Edurne Herrán y sus distintos “yoes”

apertura-Edurne-Herran.jpg

La fotógrafa hispanoalemana presenta por primera vez su trabajo en el Centro Andaluz de Fotografía de Almería. Un proyecto que gira en torno a la transformación de su propia imagen que se complementa con una serie de acciones a modo de happening que experimenta qué prejuicios y reacciones sufre con las distintas personalidades mostradas. Hasta el 27 de mayo

La obra de Miren Edurne Herrán Olías (Ingolstadt-Donau, Alemania, 1978), que vive a caballo entre Berlín y Madrid, gira en torno a la cotidianidad, el encuentro y la comunicación entre los seres humanos. Consciente de cómo las nuevas tecnologías y la red catalizan y magnifican los estados emocionales, se sirve de estos nuevos sistemas sociales y dinámicas de comunicación para contextualizar algunas de sus propuestas. Otra de las constantes de su trabajo es la participación del público porque da sentido a la obra y la dota de un carácter performativo.

Sobre estas líneas y arriba, obras de la exposición Futuro perfecto de Edurne Herrán en el CAF de Almería.

Bajo el título Futuro perfecto, el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) de Almería dedica una exposición por vez primera a la fotógrafa hispanoalemana. Un trabajo que muestra el resultado de un proyecto que comenzó mientras cursaba, gracias a la beca Roberto Villagraz, el master de EFTI de Fotografía Contemporánea y Proyectos Personales, y que gira en torno a la transformación de su imagen y, a modo de happening, la realización de una serie de acciones con la finalidad de experimentar qué prejuicios y reacciones sufre con las distintas personalidades mostradas.

En la muestra hay un apartado de documentación en el que se exhibe gran parte del proceso del proyecto y todo el material relativo a la investigación, como libros, artículos o referentes artísticos. Sophie Calle, Cindy Sherman y Orlan son los grandes referentes de este trabajo, pero hay muchos más (se muestran en la documentación). La exposición está dedicada a David Bowie y sus alter-egos.

Todas las fotografías de Edurne Herrán.

Edurne Herrán entiende la idea de identidad como un “proceso de elaboración constante. Somos la suma de nuestros yoes anteriores, y con cada decisión que tomamos o acto que realizamos, continuamente estamos transformándonos. Los demás también forman parte de este proceso personal, y ayudan a que nos maleemos a medida que transcurre el tiempo y las experiencias vividas (o deseadas). Comencé a preguntarme acerca de la plasticidad del futuro; al igual que modificamos y moldeamos nuestro aspecto exterior, nuestro futuro también se (de)forma. Cada acto que realizamos tiene sus consecuencias, y cada decisión que tomamos nos abre una nueva puerta”.

Ludovika.

En este trabajo, como en gran parte de su obra anterior, el transcurso del tiempo y la autobiografía están presentes. Y añade que “planteo una serie de acciones, casi a modo de juego; algo que denomino ‘experimento sociológico a pequeña escala’. Me proyecto hacia el futuro desde distintos presentes; analizo, imagino y transformo ese tiempo que está por llegar. No se trata de una cuestión de exploración del autorretrato, sino que utilizo mi imagen y referente para convertirme en un medio que busca varios fines. Cuestiono temas personales y universales: cómo nos prejuzgan y prejuzgamos, el miedo y la inseguridad ante un futuro laboral incierto, las preocupaciones que retumban en nuestra psique, la maleabilidad del futuro y de nuestra imagen personal, la necesidad de aprobación ante los demás…”.

Rosi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*