Se subasta el dibujo que Matisse realizó de Mary Hutchinson

Matisse-Portrait-of-Mrs-Hutchinson-charcoal-and-estompe-on-paper.jpg

El próximo 19 de junio Sotheby’s sacará a subasta el retrato que el pintor realizó en 1936 de una de las figuras más activas del conocido como Círculo de Bloomsbury. Precio estimado: 2.000.000-3.000.000 de libras esterlinas

St. John Hutchinson, esposo de Mary, la protagonista del dibujo que Sotheby’s sacará a subasta, adquirió esta obra por unos 8.000 francos. Se trata de un retrato hecho en carboncillo que, según Thomas Boyd-Bowman, uno de los especialistas de la popular casa británica, es uno de los mejores trabajos de Matisse que han visto en los últimos años. Ahora se espera que el dibujo pueda alcanzar los 3 millones de libras esterlinas.

Sobre estas líneas y arriba, Retrato de Mrs Hutchinson, por Matisse, carboncillo sobre papel, Sotheby’s.

El retrato de Mary Hutchinson ha sido hasta ahora propiedad de la familia, primero como parte del patrimonio de St. John Hutchinson y luego del de Jeremy Hutchinson, hijo del matrimonio e importante abogado británico que participó en alguno de los casos más notables del siglo XX, como el famoso juicio por la publicación de El amante de Lady Chatterley.

Otro de los retratos de Mary Hutchinson, el que hizo Vanessa Bell (1915), forma parte de la Colección de la Tate Modern, Londres.

Mary Hutchinson posó en París para Matisse en lo que el pintor francés describió como una experiencia muy agradable. Realizó dos retratos a carboncillo, conservando en su estudio el de formas más simples. El dibujo que sale a subasta es también de formas sencillas, apenas unas líneas, pero refleja con maestría la expresividad y elegancia de la modelo.

La británica era toda una profesional que modeló para un gran número de artistas, la mayoría de ellos cercanos o pertenecientes al Círculo o Grupo de Bloomsbury, del que ella misma formaba parte. Hutchinson fue autora de relatos cortos, aunque fue más reconocida por su faceta social. Entró en el círculo de intelectuales de principios del siglo XX gracias a su primo, el escritor y crítico Lytton Strachey, y al pintor y diseñador Duncan Grant. Pronto se convertiría en la anfitriona de muchas de las reuniones del Grupo; por sus casas pasaron pintores y escritores como T. S. Eliot, Aldous Huxley o Virginia Woolf, con quien mantuvo una estrecha amistad.

Retrato de Virginia Woolf del crítico y artista inglés Roger Fry (1917), también integrantes del Círculo de Bloomsbury.

Una de las características del Grupo de Bloomsbury fue la gran cantidad de relaciones personales, más o menos íntimas, que se dieron entre sus miembros. Es difícil confirmar qué tipo de relación mantuvieron Hutchinson y Woolf, si fue más allá de la amistad o no. Lo que sí está claro es la admiración que la influyente escritora sentía por las habilidades sociales y el excelente fondo de armario de su amiga. Siguiendo la tradición de Jane Austen, que utilizaba los eventos sociales, como pudieran ser los bailes o los juegos de cartas para describir la personalidad de los protagonistas de sus novelas, también Woolf partía de la observación para dar vida a sus personajes. Así, la obra literaria de ambas navega entre la ficción y la autobiografía, sin saber muy bien donde empieza una y acaba la otra. Se cree que en el caso de Woolf y Hutchinson, la escritora se inspiró en la personalidad de su amiga para dar vida al personaje de Jinny, protagonista de uno de los seis soliloquios que conforman Las Olas.

Dos de los grandes pilares sobre los que pivotó el Círculo de Bloomsbury fueron las hermanas Virginia y Vanessa Stephen, más conocidas por sus apellidos de casadas: Woolf y Bell. Vanessa Bell estaba casada con otro miembro importante del grupo, el crítico de arte y autor Clive Bell, quien fue uno de los muchos amantes conocidos de Mary Hutchinson.

Vanessa Bell, por Duncan Grant (1917).

Una de las obras más reconocidas de la hermana de Virginia Woolf es el retrato que realizó de Mary Hutchinson en 1915, que se encuentra expuesto en el Tate Modern de Londres, muy diferente al de Matisse. La pintora cuenta con otro trabajo en el que Hutchinson es protagonista, The Nude with Poppies, que creó directamente para la amante de su marido.

Además de por su –bastante desconocido pero relevante– papel dentro del Círculo de Bloomsbury y por su trabajo como modelo, Hutchinson también fue admirada por su gran gusto a la hora de vestir. Virginia Woolf, por ejemplo, hace referencia a ello en varias cartas. En el retrato realizado por Matisse que será subastado el próximo 19 de junio, Hutchinson aparece con una blusa diseñada por Charles James, nacido en Inglaterra pero considerado el primer modisto de EEUU y toda una inspiración para algunos de los nombres más importantes en el mundo de la moda como lo es Christian Dior.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top