Jasper Johns: algo parecido a la realidad

key-89.jpg

Hasta el 10 de diciembre, la Royal Academy of Arts de Londres acoge una exposición dedicada a este artista y miembro honorario de esta institución en la que se exhiben más de 150 obras entre esculturas, dibujos y grabados. Un recorrido por más de sesenta años de su trayectoria artística, desde sus comienzos hasta sus últimos trabajos. A partir del 10 de febrero y hasta el 13 de mayo de 2018 podrá verse en The Broad (Los Ángeles)

Comisariada por Roberta Bernstein y Edith Devaney, que han trabajado en estrecha colaboración con Jasper Johns, esta exposición es la más completa dedicada al artista que se haya celebrado en el Reino Unido en los últimos cuarenta años. Un total de más de 150 obras entre las que se encuentran esculturas, dibujos y grabados que recorren más de sesenta años de la trayectoria artística de este creador y miembro honorario de la Royal Academy of Arts londinense, desde sus comienzos hasta sus últimos trabajos. Además, hay que destacar que han logrado reunir algunas obras que rara vez salen de las colecciones privadas y públicas procedentes de todo el mundo.

Sobre estas líneas, Fool’s House (La casa de los tontos), 1961-62, óleo sobre lienzo con escoba (escultura), toalla, marco y taza, 182,9 x 92,5 x 11,4 cm, colección particular © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Arriba, Sin título, 1992-94, encáustica sobre lienzo, 199,4 x 300,7 cm, The Eli and Edythe L. Broad Collection © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Todas las obras de Jasper Johns.

El título de la exposición, Something Resembling Truth (Algo parecido a la realidad) hace referencia a unas declaraciones que hizo el propio Johns en 2008: “Uno espera que en su obra se vislumbre por lo menos algo parecido a la realidad, una expresión de vida o incluso de elegancia”.

Johns es célebre por sus emblemáticas imágenes de banderas, dianas, números, mapas y bombillas, y ha ocupado un lugar clave en el panorama artístico contemporáneo norteamericano desde que llegó a Nueva York en los años cincuenta. Su uso de motivos cercanos y cotidianos ya había ampliado el vocabulario de aplicación a la pintura en 1955. Su tratamiento de la iconografía y su apropiación de objetos y símbolos convirtieron lo cotidiano en extraordinario, y esto es algo que Johns consiguió con las complejas texturas típicas de sus obras. A través de sus innovadores cuadros y esculturas, Johns cambió definitivamente el rumbo del mundo del arte, que hasta entonces había estado dominado por el expresionismo abstracto.

Diana, 1961, encáustica y collage sobre lienzo, 167,6 x 167,6 cm, The Art Institute of Chicago © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London. Photo: © 2017. The Art Institute of Chicago / Art Resource, NY / Scala, Florence.

Y precisamente esta exposición, realizada en colaboración con el The Broad (Los Ángeles), revela qué aspectos de la obra del artista han cambiado y cuáles han permanecido a lo largo de las últimas seis décadas, y pone de manifiesto cómo la curiosidad y experimentación siguen estando presente en su trabajo más reciente.

Durante los años sesenta el artista introdujo en sus obras elementos tales como objetos de su estudio, estampaciones y moldes de escayola de formas humanas. En esa época fue cuando comenzó a explorar técnicas de grabado y en la actualidad está considerado uno de los máximos exponentes modernos de este arte. En las obras de los años setenta predominó un motivo abstracto conocido como “rayado”. En la década de los ochenta, introdujo un repertorio de imágenes que aludían a la ambigüedad de la percepción y temas constantes relacionados con la memoria, la sexualidad y la contemplación de la mortalidad.

Bandera, 1958, encáustica sobre lienzo, 105,1 x 154,9 cm, colección particular © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Photo: Jamie Stukenberg © The Wildenstein Plattner Institute, 2017.

A partir de esta época, Johns comenzó a hacer cada vez más uso de calcos y detalles de obras pertenecientes a artistas como Matthias Grünewald, Pablo Picasso y Edvard Munch. Johns siguió desarrollando una complejidad cada vez mayor de tema y referencia en sus obras de los años noventa. A principios de la década del siglo XXI comenzó una serie más conceptual y reducida denominada Catenaria que, junto a otras obras recientes como 5 Postales, 2013 (colección particular) y Lamentos, 2013 (colección particular), muestra la gran productividad y vitalidad de la última etapa de su trayectoria artística.

Verano, 1985, encáustica sobre lienzo, 190,5 x 127 cm, Museum of Modern Art, New York © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. © 2017. Digital image, The Museum of Modern Art, New York / Scala, Florence.

La exposición está dividida en secciones temáticas que abarcan la gama completa de materiales, motivos y técnicas que ha utilizado Johns, entre las que se encuentran su original uso de la encáustica (cera caliente) y el collage en sus cuadros, y las innovaciones que ha aportado a los campos de la escultura y las artes gráficas al aumentar las posibilidades de los medios tradicionales.

Entre las obras más destacadas de esta exposición está Bandera, 1958 (colección particular); Bronce pintado, 1960 (colección particular); Pintura con dos bolas, 1960 (cedida en préstamo al Museo de Arte de Filadelfia); Del 0 al 9, 1961 (colección particular); Diana, 1961 (Instituto de Arte de Chicago); Señuelo, 1971 (colección particular); Entre el reloj y la cama, 1981 (Galería Nacional de Arte de Washington); Bailarines en un avión, 1980-81 (Tate); Ventrílocuo, 1983 (Museo de Bellas Artes de Houston); Verano, 1985 (Museo de Arte Moderno de Nueva York), y Puente, 1997 (colección particular).

Entre el reloj y la cama, 1981, óleo sobre lienzo, 182,9 x 320,7 cm, Collection of the artist © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Photo: Jamie Stukenberg © The Wildenstein Plattner Institute, 2017.

Apuntes biográficos

Jasper Johns nació en 1930 en Georgia y se crió en Carolina del Sur. Empezó a dibujar de niño y fue a la Universidad de Carolina del Sur, en 1948 se trasladó a Nueva York, donde estudió durante una temporada en la Escuela de Diseño Parsons. Tras dos años de servicio en el ejército, destinado en Carolina del Sur y Sedai (Japón) durante la Guerra de Corea, el artista volvió a Nueva York en 1953. Enseguida entabló amistad con el artista Robert Rauschenberg, el compositor John Cage y el coreógrafo Merce Cunningham.

Pintura con dos bolas, 1960, encáustica y collage sobre lienzo con objetos (tres paneles), 165,1 x 137,5 cm, Collection of the artist © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Photo: Jamie Stukenberg © The Wildenstein Plattner Institute, 2017.

El influyente galerista Leo Castelli descubrió a Johns durante una visita al estudio de Rauschenberg en 1958 y le brindó la oportunidad de hacer su primera exposición en solitario. Y fue en esa muestra donde Alfred Barr, director fundador del MoMA de Nueva York, adquirió tres de las obras de Johns. Desde entonces, el artista ha celebrado exposiciones en solitario por todo el mundo en instituciones como el propio MoMA, el Met de Nueva York, la Galería Nacional de Arte de Washington o el Centro Pompidou de París. En la actualidad, el artista reside en Connecticut.

Arrepentimiento, 2013, óleo sobre lienzo, 127 x 182,9 cm, Collection of Marguerite Steed Hoffman © Jasper Johns / VAGA, New York / DACS, London 2017. Photo: © Jerry L. Thompson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*