“El bolígrafo azul se presta muy bien a mis temas oníricos y surrealistas”

1502816346721-1502806385842-Untitled-collage-2.jpg

Entrevistamos a Nuria Riaza, una ilustradora creativa, que mezcla lo tradicional y “hecho a mano” con las técnicas más actuales. Para celebrar los veinticinco años de la instauración de Calzedonia en España ha realizado dos murales con dos mujeres de diferentes épocas. Además, la artista Montserrat Salvat fue la encargada de realizar retratos rápidos de los invitados

Calzedonia celebró el pasado 23 de noviembre, en el de Jardín Botánico Madrid, los veinticinco años de la instauración de la marca italiana en España. Y lo ha hecho intentando plasmar el espíritu de la marca en una estética elegante, moderna y sensorial tanto en la decoración del acto como a través de la obra de varios artistas en distintas disciplinas artísticas, bailarines, fotógrafos e ilustradores, que se han inspirado en lo que esta marca les sugería a cada uno de ellos.

Sobre estas líneas, las mujeres que ha realizado Nuria Riaza para celebrar los veinticinco años de Calzedonia em España. Arriba, un dibujo de la misma artista.

De entre todos ellos hemos elegido a la joven ilustradora Nuria Riaza (Almansa, Albacete, 1990) por su original planteamiento estético. Licenciada en Bellas Artes por la UPV, cursó un Máster de Diseño e Ilustración en 2015. La artista, que trabaja con variadas técnicas, destaca por la maestría en el uso del bolígrafo y se define “como una ilustradora creativa handmade, artista visual, estética, nómada, flexible y multidisciplinar; una ilustradora híbrida que mezcla lo tradicional y hecho a mano con lo novedoso”. Pero sobre todo se declara “coleccionista de recuerdos y objetos absurdos”.

Nuria Riaza junto a algunas de sus obras.

Pregunta. ¿Qué te inspira a la hora de trabajar?

Respuesta. Es una pregunta difícil de responder porque me inspira todo lo que veo y todo lo que recuerdo, todo eso se queda en mi subconsciente y luego lo manifiesto dibujando.

P. ¿Cómo es el proceso creativo de tu obra?

R. Muy íntimo. Primero hago muchos bocetos de pequeño tamaño, de unos 3 centímetros, donde plasmo mis ideas. De ahí es de donde surge una imagen muy básica hecha con cuatro líneas y que finalmente paso a bolígrafo.

Obra de Nuria Riaza.

P. El bolígrafo Bic te aporta inmediatez y comodidad, pero ¿no crees que puede resultar limitativo por su monocromatismo y por la imposibilidad de corregir?

R. Es tal como dices, una herramienta limitada cromáticamente, pero ahora mismo el color azul, que tiene un espectro amplio que puede llegar hasta el color negro y da mucho volumen, se presta muy bien a mis temas oníricos y surrealistas. En cuanto al hecho de no poder corregir, al principio me irritaba bastante pero ahora aprovecho ese error, algo que, por otra parte, me parece muy divertido del proceso creativo.

P. En tus ilustraciones conviven tanto lo tradicional como lo novedoso…

R- Siempre voy buscando la tradición, hago mucho “dibujo analógico”, también coso y utilizo las texturas más clásicas del papel a la vez que intento romper un poco la imagen tradicional del dibujo académico.

Marbling 2, de Nuria Riaza.

P. ¿Que elementos de tu trabajo aportan tu sello, tu impronta?

R. El ideario que tengo en la cabeza y que son obras muy ordenadas en las que hay siempre varios objetos.

P. ¿Son significativos los títulos que pones a tus ilustraciones?

R. Totalmente, son muy personales y están inspirados en mis aficiones, como el cine, la literatura o el arte…

Marbling 1, de Nuria Riaza.

P. ¿Que proyectos tienes ahora mismo?

R. Estoy centrada en un trabajo que podrá verse en mi próxima exposición. Me dedico a recoger las fotos que se caen al suelo en el rastro y también ojeo libros de decoración de los años setenta y con todo ello estoy haciendo una especie de collage que da identidad a esas fotos que han sido tiradas y donde aparece gente que nadie sabe quién es, es como darle sentido y una especie de “segunda vida”.

Montserrat Salvat realizando un retrato rápido en la fiesta de Calzedonia en el Jardín Botánico..

P. ¿Que has realizado para celebrar los veinticinco años de Calzedonia?

R. He presentado dos murales con dos mujeres vestidas con un maillot dorado con medias diferentes. El dorado es elegante como lo es Calzedonia para mí. He elegido una mujer de los años veinte y una actual para dar a entender que aunque son dos mujeres distintas, de diferentes épocas y sociedades, las une la esencia femenina y por eso las he dispuestos en paralelo.

Carla TORRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*