Muere la pintora figurativa Isabel Quintanilla

taller-quintanilla-y-francisco.jpg

Ayer, 24 de octubre, fallecía a los 79 años de edad en la localidad de Brunete (Madrid) esta artista y figura esencial del llamado grupo Realistas madrileños, un colectivo de pintores y escultores unido por lazos familiares y por plasmar su entorno cotidiano

Isabel Quintanilla (Madrid, 1938) fue una de las protagonistas de la exposición Realistas de Madrid, que pudo verse en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid entre febrero y mayo del pasado año, y su obra fue sin duda una de las más admiradas y destacadas por los visitantes de la muestra.

Como comenta Guillermo Solana, director artístico del museo y comisario junto a María López de esta exposición: “Para muchos, Maribel fue el gran descubrimiento de nuestra exposición. En su obra de los años sesenta y setenta hay algo radical, un rigor sin concesiones. Un vaso de duralex en un alféizar o un trozo de muro dibujados o pintados por ella tienen una serenidad y una verdad que no se puede olvidar. Como persona, Maribel era una mujer llena de energía, de luz”.

Sobre estas líneas, Frutero, 1966, óleo sobre tabla, 29 x 38 cm, colección particular. Arriba, Isabel Quintanilla y Francisco López Hernández en su taller (fotografía de Jaime Villanueva). Todas las obras de Isabel Quintanilla.

En esta muestra pudo verse también el trabajo de su marido, el escultor Francisco López Hernández, fallecido a principios de este mismo año, junto a la del resto de componentes de este grupo histórico y generacional (todos nacieron en torno a la Guerra Civil) de artistas que vivieron y trabajaron en Madrid desde la década de 1950, unidos tanto por el vínculo de su formación y de su trabajo como por sus relaciones personales y familiares.

Vaso, 1969, lápiz sobre papel, 34 x 25 cm, Berlín-Hamburgo, galería Brockstedt.

Además de Isabel y Francisco, componen el grupo Antonio López García (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) y su esposa, María Moreno (Madrid, 1933); el escultor Julio López Hernández (Madrid, 1930), hermano de Francisco (Madrid, 1932-2017), su mujer, la pintora Esperanza Parada (San Lorenzo de El Escorial, Madrid, 1928-Madrid, 2011) y Amalia Avia (Santa Cruz de la Zarza, Toledo, 1930-Madrid, 2011), casada con el artista Lucio Muñoz.

Isabel Quintanilla ingresa en 1953 en la Escuela Superior de Bellas Artes, finalizando con éxito sus estudios seis años después. En esos años conoce a Antonio López y a Francisco López Hernández, y surge entre ellos una amistad que supondrá un importante apoyo artístico y personal a lo largo de toda su vida.

Bodegón del membrillo, por Isabel Quintanilla, 1984, óleo sobre tabla, 50 x 54 cm, colección particular, Madrid.

En 1960 obtuvo una beca como ayudante de dibujo en el Instituto Beatriz Galindo. Poco después se casó con Francisco López y juntos se trasladan a vivir a Roma durante cuatro años. En 1982, Isabel se licencia en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Su primera exposición individual tuvo lugar en Caltanissetta, en Palermo, Italia, país al que regresó con su obra en repetidas ocasiones.

Ya en España, sus cuadros son expuestos en diversas galerías de Madrid –Edurne, Egam, Leandro Navarro–, en el Centro Cultural Conde Duque, también en Madrid, o en la Fundación Rodríguez Acosta de Granada entre otras. Particularmente destacan diversas exposiciones individuales en Alemania, como las celebradas en Fráncfort (galería Meyer-Ellinger), Hamburgo (galería Brockstedt) y Darmstadt (Darmstadt Kunsthalle) y las muestras colectivas organizadas por la galería Malborough de Londres, el Museo del Prado y el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, entre otras.

Habitación de costura, 1974, óleo sobre tabla, 100 x 82 cm.

La obra de Isabel Quintanilla forma parte actualmente de las colecciones de museos e instituciones como The Baltimore Museum of Art, la National Galerie de Berlín, el Städtische Kunstsammlungen de Darmstadt, la Hamburger Kunsthalle de Hamburgo, el Museum Athenaeum de Helsinki, el Museo Municipal Conde Duque de Madrid, la Bayerische Saatsgemäldesammlung de Múnich, el Neues Museum de Nuremberg, la Staatsgalerie de Stuttgart, el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, Smithsonian Institution, de Washington DC, así como de importantes colecciones de arte como la del Banco de España, en Madrid.

El viernes 3 de noviembre, a las 19.00 horas, se celebrará un funeral en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, en Brunete.

El grupo de realistas de Madrid frente a un cuadro de Antonio López en la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza.

2 thoughts on “Muere la pintora figurativa Isabel Quintanilla”

  1. Pude ver su obra este verano en Málaga, sensible, cálida y llena de luz,una artista maravillosa que nos ha dejado

  2. Pude ver su obra este verano en Málaga,sin duda una pintura maravillosa,sensible y llena de luz.Una gran artista que nos ha dejado su obra llena de sensibilidad y delicadeza

Responder a José Antonio alonso Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*