El diseño como arma para mejorar el mundo

6-Hipporoller.jpg

La nueva exposición de D-Espacio en CentroCentro Cibeles en Madrid aborda la responsabilidad y solidaridad del diseño. Es una muestra pequeña, muy interesante y bien documentada que permite ver el compromiso de determinados diseñadores y compañías para construir un mundo mejor

La colección de alfombras Bandas es un proyecto de colaboración con una comunidad de la India.

La colección de alfombras Bandas es un proyecto de colaboración con una comunidad de la India.

Comisariada por Ana Domínguez Siemens, responsable de este espacio y periodista e historiadora del arte, Diseño en acción. Proyectos para un mundo mejor recoge más de una veintena de trabajos considerados solidarios según diversos criterios: puede ser por su contribución a llevar iluminación a poblaciones que carecen de ella, facilitar la educación en comunidades en desarrollo, apostar por unas condiciones óptimas de trabajo, entre otros. “Las ideas a veces son de sorprendente sencillez, y otras de tan enorme complejidad que requieren la asistencia de técnicos especializados y equipos multidisciplinares”, explica la comisaria.

Un recorrido rápido por la sala permite disfrutar de piezas singulares por la belleza de sus líneas (uno de los muros acoge una alfombra maravillosa de Patricia Urquiola para Gandía Blasco, Bandas, y en una vitrina se exponen las gafas que ha creado Yves Behar para niños, las Verbien, que produce la empresa norteamericana Augen Optics), pero aquí lo interesante es pararse a leer la explicación que le acompaña para entender que es lo que hace que realmente estas piezas serán únicas y solidarias. La alfombra es una colaboración realizada en la India en una población con un alto índice de desempleo y en si fabricación se utilizaron las técnicas artesanales propias de la comunidad, permitiendo que este trabajo se revalorice, no desaparezca y evolucione. Las gafas forman parte de un programa gratuito, en colaboración con el gobierno mexicano, para llevar lentes a niños de familias con escasos recursos. El diseñador suizo tiene experiencia en este tipo de proyectos de fines sociales, en la muestra de CentroCentro hay otro ejemplo, el ordenador OLPC XO, una herramienta educativa para el tercer mundo. Se trata de un diseño amable en todos los sentidos, por sus líneas y por su cometido.

Life Straw, proyecto de Vestergaard Frandsen.

Life Straw, proyecto de Vestergaard Frandsen.

Nos fijamos también en dos proyectos relacionados con el agua: Life Straw, un filtro individual capaz de eliminar el 99,9999% de las bacterias y el 99,9 de los parásitos. Es un desarrollo de la compañía suiza Vestergaard Frandsen, un nombre a seguir cuando se trata de hablar de diseño comprometido. Hippo Waller Roller (en la fotografía superior), por su parte, es un bidón para transportar agua de forma cómoda y segura y procurando causar el menor impacto sobre el terreno. Con una boca grande para facilitar el llenado y la limpieza, su vida útil es de entre 5 y 7 años. ¿Sus beneficios? Evita dolores y lesiones ocasionados por cargar con tanto peso y ahorra tiempo en la realización de esta tarea que queda libre para otras actividades, como puede ser la educativa. Sus creadores son Pettie Petzer y Johan Jonker.

Así se van sucediendo ejemplos de muy diversas tipologías: pupitres, teléfonos, cocinas, jarrones o lámparas… Cada una de ellas esconde una historia que llena de sentido y ennoblece la palabra diseño. La muestra, inaugurada el martes 29 de septiembre, está abierta hasta el 10 de enero de 2016. Desde aquí recomendamos una visita tranquila y con inquietud por sumergirse en buenas noticias como que un ingeniero español, Alejandro Escario Méndez, trabajando con el MIT y la Universidad CEU San Pablo, ha diseñado una incubadora neonatal de bajo coste, fácil de montar y sencilla de utilizar y de reparar, la IN3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top