Marcos Tamargo: el corazón blanco

Recuerdos-100-x-100-cm-Mixta-tabla.jpg

La galería Alfonso XIII de Madrid acoge el último trabajo del artista asturiano en el que están condensadas todas las etapas de su desarrollo creativo. Un total de 24 pinturas que destacan por su gran fuerza expresiva, intensidad, sinceridad y expresividad. Hasta el 13 de noviembre, y del 16 al 19 del mismo mes en el FIG de Bilbao

Marcos Tamargo (Gijón, 1982) expone en Madrid su última serie, Anábasis Blanca, compuesta por 24 obras de pequeño, mediano y gran formato sobre lienzo, tabla y papel hecho a mano. En esta serie, una continuación de la anterior, Anábasis, el artista expresa su experiencia vital como un viaje hacia el interior y donde sus intereses afectivos, amigos, familia, lugares arraigados, se mezclan con nuevas topografías.

Sobre estas líneas, Estación, técnica mixta sobre papel, 90 x 60 cm. Arriba, Recuerdos, técnica mixta sobre tabla, 100 x 100 cm. Todas las obras son de la serie Anábasis Blanca del artista Marcos Tamargo.

Estas obras resumen las experiencias vitales de Marcos Tamargo en este año 2017, ha sustituido el paisaje de África y su cromatismo de naranjas, ocres y rojos, por Europa. Utiliza un color neutro –el blanco y en menor medida grises y negros–, que unifica la serie y con el que parece querer ahondar más si cabe en lo esencial.

La fuerte personalidad del artista busca nuevas formas de expresión en su proceso de madurez, donde están presentes rasgos suyos tan característicos, y que tanto nos seducen, como el predominio de lo matérico, más intenso en esta serie, donde mezcla elementos seleccionados y recreados en su memoria, a modo de testigos que ilustran su biografía. La superficie pictórica aparece así ocupada por materiales diversos como restos de madera, espigas silvestres o atadas por la mano del ser humano, libros quemados o muros, plenos de connotaciones que necesitan nuestra lectura y bajo el denominador común de una especie de nieve refulgente que lejos de aportar frialdad nos aproxima y conmueve.

Conocimiento, técnica mixta sobre lienzo, 50 x 70 cm. En esta obra, Tamargo rinde homenaje a su abuelo.

La Anábasis para Marcos Tamargo es viaje, descubrimiento y nexo de unión de los distintos lugares, personas, sentimientos abstractos y experiencias vividas, porque aunque pensemos que en estas obras el artista está lejos de la pulsión vital que le produjo su descubrimiento de África, no es así, pues aquí también está presente África en esos colores fríos, en la nieve, en los palos que para el artista representan restos de naufragio relacionados con los emigrantes africanos que tras un azaroso viaje acceden a Europa y sienten la frialdad del desarraigo y la incomprensión.

Efímero, técnica mixta sobre papel, 22,5 x 30 cm.

Marcos Tamargo se nos muestra auténtico y más comprometido en este proceso de sensibilización y progresión artística y personal. El resultado es un trabajo más maduro, intenso, sincero, sin concesiones, de gran fuerza expresiva y en el que están condensadas todas las etapas de su desarrollo creativo. Y es que el pintor ha configurado un universo de texturas propias que le permiten transmitirnos todo el conjunto de emociones y sentimientos que inspira su pintura.

Nieve en la valla, técnica mixta sobre papel, 22,5 x 30 cm.

Este excepcional trabajo de Marcos Tamargo podemos disfrutarlo hasta el lunes 13 de noviembre en la galería Alfonso XIII, Lagasca 27, en Madrid.

Carla TORRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*