Desiderio Delgado: el rumor del agua

DESIDERIO-DELGADO_Fuente-del-pez-I-61-x-94-cm.-acrílico-sobre-tabla.jpg

El pintor cordobés muestra hasta el 5 de enero su último trabajo, bodegones, paisajes y arquitecturas andaluzas, en la galería Ansorena de Madrid. Con una pincelada suelta y concisa, sus obras son todo un repertorio de contrastes, entre luces y sombras o entre abstracción y figuración

“El agua me atrae y me encanta desde que era un niño. Según cuenta mi madre cuando me perdía me encontraban siempre cerca de ella en el cortijo de mis padres. Además, el agua es una excusa para avanzar en mi camino pictórico.” Con estas palabras Desiderio Delgado (Puente Genil, 1955) explica su atracción por pasmar el agua en sus obras.

Sobre estas líneas, Identidad propia III, acrílico sobre tabla, 105 x 225 cm. Arriba, Fuente del Pez I, acrílico sobre tabla, 61 x 94 cm. Todas las obras de Desiderio Delgado expuestas en la galería Ansorena (Madrid).

En la exposición que presenta ahora en la galería Ansorena de Madrid, el pintor muestra sus últimas obras: bodegones, paisajes y arquitecturas andaluzas y donde el líquido elemento vuelve a ser una vez más el protagonista absoluto a través de su representación en piscinas, fuentes, pilones, albercas, orillas y riberas. Esta “obsesión” de Desiderio Delgado por el agua también tiene que ver, como confesaba en una entrevista, con la idea de libertad, de frescura, que transmite, una sensación que intenta extrapolar a su pintura..

El discurso pictórico se centra en el rumor del agua y una pincelada suelta y concisa es el instrumento para reflejar todo un repertorio de contrastes, brillos y fluidez, luces y sombras y jugar entre la abstracción y la figuración porque como afirma Desiderio Delgado “en el agua encuentro la posibilidad de ser abstracto y también figurativo, porque junto a las manchas, sutilezas y ritmos puedo introducir algún detalle como un caño”.

Espejismo de agua I, acrílico sobre tabla, 75 x 100 cm.

Desiderio Delgado estudió Artes y Oficios y desde entonces la pintura se convirtió en su “oficio”, en su vida, diariamente se encierra en su taller con sus pinceles y sus pinturas para dejarse atrapar por las ideas que luego plasma en sus cuadros. Vive como dice él en una “aldea” a las afueras de Córdoba pero eso no le impide conocer lo que se cuece en el mundo del arte y  exponer por toda la geografía española, algo que ha facilitado mucho las nuevas tecnologías y el AVE. Y es que como afirmaba el pintor en una entrevista a Marta Carrasco “las fronteras en el mundo del arte están tan rotas como las disciplinas y nadie que esté en este oficio puede pensar otra cosa. La ética debe ser el único patrimonio común en todos los creadores”. Desiderio Delgado fue nombrado académico de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba en 2006 y ha realizado exposiciones individuales en Córdoba, Marbella, Algeciras, Jaén, Sevilla y Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*