIII, bronce dorado, latón, acero, 46,5 × 31 × 21 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, Museo de la Moda y Vestuario.

Reloj de sobremesa de fabricación francesa. Autor del mecanismo: Jean François Béeckaert, siglo XVIII, bronce dorado, latón, acero, 46,5 × 31 × 21 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, Museo de la Moda y Vestuario.

La mayor parte de estos 200 ingenios –históricamente ligados al Palacio o adquiridos para enriquecer las colecciones museales– pertenecientes a las dinastías medíceas y lorenesas, reflejan la imagen de una corte cuyos adelantos técnicos cosechaban la misma admiración que la que suscitaban los orfebres que introducían los mecanismos en el interior de sus esmeradas decoraciones (casi siempre referidas a las alegorías del tiempo cronológico) y donde incluso se asalariaba a un relojero para que se encargase de mantener la exactitud temporal de estas máquinas preciosas. Muchos de ellos presentan una sugestiva escenografía con decoraciones y pinturas.

Reloj de sobremesa francés, h. 1810, cincelado y bronce dorado, 58 × 67 × 21 × 74 × 82 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, la Galería Palatina y Apartamentos Reales, Salón de Hércules.

Reloj de sobremesa francés, h. 1810, cincelado y bronce dorado, 58 × 67 × 21 × 74 × 82 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, la Galería Palatina y Apartamentos Reales, Salón de Hércules.

En el patio, recibe al visitante, la imponente figura de Chronos de Gherardo Silvani para indicar el recorrido expositivo –que se reparte en algunas salas del apartamento de la duquesa de Aosta-–. En este recorrido el espectador podrá descubrir las múltiples formas que el tiempo asumió en las diversas épocas en que el palacio florentino fue residencia de tres diferentes dinastías: medícea, lorena y saboyana.

Reloj en una ánfora de dos asas, París, alrededor de 1810-20, bronce dorado y pintado, 54 x 40, 16 x 16 cm de base, Florencia, Museo Stibbert.

Reloj en una ánfora de dos asas, París, alrededor de 1810-20, bronce dorado y pintado, 54 x 40, 16 x 16 cm de base, Florencia, Museo Stibbert.

Los relojes, testigos del transcurrir de los acontecimientos, marcaban los ritmos de la vida en la corte, además de constituir prestigiosos símbolos para sus poseedores y pueden ser considerados como la unión de dos polos aparentemente opuestos, la ciencia y el arte: por una parte, el mecanismo, que cada vez se fue sofisticando más,  y, por otra, la caja que debía proteger al “corazón”.

Tiberio Titi (Florencia 1573-1627). Retrato de Cosme II de Médicis, h. 1604, óleo sobre lienzo, Florencia, Galería de los Uffizi.

Retrato de Cosme II de Médicis, de Tiberio Titi, h. 1604, óleo sobre lienzo, Florencia, Galería de los Uffizi.

Cabe recordar que antes de que el reloj mecánico fuese perfeccionado, la investigación de los científicos se valió de los medios cuyo funcionamiento estaba basado en la lectura de los astros, principal referencia para medir el paso de las horas, y en la alternancia del sol y de la luna. A este propósito, se ofrece un amplio panorama de instrumentos científicos, como la copia del Giovilabio de Galileo o diversos ejemplares del reloj solar, utilizados para medir el tiempo antes del mecánico, procedentes de otros prestigiosos museos florentinos como al Galileo y el Stibbert.

Reloj de sobremesa francés. Autor del mecanismo: Meuron y Compañía, h. 1790-1800, mármol blanco, bronce dorado y bronce cincelado (reloj); madera de olivo, estaño, latón, bronce cincelado, repujado y dorado, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería Palatina y Apartamentos Reales, Salón de la Caridad

Reloj de sobremesa francés. Autor del mecanismo: Meuron y Compañía, h. 1790-1800, mármol blanco, bronce dorado y bronce cincelado (reloj); madera de raíz de olivo, estaño, latón, bronce cincelado, repujado y dorado, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería Palatina y Apartamentos Reales, Salón de la Caridad

En un espectacular montaje, los cronógrafos documentan unos estilos de varias épocas y los gustos de los miembros que se sucedieron en el trono del Gran Ducado de Toscana: desde la sobria elegancia de la religieuse decorada con el emblema medíceo y con la figura alada y barbuda alegoría del tiempo, hasta la majestuosas Aurora. Cada pieza nos revela la importancia de asignar una materialización simbólica al transcurso de la vida. Las principales fuentes de inspiración para los artesanos fueron las divinidades mitológicas, personificación de ideas abstractas referidas al pasar de las horas, así como de animales con significado metafórico: valga un ejemplo para todos, reloj de mesa colocado en el dorso de un elefante, símbolo de paciencia y longevidad.

Reloj de sobremesa de Louis Courvoisier y Compañía, 1811-14, bronce dorado y esmalte policromado, en base de chapa de madera y bronce dorado, 57 × 42 × 23 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería de Arte Moderno del Palazzo Pitti.

Reloj de sobremesa de Louis Courvoisier y Compañía, 1811-14, bronce dorado y esmalte policromado, en base de chapa de madera y bronce dorado, 57 × 42 × 23 cm, Florencia, Galería de los Uffizi, Galería de Arte Moderno del Palazzo Pitti.

La preparación de esta muestra ha implicado la colaboración de historiadores del arte y de maestros relojeros del Instituto Técnico Leonardo da Vinci de Florencia. Y resulta muy significativo el hecho de que tal interés por la mecánica de la medida del tiempo, tan vinculada a la astronomía, se haya desarrollado en Florencia, la ciudad de Galileo, que ya en 1641 y también en 1649, a punto de morir, se estaba ocupando de la invención del reloj de péndulo.

Reloj de bolsillo italiano. Auto del mecanismo: Francesco Papillon, 1700-1724. bronce dorado, 6 cm de diámetro, Florencia, Galería de los Uffizi, procedente del Tesoro de los Grandes Duques.

Reloj de bolsillo italiano. Autor del mecanismo: Francesco Papillon, 1700-1724. bronce dorado, 6 cm de diámetro, Florencia, Galería de los Uffizi, procedente del Tesoro de los Grandes Duques.

Eminentemente didáctica, en la muestra se puede ver la parte interior de todos estos relojes en un vídeo que adentra al espectador en su parte pulsante.

Carmen del VANDO BLANCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top