El complejo mundo interior de Goya

Francisco-de-Goya1746-1828-Los-Caprichos-serie-completa-quinta-edición-Calcografia-Nacional-Papel-vitela.jpg

La Galería/Anticuario Palau Antiguitats, situada en el número 1 de la barcelonesa Carrer de Gràcia, expone hasta el próximo 16 de febrero la muestra Sobre todo Goya: Goya y el grabado español de su época. La exposición quiere acercarse al precursor de la modernidad a través de más de 150 estampas, desde sus primeras ediciones hasta los tirajes más tardíos, enmarcando la obra del genial Goya y su figura

Por una parte, el espacio Palau Antiguitats, pretende con esta exposición mostrar la obra grabada de Francisco de Goya, no de la manera tradicional, que suele ser cronológicamente y encadenando las cuatro grandes series (Caprichos, Desastres de la guerra, Tauromaquia y Disparates), sino de forma temática, es decir, abordando sus preocupaciones y su complejo mundo interior.

Por otro lado, se trata de poner las obras maestras del artista aragonés al lado de las de sus contemporáneos grabadores académicos como los hermanos Salvador Carmona, Camarón, Moles, Fontanals, Muntaner, Selma, Ametller, Esquivel, Barcelón, Esteve, entre otros. Las diferencias que se observan entre estos grabadores no sólo son técnicas, sino que tienen connotaciones que van más allá y que indican la disparidad de criterios y enfoques en la forma de abordar temas tan diferentes como: el retrato y la imagen del poder, la guerra y la crueldad, el pueblo y las supersticiones, el ocio o el papel de la mujer en la sociedad del su tiempo.

Tal y como comenta Albert Martí Palau, “Goya comienza grabando al aguafuerte, mientras que la mayoría de grabadores se forman en el uso del buril, más difícil, que se enseña en la Academias de Bellas Artes de nueva creación. La talla dulce no le interesa; tampoco dispone del tiempo necesario para su correcto aprendizaje, y opta por la libertad que le proporciona el aguafuerte para después penetrar e investigar las nuevas soluciones tonales gracias al aguatinta– que dominará como nadie- la aguada, o el uso de la ruleta y el bruñidor, hasta convertirse a sus 73 años y en Burdeos, en uno de los primeros españoles en experimentar con la nueva litografía (…) Su lenguaje estético tampoco tiene nada que ver con el de sus contemporáneos y plantea soluciones compositivas plenamente románticas, desbordantes de libertad creativa”.

Palau Antiguitats abrió sus puertas hace casi 30 años, en 1986. La sala dedicada a la compra y venta de antigüedades , grabado y dibujo antiguo, son especialistas en mobiliario de época, principalmente de los siglos XVI a principios del XIX, todo tipo de objetos artísticos cerámica, vidrio, obras de carácter devocional y etnológico, además de pintura y escultura de los siglos XV al XIX. En su Gabinete de Artes Gráficas han creado un lugar donde el grabado y el dibujo son los grandes protagonistas. Con voluntad pedagógica, es un espacio donde se pueden contrastar técnicas, estados y tirajes; diferenciar y palpar distintos papeles y soportes, o disfrutar de los matices de una buena estampación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top