May San Alberto: la lucha de las “otras”

casser-les-tabous-2-copia.jpg

Bajo el título Briser le silence (Romper el silencio), esta artista tinerfeña aúna el arte y el compromiso feminista en una exposición que se centra en la realidad de las mujeres africanas, árabes y musulmanas. Un paseo en cuatro actos a través de fotografías y collages realizadas en Mauritania. Centro de Arte La Recova, Santa Cruz de Tenerife, hasta el 31 de mayo

“Si apreciamos lo que hemos heredado de otras mujeres de forma gratuita, seguramente es un deber ético y moral para todas nosotras levantarnos y decir: ‘yo soy feminista’”, esta cita de Annie Lennox que May San Alberto (Candelaria, Tenerife, 1956) utiliza en el texto de esta exposición deja clara la postura tanto artística como humana de esta creadora canaria. Y es que no es la primera vez que San Alberto dedica uno de sus proyectos a la lucha por la igualdad de la mujeres, su trayectoria precisamente destaca por aunar arte y compromiso activo con las reivindicaciones feministas.

Sobre estas líneas, obra de Briser le silence: 20 obras impresas y pintadas en lienzo, 50 x 40 cm. Arriba, Casser les tabous: políptico de 21 fotografías en papel, 71 x 30 cm cada una.

En este caso, Romper el silencio, es una exposición con una complejidad particular porque muestra un entorno diferente del que se mueve habitualmente. Su mirada se detiene en un país muy cercano geográficamente (Mauritania) pero muy alejado de nuestra cultura europea, rica y blanca: la lucha feminista de las “otras”, de las mujeres africanas, árabes y musulmanas que viven en una sociedad tradicionalmente patriarcal y mucho más estricta que la nuestra.

La exposición se organiza en base a varios aspectos: la praxis feminista, el propio feminismo como cosmovisión y la “mujer” como sujeto histórico, como ente colectivo e individual. Con este proyecto, la artista propone al visitante un paseo en cuatro actos que se inicia con el cuestionamiento de la superioridad del hombre y de las tradiciones, hasta romper con el sistema establecido y exigir sus derechos.

Ôter les masques: 21 fotografías impresas en papel, 50 x 33 cm.

La artista explica que los collages y fotografías que forman parte de la exposición proyecto han estado “influenciados por Barbara Kruger, Sherry Levine o Sirin Nesthat, entre otras mujeres artistas, con el objetivo de reconocer la voz de las mujeres que cada día se enfrentan a las desigualdades que sufren para dejar un mundo mejor tanto a sus hijas como a sus hijos”.

Las mujeres retratadas por la artista May San Alberto en Romper el silencio (Briser le silence) son reales…, son mauritanas, son valientes y son combativas, pero a la vez son símbolos que representan a cualquier mujer de cualquier país, estatus o religión. Pertenecen a la Asociación de Mujeres Jefes de Familia (AFCF) que se dedica desde hace veinte años a defender los derechos de las mujeres y con su voz visibilizarlas en su país y en el mundo.

Dévoiler le secret.

Su presidenta, Aminietou mint El Moctar, es una luchadora incansable. Feminista, valiente y provocadora. Primero peleó de modo individual por su propia libertad, resistiéndose al patriarcado y a la discriminación, para posteriormente, en la AFCF, defender a las mujeres víctimas de todas las formas de violencia y esclavitud. En los últimos tiempos su objetivo es reclamar los derechos individuales tanto de mujeres como de hombres.

Este proyecto, que la artista inició en Tenerife, es el resultado de un viaje a Nouakchott en abril 2014 en el que realizó las fotografías. La preparación de las obras y la creación de la instalación se ha elaborado durante 2016 y 2017.

Montaje de Casser les tabous.

Como otros trabajos artísticos de May San Alberto (XXI Albores, ¿Qué estás pensando?, Entre otros discernimientos, Consecuencias, Secretos fracturas y acotamientos o Vidas paralelas), Romper el silencio está compuesto de cuatro partes diferentes que, aunque forman un todo, se pueden exponer juntas o por separado: Casser les tabous (Derribar los tabús), políptico de 21 fotografías en papel; Ôter les masques (Quitarse las máscaras), 20 fotografías impresas en papel; Briser le silence (Romper el Silencio), 20 obras impresas y pintadas en lienzo, y Dévoiler le secret (Desvelar el secreto), instalación de medidas variables. Cada una de las partes se acompaña de un poema.

Como explica la propia artista, “mediante el tratamiento de las fotografías he querido convertir a las protagonistas en iconos, alejándolas de su individualidad. El proceso ha sido lento y reflexivo, a veces digital y otras manual, mediante el cual se ha exagerado las texturas, se ha manipulado el color, se les ha sometido a un ligero desenfocado o se ha intervenido sobre ellas con barnices, rotuladores, acrílicos, crayones o papel”.

Algunas veces aparece una máscara, que simboliza aquellos sentimientos profundos y antiguos que emergen en todas las personas a cada poco y que impiden la igualdad: las tradiciones, los tabús, el machismo, la injusticia, la indiferencia.

Por otra parte, la instalación propone una escenificación artística, compuesta mediante elementos femeninos mauritanos, que reflejan el peso de las tradiciones en cualquier cultura. Con ello se invita a reflexionar sobre la esclavitud de la mujer para proyectar una determinada imagen según el modelo de sociedad y sobre los procesos a los que debe someterse para ajustarse al prototipo que se le asigna.

En definitiva, los proyectos de May San Alberto, que se exponen habitualmente tanto en salas canarias, como nacionales e internacionales, destacan por un planteamiento  muy ecléctico en lo formal y conceptualmente hablan siempre de su posición en el mundo como mujer y como artista, de sus propias experiencias y de la fragmentación de la existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top