Crear desde el paisaje

Instante-Entropía-IV.jpg

Comisariada por Semíramis González, En lo salvaje es una exposición de cinco artistas de lenguajes diferentes pero con un interés común: el paisaje, hilo conductor del discurso. Ellas son Lucía Antebi, Miren Pastor, Elena Fernández Prada, Ángela Losa y Cristina Ferrández, y su acercamiento a la naturaleza ofrece perspectivas personales, casi poéticas o de significados social y político. Puede visitarse en el Centro de Arte Alcobendas hasta el 26 de noviembre

Las palabras de la comisaria Semíramis González resumen muy bien lo que cuenta el proyecto al que ha bautizado En lo salvaje y que presenta en el Centro de Arte Alcobendas (Madrid): “Esta exposición traza un recorrido entre lo más salvaje del ser humano pasando por los cambios que este sufre a lo largo de su vida, en consonancia con el propio paisaje, para terminar en lo que de humano hay en la naturaleza y en la necesidad de preservarla ante la destrucción industrial. Cinco discursos diferentes para hablar, al final, de la existencia misma”.

De las cinco artistas, cuatro de ellas presentan aquí una pequeña muestra de series fotográficas en las que llevan inmersas tiempo. La quinta, Elena Fernández Prada (León, 1971), cambia la fotografía por la pintura y con dos cuadros maravillosos se acerca al Paraíso y al Infierno en una interpretación fragmentada de El Bosco cargada de detalles que merecen una contemplación pausada.

Infierno, por Elena Fernández Prada.

Infierno, por Elena Fernández Prada.

Paraíso e Infierno, por Elena Fernández Prada.

Paraíso e Infierno, por Elena Fernández Prada.

El trabajo de Cristina Ferrández (Alicante, 1974) es el más político y reivindicativo. Las fotografías y el vídeo de Instante Entropía denuncian la destrucción de lo natural por la búsqueda de un beneficio personal y económico. Retrata las calas de Cabo Negro en Asturias sobre las que durante dos años fue volcada la escoria de la industria siderúrgica. Por este paisaje que se ha convertido en un escenario oscuro se mueven figuras envueltas en plásticos de colores. Es un trabajo impresionante por lo que cuenta y por cómo lo cuenta.

Instante Entropía. por Cristina Fernández.

Instante Entropía. por Cristina Ferrández.

Con tendencia a la abstracción, las fotografías de Ángela Losa (San Sebastián, 1987) son una aportación  poética en la que la mirada hacia el paisaje adquiere tintes introspectivos y contagia la serenidad y paz de los colores que escoge: el azul y el blanco. Landas es una zona de Francia que la artista conoce bien, viaja a menudo allí y para este trabajo aprovecha momentos fuera de temporada, donde la soledad permite acercarse a la infinidad del paisaje de otra manera. Su cámara capta las huellas de la gente a su paso por la naturaleza y las apropiaciones que de ella se hace para los espacios más urbanizados. La serie es Landes.

Landes, por Ángela Losada.

Landes, por Ángela Losada.

Lucía Antebi (Buenos Aires, 1976) presenta dos incursiones a dos series distintas. Por un lado, encontramos un paisaje de roca y agua con gente tumbada o bañándose. Desde arriba observa una pareja, como lo haría en un zoológico. En la otra serie, Artebi capta con su cámara la performance que ella misma ha ideado (una mujer orinando en un entorno urbano) que culmina cuando un espectador irrumpe en la escena y se involucra con su reacción (o falta de reacción). Aquí, como señala la comisaria, “los seres humanos son salvajes, duermen en rocas, subvierten la ciudad”.

Las fotografías de Lucía Artebi en el Centro de Arte Alcobendas.

Las fotografías de Lucía Antebi en el Centro de Arte Alcobendas.

Bidean es el trabajo de Miren Pastor (Pamplona, 1985); el nombre significa en euskera algo así como “en el proceso, en el camino” y relata en unas fotografías bellísimas los cambios que se producen en la adolescencia puestos en relación con los del paisaje. Hay una imagen especialmente expresiva y metafórica: la de un árbol que parece luchar por escapar, pero las raíces son demasiado fuertes. El montaje, con las fotografías que suben y bajan, ayuda también a mostrar los altibajos que conllevan los cambios. Bidean es un proyecto largo, que todavía no ha terminado, y que ya ha dado lugar a dos fotolibros.

Bidean, por Miren Pastor.

Bidean, por Miren Pastor.

Todas estas historias, pintadas y fotografiadas, hablan de una manera y otra sobre la relación entre el ser humano y  el paisaje, cómo influye en nuestra identidad y cómo influimos nosotros en su preservación y degradación. Merece sin duda la pena asomarse a ellas.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top