Toulouse-Lautrec entre bambalinas

05-Estuche-abierto-escenario-láminas.jpg

La editorial Artika celebra sus quince años con el lanzamiento en el mes de febrero de El teatro, un libro de artista dedicado al creador francés. Una obra de carácter íntimo que plasma la vida nocturna de uno de los pintores postimpresionistas más revolucionarios del mundo del arte

En el año 2003, Artika comienza a expresar su compromiso con el arte y la edición de lujo con una obra de Dalí. Desde entonces, ha dedicado sus obras a los grandes maestros de la historia del arte, con libros sobre Jaume Plensa, Pablo Picasso, Van Gogh, Miquel Barceló, Joaquín Sorolla, Joan Miró, Eduardo Chillida, Antoni Tàpies, Antonio Saura, Goya, Rembrandt y Antonio López, hasta formar una colección que cuenta ya con más de 20 títulos.

Sus ediciones son valiosas obras de arte y objetos de colección. La singularidad de las obras se debe a que cada pieza se crea de forma manual, con materiales nobles y un diseño único, y es el resultado de un exhaustivo proceso de investigación con los artistas, familiares, expertos y críticos del sector.

Su última obra, que se pone a la venta en el mes de febrero, está dedicada a Henri de Toulouse-Lautrec y al París de la Belle Époque. El Teatro refleja la parte más personal del pintor francés, que sin lugar a dudas, ha sido el artista que mejor ha retratado la esencia bohemia del barrio artístico de Montmartre.

Un homenaje que plasma su gran pasión: pintar el espectáculo de las noches parisinas de finales del siglo XIX, de los teatros, cafés, salas de baile, cabarets y prostíbulos. Un trazo rápido y un punto de vista totalmente subjetivo caracterizan los pequeños dibujos con los que el pintor captó la esencia de cada instante.

La obra se compone de un estuche y tres libros que rinden homenaje al teatro y trasladan al lector a los escenarios parisinos de la época. Gracias a su composición en forma de escenario, la obra permite disfrutar de infinitas combinaciones entre los volúmenes y las láminas.

La obra se presenta en un estuche forrado en tela de color rojo que representan las cortinas de un teatro, y con un detalle del dibujo El palco del mascarón dorado en la portada. El estuche se abre en forma de escenario y presenta los tres elementos de la obra: Libro de Arte, Libro de Estudios y Libro de Montmartre.

Libro de arte, los dibujos de 30 momentos únicos

Los dibujos plasman lo que sucedía en los teatros; muestran el espectáculo que se celebraba en los palcos, en el patio de butacas y entre bambalinas. A través de su gran destreza e imaginación, Lautrec captaba la naturaleza de los actores y actrices que protagonizaban la escena. Se trata de la primera vez que un libro de estas características refleja esta parte tan íntima del autor.

Una colección de 30 litografías escogidas por los expertos del Museo Toulouse-Lautrec, con el que Artika ha trabajado conjuntamente para crear esta obra. Además, el libro de arte incluye el Acta Notarial, numerada a mano, que certifica que la edición es única y numerada.

Libro de estudios. Una recopilación para conocer a Toulouse desde su faceta más íntima

El Teatro de Toulouse-Lautrec incluye como segundo elemento un volumen que adentra al lector en el universo del artista posmodernista y desvela la importancia que el teatro tuvo en su vida y, en consecuencia, en su obra.

Contiene los estudios realizados en exclusiva por Julien Dumas, experto en arte y Valèria Gaillard, periodista cultural. Danièle Devynck aporta a la obra dos artículos y una cronología y Julien Dumas, junto con Valèrie Gaillard, muestran textos anecdóticos de las noches parisinas de la época, que nos acercan a la vida y a la obra del artista.

Formado por 192 páginas, en edición bilingüe en español e inglés, el volumen recoge textos sobre la vida y obra de Toulouse-Lautrec, así como abundante material gráfico del pintor, que incluye desde sus cuadros más reconocidos hasta sus famosos carteles, que revolucionaron el mundo del arte y la publicidad.

El libro de Montmartre, el barrio bohemio de París que cambió el mundo del arte

El tercer volumen descubre el origen y el espíritu de la noche parisina y ayuda a situar y contextualizar la obra de Toulouse-Lautrec en el barrio de Montmartre de la época, el epicentro cultural que vio nacer a los mejores artistas del momento y que tanto marcó a Lautrec.

Gracias al material recopilado en exclusiva por Oscar Jané, profesor agregado de la Universidad Autónoma de Barcelona, se han recuperado documentos y testimonios de la época, que describen cómo se forjó un entorno verdaderamente influyente para los grandes movimientos culturales del siglo XX. A través de una miscelánea de textos de autores, noticias de la época, cartas y canciones populares, se traza un recorrido por el Montmartre literario y artístico.

La encuadernación tanto del Libro de Montmartre como del Libro de Estudios han sido realizadas a mano. El encolado de las portadas, impresas en alta calidad, se ha realizado por expertos encuadernadores en cartulina gráfica de 350 gramos y una cubierta plastificada mate antirallado.

Biografía: Descubriendo a Henri de Toulouse-Lautrec

Nacido en Albi en 1864, Toulouse Lautrec era miembro de una familia aristócrata francesa. Una enfermedad congénita, agravada por una caída de caballo, fue la causa de su frágil salud y su baja estatura.

Las largas convalecencias le ayudaron a interesarse por el dibujo, lo que le impulsó a mudarse a París e instalar su propio estudio en pleno corazón del Montmartre. A pesar de estar influenciado por Edgar Degas y las estampas japonesas Ukiyo-e, su obra se basó en la recuperación del dibujo y en la preocupación por la luz y la expresividad de los personajes.

La vida en Montmartre y sus salidas nocturnas le sirvieron de gran inspiración para su obra. Vivió intensamente la noche parisina de finales del siglo XIX, llegando a conocer todos sus detalles y dejando sus obras como testimonio de aquél ambiente único.

A través de litografías y carteles de cabarets parisinos, con el célebre Moulin Rouge a la cabeza, se convirtió en el precursor del diseño del cartel moderno, y elevó la técnica de litografía a categoría de arte.

Debido a un deterioro progresivo de su salud, murió en 1901 con tan solo 36 años de edad. Henri de Toulouse-Lautrec ha pasado a la historia como el máximo representante de la bohemia de Montmartre. A través de su trazo elástico y expresivo consiguió evocar la magia de París de finales del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*