Crear. Un refugio para protegerse

6.interior_fotopor_Nacho_López-3.jpg

La madriguera ediciones emprende su primer proyecto, un cuento y libro de artista para todas las edades que conecta con la idea de sentirnos protegidos. Imaginado por el ya fallecido Alberto Sánchez, lo recuperan hoy en ilustración y narración los artistas Antonio Ballester y Rafael Sánchez-Mateos

Finales de los años veinte en España, una fecha frágil que terminará por resquebrajar la barbarie y el dolor de las guerras. Sin embargo, su antesala en España, en Madrid, en Vallecas, por entonces periferia de la multitud y de la vorágine de la urbe, la ocupaba un grupo de artistas, ellos y ellas, de disciplinas dispares, que imaginaban poesía en el desagarro de la tierra. Una tierra vasta, árida y llena de heridas naturales. Su percepción, un campo entero de minas que esperaba ser liberado de tan menospreciada visión. Los creadores se lo tomaron al pie de la letra. Y como prueba, quedan hoy entre otros ejemplos las pinturas Paisaje astral, Cerro de Almodóvar y La huella, de Benjamín Palencia, Alberto Sánchez y Maruja Mallo, respectivamente; los poemas de Alberti y Miguel Hernández, los testimonios de Luis Lacasa; la herencia de todos ellos en el trabajo de Antonio Ballester.

Sobre estas líneas y arriba, interior del libro Un nido para protegerse de la rapiña y las alimañas, 2017, de La Madriguera Ediciones. Fotografías: Nacho López.

El artista madrileño, que bajo el mismo lema “Vivan los campos libres de España” que en su día evocó Alberto Sánchez a Benjamín Palencia precisamente en el campo y en Vallecas, protagonizó una muestra reciente en La Casa Encendida donde el lenguaje plástico nos remitía a ese simplificar las formas y el contenido para sobresaltar el detalle de lo “normal”, de lo que siempre pasa desapercibido, a la vez que privado de ser poético y poesía. Sin embargo, es ésta la fórmula que destaparon estos artistas de la Escuela de Vallecas y que en cierta manera Ballester recuerda en sus piezas: lo simple, tanto como un sol, la lluvia, el otoño, las montañas, el folclore de nuestra comunidad, no son aspectos menos sino los que nos sitúan en nuestra existencia y nos acogen para habitar. No obstante, el habitar lugares muchas veces produce el proceso contrario: su abuso, despierta el anhelo por la huida, por el refugio, de vuelta con estos amigos del lugar primigenio.

De izquierda a derecha, Rafael Sánchez-Mateos Paniagua y Antonio Ballester Moreno, autores de Un nido para protegerse de la rapiña y las alimañas, 2017. Fotografía: Julia D. Velázquez.

Alberto Sánchez y Antonio Ballester no coincidieron en el tiempo, no se llegaron a encontrar, una pena. Sin embargo, años después de la muerte del pintor y progenitor de la Escuela de Vallecas, se reúnen ambos en un cuento, libro de artista, para todas las edades. El título Un nido para protegerse de la rapiña y las alimañas, el cuál ya es un canto de unión a tan dispares edades y también un llanto de nostalgia por una de las piezas del escultor Alberto Sánchez que nunca llegó a levantarse: Monumento a los pájaros, un refugio para aquellos pájaros, que como el que vio aquel día paseando por el cerro de Almodóvar, eran atacados por las aves de rapiña.

Interior del cuento Un nido…, 2017. Fotografía: Nacho López.

Es esta la razón de ser de un lugar para protegerse, el sentirse en casa y alejarse del peligro; lo que encaja a la perfección con que este libro de artista, imaginado por Antonio Ballester y Rafael Sánchez-Mateos, se haya pronunciado en formato de cuento. Si hay algo que nos une a nuestra condición de humanos a todas las edades, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y personas de avanzada edad, son los miedos a aquello que nos invade, nos altera y ajetrea, como la ciudad al remanso de paz del campo.

De campo, de huida y de refugio, nos habla este cuento.

Sara VALVERDE

 

 

Un nido para protegerse de la rapiña y las alimañas, Antonio Ballester Moreno y Rafael Sánchez-Mateos Paniagua, diseño de Enrique Barco, La Madriguera Ediciones, 2017, 48 páginas, 15 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*