Suscríbase ahora

Por tan sólo 47.00 euros al año y disfruta de numerosas ventajas.
¿Quieres recibir este número en tu domicilio? Llama ahora al 924 562 741* o envíanos un email a suscripciones@artduomo.es

En portada:

CRIATURAS FANTÁSTICAS. Mundos de ensueño y pesadilla. A lo largo de la historia, desde el antiguo Egipto hasta nuestros días, el ser humano ha tenido la necesidad de representar en imágenes todo aquello que no se corresponde con su experiencia sensorial de la realidad, lo que ha dado lugar a una iconografía fantástica marcada por las supersticiones y el miedo, pero también por sus sueños y anhelos

EGIPTO. La impronta del más allá. Seres con cuerpos formados por diferentes partes de animales o por combinaciones de animales y secciones del cuerpo humano, que no pertenecen en cualquier caso a la experiencia de la naturaleza, pueblan el acervo iconográfico del antiguo Egipto. Unas imágenes que han forjado desde el siglo XIX la visión moderna de la cultura de los faraones. José Ramón Pérez-Accino

ANTIGUA GRECIA. De héroes y monstuos. Las primeras figuras fantásticas aparecieron en Grecia a partir del año 1000 a.C., la mayoría de ellas bestias egipcias y mesopotámicas talladas normalmente en marfiles y transportadas en naves fenicias. A partir de ese muestrario, los helenos crearon sus propias criaturas monstruosas. Marta Carrasco Ferrer / Miguel Ángel Elvira Barba 

¿Te has quedado sin el pack en tu quiosco habitual? Llámanos al 924 562 741 o escríbenos un email a suscripciones@artduomo.es

Número 257. Julio 2020

EDAD MEDIA. Los bestiarios. La iconografía medieval utilizó seres perversos como parte del discurso religioso encaminado a fomentar el miedo al infierno y facilitar así el control de los fieles. Unas imágenes de animales fabulosos que aparecen en libros iluminados de temáticas diversas, pinturas al fresco o en tabla, y en esculturas de iglesias y monasterios, y que no faltan tampoco en mosaicos, orfebrería, yeserías y tapices. María Jesús Fuente

RENACIMIENTO. Pintura de burla y macarrónica. Uno de los grandes cambios que impulsó la nueva realidad cultural de la Edad Moderna fue la expresión a través del arte de los sentimientos y las “pasiones del alma”, algo que tuvo una gran incidencia en Flandes o Alemania, y se dio en menor medida tanto en Florencia como en el conjunto de Italia. Fernando Checa

SIGLOS XVIII Y XIX. Caprichos de la imaginación. En la centuria del XVIII, que sirvió de zócalo en muchos aspectos a la del XIX, surge un interés renovado por el sentido y la sensibilidad, dos dimensiones que explican que el acto creativo sea personal y no siempre canalizable a través de los estilos o los temas tasados por la realidad. Además, la fantasía permitirá señalar, gracias a la ficción, los absurdos de un entorno social y político en crisis. Francisco J. R. Chaparro

NOVELA GÓTICA. Las sombras del siglo de las luces. Si los cuentos de miedo conocieron su apogeo en el siglo XVIII, con Los misterios de Udolfo, El monje o el Manuscrito encontrado en Zaragoza, las ficciones de terror en el cómic empezaron a aparecer en la primera mitad del XX. Javier Memba

SIGLO XX. Entre el deseo y su represión. La conquista de los recovecos de la psique humana por el arte se produjo tras el nacimiento del psicoanálisis, teoría con la que Freud defendió el valor de la fantasía para explorar nuestra personalidad, y su papel capital para todo proceso creativo. Esta afinidad entre arte y psicología tuvo una gran influencia en los artistas contemporáneos de las vanguardias históricas. Carmen Escardó

CINE. Criaturas en la gran pantalla. El séptimo arte nació como un espectáculo de feria en manos de ilusionistas, por lo que es natural la proliferación desde sus albores de seres fantásticos, como en Viaje a la Luna, de Méliès, de 1902. Javier Memba

Reportajes:

OBJETOS SURREALISTAS. De lo onírico a lo utilitario. El desarrollo del surrealismo fue toda una revolución de la mirada y del pensamiento que cambió la visión del mundo. CaixaForum explora su influencia en el ámbito del diseño, la fotografía, la moda, el cine, la arquitectura y las artes decorativas. Marie-Claire Uberquoi

DETRÁS DE LA CÁMARA. Ellas. Si la primera modelo en la historia de la fotografía de moda fue la condesa de Castiglione, quien en la década de 1850 posó para Adolphe Braun, Dora Kallmus, a principios del siglo XX, está considerada la primera fotógrafa de moda, a la que siguieron Lee Miller, Lillian Bassman o Louise Dahl-Wolfe, que trabajaron para las revistas Vogue y Harper’s Bazaar. Marina P. Villareal

El fin de la infancia. Para el artista austro-irlandés Gottfried Helnwein, consciente desde muy joven del poder de las imágenes, el arte es un arma para contraatacar y reflexionar sobre la violencia y cómo las guerras afectan a los más vulnerables, los niños. Germán Piqueras

Agenda

COLECCIÓN: Fiebre por Oriente. Reunida por Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII marqués de Cerralbo, el museo que actualmente lleva su nombre custodia y expone una rica colección compuesta por 123 valiosas piezas de cerámica, porcelana, marfil, jade y textiles, entre otros materiales, de la milenaria China imperial, que dotaron en su día a este palacio madrileño de un evocador aire de exotismo. Alberto Vela Rodrigo

ANTIGÜEDADES: Tapices para la Sixtina. Para afirmar su papel como cabeza de la Iglesia, el papa León X encargó a Rafael que diseñase diez piezas para cubrir las paredes inferiores de este recinto del Vaticano. Un conjunto que muestra diversas escenas de las vidas de san Pedro y san Pablo y los Hechos de los Apóstoles, que fue tejido en seda, lana e hilo de plata dorado entre 1515 y 1521 en Bruselas. Pedro García Martín

GALERÍA DEL MES: ANTONIA PUYÓ. “Me muevo en esa línea infinita que es el devenir humano”. Con sede en Zaragoza, este espacio expositivo es sin duda uno de los más relevantes de la capital aragonesa que apuestan por el arte joven y multidisciplinar. Nerea Ubieto

EL AUTOR: Alfonso Borragán. “Mis proyectos son dispositivos que activan una relación social y una masa crítica que genera porosidad en el colectivo” A este creador lo que más le estimula es la propia vida, fuente inagotable de inspiración y experimentación. Nerea Ubieto

MI OBRA FAVORITA: El pintor que más se retrató. “Oda” a la vida. Cuando Esteban Vicente falleció, el 10 de enero de 2001, dejó en su caballete un óleo en el que el artista depositó sus sentimientos y sus preocupaciones: la belleza, el orden, la intimidad, la emoción, la armonía y el equilibrio. Ana Doldán de Cáceres