La intimidad de la condición humana

ARDAVIN-CALDERON31.jpg

En tiempos como estos, donde a menudo recibimos informaciones del cierre de centros de arte y, sobre todo, de galerías, es sin duda una buena noticia que hace poco haya abierto al público en el centro de Madrid un nuevo espacio expositivo, Ardavín Galería, que, además, tiene entre sus objetivos apoyar a jóvenes y nuevos creadores, para que la galería se convierta en “un escaparate para mostrar la pintura, la escultura y la producción artística en general de jóvenes creadores, cuya obra se encuentre dentro del realismo”.

Óleo de la muestra Esencia de otros paisajes, de la pintora madrileña Sara Calderón.

Así, el 6 de febrero se inauguró Esencia de otros paisajes, la primera exposición individual de la pintora madrileña Sara Calderón. Un conjunto de 19 acrílicos u óleos acrílicos con paisajes de Madrid, Galicia, La Mancha o la sierra de Gredos en los que mezcla a su vez palabras y frases con colores muy vivos y luminosos. Según la propia artista, sus cuadros “tienen una parte abstracta pintada con técnicas de collage y espátula, hasta llegar a un realismo con partes del paisaje muy bien definidas”.

Misteriosa Laura, grabado del artista Eduardo Naranjo.

En el mes de marzo, en cambio, la galería apostó por uno de los grandes maestros del realismo español, Eduardo Naranjo, que no había expuesto en Madrid desde su retrospectiva de 1993 en el Centro de la Villa y en 1999 en la galería Leandro Navarro. La muestra Nocturno y Gráfico abordó una amplia temática que va desde la noche, la tauromaquia y los poemas de Federico García Lorca en Nueva York, en diversos soportes: óleo, grabado o serigrafía.

En abril la galería acoge la exposición La esencia latente de la pintora Isabel Garmón. Un conjunto de 18 obras en pequeño formato que reflexionan sobre lo más íntimo de la condición humana a través de rostros (expresiones, sonrisas o miradas), sobre todo caras de mujeres, donde late el estado de ánimo, pensamientos o inquietudes de los retratados. La propuesta de la artista aragonesa va más allá de la simple contemplación por parte del espectador, planteándole preguntas como, por ejemplo, “¿qué se esconde dentro de cada uno de los personajes representados?”.

“Cada faz es especial, es única, todas tienen algo atrayente y todas expresan algo –explica Isabel Garmón–. Ese algo está escondido dentro del cuerpo humano, que actúa como una especie de caparazón, como una capa externa que contiene nuestra esencia; mientras que el rostro actúa como una ventana, como la parte más directa a través de la cual lo que tenemos en nuestro interior sale a la luz”.

Es la primera exposición individual de esta joven pintora de 28 años, que estudió Diseño Gráfico en la Escuela Superior de Diseño de Zaragoza, para trasladarse después a Madrid para ampliar sus estudios en la Escuela Superior de Dibujo Profesional.

Para la comisaria de este espacio cultural, Gema R. Nogueras, esta nueva muestra es un “reto para el espectador, ya que a través de los ojos, los labios, las expresiones, se puede  averiguar y comprender qué está pasando dentro de cada uno de los personajes representados. La alegría, la tristeza, el miedo, las sensaciones más íntimas que ocurren en nuestro interior quedan plasmadas en estas pinturas, mediante rostros que lo dicen todo”.

A su vez, Nogueras comenta que “la exposición del mes de abril es una nueva apuesta por el impulso de autores noveles. Tras la exitosa exposición del consagrado pintor Eduardo Naranjo, Ardavín Galería continúa con el compromiso de promocionar la producción artística basada en el realismo contemporáneo de jóvenes autores”.

Galería de Arte Ardavín

Travesía de San Mateo, 7 – Madrid

Horario, de martes a sábado, de 11 a 14 horas, y de lunes a sábado, de 18 a 20.30 horas.

www.ardavingaleria.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top