Cristina Rodrigues y Kris Verdonck en Naves Matadero

27-Cristina-Rodrigues-_photo-by-Marco-Coutinho-Longo.jpg

La Nave 10 de este espacio madrileño acoge, hasta el 14 de enero, O Sudário, una instalación textil de la creadora portuguesa en la que reivindica el papel de las mujeres como guardianas de la tradición cultural y milenaria de la producción del lino en la zona de Viseu. Por otra parte, la Nave 11 muestra IN VOID II, un circuito instalativo del artista belga que reflexiona sobre la relación de la tecnología y el ser humano (hasta el 7 de enero)

Cistina Rodrigues (Oporto, 1980), una de las artistas portuguesas más importantes de su generación, reivindica en todas sus intervenciones artísticas el papel de las mujeres como guardianas de la tradición cultural, conservadoras perseverantes de un patrimonio que tiende a desaparecer y en O Sudário esto se puede ver claramente.

Sobre estas líneas, instalación O Sudário, de la artista portuguesa Cristina Rodrigues. Fotos: Couthnho Longo.

La instalación, que fue creada específicamente para la Bienal de Arte de Colombo (Sri Lanka) de 2016, parte de la inmersión de la artista en las tradiciones textiles de Viseu (Portugal), conocido por ser el centro más importante del país de producción de lino artesanal. Allí buscó la colaboración de las tejedoras de Várzea de Calde, mujeres que perpetúan la historia artesanal de su zona utilizando las técnicas milenarias de elaboración del lino. Y con estos métodos tejieron los paneles de lino de O Sudário que posteriormente fueron estampados a mano y adornados con franjas de seda y cintas de raso, también producidas en Portugal. El resultado es un diálogo entre la tradición y contemporaneidad que alza un testimonio actual que conecta con antiguas narraciones.

Toda la obra de Rodrigues se rige por una estética sencilla que flota entre la etnografía social, la antropología y la sostenibilidad. Elabora cada una de sus piezas con minuciosidad y como resultado obtiene reliquias escultóricas que muestran el recorrido de la propia obra y la identidad artística de objetos obsoletos. Mezcla magistralmente el virtuosismo con lo común y sus instalaciones son tan universales en su significado como local en su inspiración.

IN VOID II, el fin de la humanidad

La Nave 11 de Naves Matadero estará habitada desde hoy y hasta al 7 de enero por autómatas e instalaciones tecnológicas que presentarán un teatro deshabitado pero lleno de movimiento e interacciones. 

El artista belga Kris Verdonck presenta en IN VOID II un circuito instalativo en el que dialogan nueve instalaciones diferentes y que muestran una relación entre el ser humano y la tecnología en el que la humanidad no tiene cabida. Un futuro distópico en el que la persona no tiene decisión ni poder, sino que está supeditado a la tecnología que él mismo ha creado.

Estas instalaciones funcionan como fantasmas del futuro: reflejan futuros desastres cuyas huellas ya pueden verse hoy en día. Algunos trabajos se refieren específicamente a la contaminación de nuestro planeta, la guerra o el hipercapitalismo. Otras actúan de forma autónoma y exploran la redundancia de los seres humanos.

Bogus I y II, Brass, Dancer #2 y #3, Mouse, Pellet y Drone son instalaciones que han pasado por el Martin E. Segal Theater Center de Nueva York y a la que se ha sumado para su presentación en Naves Matadero Unit. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*