Eduardo Rivas: una lectura de Japón, entre la tradición y la modernidad

abrir-TOKIOTO_15-19.jpg

Tokioto, 58 fotografías de gran formato y un fotolibro, es una especie de diario visual de Kioto y Tokio, en el que el artista cántabro plantea, a través del mundo del trabajo, una metáfora de la simbiosis entre la ciudad que conserva sus tradiciones ancestrales y la capital ultratecnológica. Casa de Cantabria (Madrid), hasta el 15 de enero

Eduardo Rivas Muñoz (Santander 1984) se dedica al diseño y a la fotografía, tanto “comercial”, para agencias nacionales e internacionales, como artística. En esta última faceta es un prolífico creador que utiliza la técnica fotográfica como medio de expresión personal para investigar y mostrar el mundo que le rodea. Su trabajo se articula entre el ensayo y la fotografía documental conceptual, con una mirada creativa y analítica, portadora siempre de un importante matiz antropológico.

Todas las fotografías de Eduardo Rivas, exposición y fotolibro Tokioto, en papel Fineart 300 g, 100% algodón, 66 x 100 cm o 100 x 66 cm, edición 1/7+1P.A.

Un trabajo que le ha llevado a recibir diferentes becas y premios, como la Beca de la Real Casa de la Moneda de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre 2008, Primer premio Internacional de la Comisión Europea al Desarrollo 2009, Primer premio en el Concurso nacional de Fotografía de Medinaceli 2009, Premio Nacional de Fotografía Científica 2015 o el Primer premio de Fotoperiodismo del Gobierno de Cantabria 2017.

Tras la gran acogida por parte del público del fotolibro y la exposición Tokioto, presentados el pasado verano en Santander, el artista muestra ahora en Madrid este trabajo coincidiendo con la publicación de la segunda edición de este fotolibro. Una muestra que forma parte de los actos conmemorativos del 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y Japón y que ha sido organizada por el Gobierno de Cantabria, la Casa Asia y la Fundación Japón como una manera de acercar al público español una visión de la sociedad nipona desde una mirada de un creador de nuestro país.

Bajo el título Tokioto, un proyecto compuesto por 58 fotografías de gran formato, Eduardo Rivas propone al visitante un viaje a través de la imagen para conocer algunos de los matices de la cultura japonesa. Como hilo conductor del mundo del trabajo, el creador presenta, desde un punto de vista personal, un paisaje social en el que pone especial acento en el equilibrio existente entre tradición y modernidad. Un diario visual en el que utiliza dos ciudades como metáfora de esta singular simbiosis. Kioto, como la antigua capital en la que se conservan las tradiciones más ancestrales y Tokio, la moderna capital ultra tecnológica donde la vanguardia es más puntera.

En las piezas sobre arquitectura cabe destacar el paralelismo con la corriente de la nueva objetividad, y con artistas como Andreas Gursky o Candida Höffer. Estos creadores también analizaron los espacios mostrando su interés en busca del matiz, casi oculto, de lo que están representado.

Su forma de trabajar es comparable a la de artistas como Ángel Marcos, ya que como viajero establece un diálogo con el territorio recorrido. El concepto del viaje, entendido no solo como desplazamiento físico, sino como toma de conciencia a través de la indagación personal, le lleva paulatinamente a ampliar los límites geográficos en busca de nuevos escenarios y perspectivas que captar con su cámara fotográfica.

El artista se enfrenta a los lugares estableciendo un diálogo directo y sincero con los mismos, ya que traslada a sus instantáneas las percepciones y emociones vividas. La realidad aparece de esta forma condicionada a las sensaciones y emociones sentidas en cada momento por el ojo inteligente del artista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top