Álvaro Bautista, inspirado por el paisaje

GARROFERA-oleo.jpg

La galería Art Dam de Castellón presenta los dibujos en grafito, acuarelas y óleos de este artista, reconocido sobre todo por su trayectoria como diseñador gráfico. Una exposición compuesta por una veintena de obras centradas sobre todo en la naturaleza. Hasta el 19 de mayo

Fundada por el polifacético artista castellonense Paco Puig (pintor, compositor, músico y poeta) y uno de los pintores más influyentes de la provincia, la galería Art Dam lleva abierta más de veinte años, en los que se ha ganado ser reconocida como un espacio expositivo de prestigio en Castellón.

Sobre estas líneas, Fronda. Ezcaray, acuarela. Arriba, Carrofera, óleo. Todas las obras de Álvaro Bautista, expuestas en la galería Art Dam (Castellón).

Álvaro Bautista (Plasencia, 1959) es un diseñador con una gran trayectoria. Una carrera que comenzó en Madrid para más tarde, en Castellón, formar parte de la agencia de publicidad Viva y, en 1985, fundar su propio estudio de diseño gráfico especializándose en la asesoría y el desarrollo de programas de identidad corporativa y estrategias de comunicación.

En sus más de treinta años de actividad ha recibido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales por su trabajo, como el Primer Premio (por España) del Concurso Europeo de Diseño Gráfico Distinction (París, 1995), varias selecciones Laus (Barcelona), el Premio Letra Roland de Oro (Madrid, 2011) o el Emporia Oro en los Premios Internacionales de Arquitectura Efímera (Barcelona, 2013).

Atardecer en el valle,

Junto a su trayectoria profesional, Álvaro Bautista ha ido tejiendo otra como pintor. Una faceta que retomó hace más de una década y que encuentra en el paisaje la fuente de inspiración de su obra “siempre me he sentido más atraído por el paisaje y la naturaleza”, confesaba en una entrevista el día de la inauguración. Algo que es evidente en la veintena de piezas que presenta en esta muestra de la galería Art Dam. Además añade que le encanta pintar del natural y que en sus viajes toma infinidad de apuntes de lugares que le cautivan. Unas obras donde hay “dibujo, atmósfera o perspectiva e, incluso, hay ciertos elementos que se acercan a la abstracción”.

Dibujos, acuarelas y óleos, técnica esta última que ha pulido en el estudio de César Díaz Naya, al que considera su “mentor”, de los viajes junto a su esposa Rosa y muchas horas de buscada soledad con el paisaje como única compañía.

Dehesa, óleo.

Un paso que surge sin esperarlo, como los paisajes que alimentan su obra, pero con la firme voluntad de “saldar una deuda con todo un referente del expresionismo, Paco Puig”, de compartir y seguir aprendiendo.

De esos cuadernos de viaje en los que Bautista iba plasmando en grafito o acuarelas esos “instantes irrepetibles de un cielo o de un campo oreado por el viento. Poco a poco, esos bocetos fueron pasando a formatos más grandes, y a nuevas técnicas como el óleo. Junto a su intuición y a su innegable facilidad para el dibujo, fue añadiendo también una formación más académica, que le ha facilitado adentrarse en lugares de más difícil acceso”, como explica Rosalía Torrent (directora del MACVAC), en su artículo sobre esta exposición.

Tres fuentes, acuarela.

En la exposición que podemos ver en Art Dam hay tres ejes: dibujos a grafito, acuarelas y óleos. “Los dibujos demuestran una técnica brillante y una fuerza inusual. Denotan un dominio del que inicialmente fue también su principal instrumento como diseñador. Poco tiene que aprender aquí Álvaro Bautista, quizá solo le quede dibujar y dibujar para abrir mundos que contemplen nuevos temas”, comenta Torrent.

Arboleda, apunte al óleo.

En cuanto a la acuarela y al óleo, para Torrent, “se observa una tendencia hacia manchas o pinceladas cada vez más atrevidas. La relativa contención que solicita la obra gráfica se expande aquí con total libertad. Muy probablemente, en un futuro, a la acuarela, le esperarán los grandes formatos, cosa que añadirá un plus a unos trabajos que tienen el poder de la frescura y la inmediatez. Los óleos, por su parte, han experimentado una muy interesante progresión. Todo un logro esos cuadros de troncos retorcidos donde se recoge la mejor tradición del expresionismo. Mientras, en otros lienzos, asistimos a sugerentes composiciones de planos binarios salpicados de elementos paisajísticos individuales. Es el inicio del futuro”, añade Torrent.

Vendedor de naranjas, acuarela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*