Santiago Rusiñol y Ramón Casas: precursores del modernismo catalán

Santiago-Rusiñol-y-Ramón-Casas-retratándose.jpg

El Museo Carmen Thyssen de Málaga ha inaugurado Casas-Rusiñol. Dos Visiones modernistas, una exposición que analiza a los dos artistas como figuras clave en los años finales del siglo XIX, que no sólo modernizaron el panorama artístico de España, sino que sirvieron de ejemplo para artistas como Manolo Hugué, Isidre Nonell o Darío de Regoyos, entre otros muchos. La muestra se podrá visitar hasta el próximo 1 de marzo del 2015

Con más de 50 obras, entre pinturas y carteles, y gracias a los préstamos de diversas instituciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, El Museo Nacional de Arte de Cataluña o el Museo del Cau Ferrat de Sitges, esta muestra temporal acerca al público una visión sobre la trayectoria de dos artistas modernistas, que  caminaron  paralelamente  a lo largo de su vida.

Tanto Santiago Ruisiñol como Ramón Casas nacieron en el seno de una familia medianamente acomodada que les permitió renunciar a las responsabilidades de la empresa familiar y formarse en su vocación artística. Mientras Ruisiñol aprendía del pintor Tomás Moragas, Casas viajaba a París para  matricularse en el estudio de Carolus Duran.

Precisamente es a partir de este momento cuando inician su carrera, ambos por separado, pero coincidiendo en diversas ocasiones como en las muestras  de la Sala Parés, donde se exhibían sus obras, o en Els Quatre Gats, cervecería que fundan conjuntamente con Pere Romeu en el  barrio de Puig Cadafalch de Barcelona, y que se convertirá en el centro neurálgico de debate para los intelectuales modernistas.

En relación a las diferentes etapas por las que transcurren las vidas de Ruisiñol y de Casas, la comisaria de la exposición, Lourdes Moreno, mira hacía ellas para elaborar el discurso expositivo, que empieza con una introducción y sus estancias en París en las décadas 1880 y 1890. En esta ciudad absorben la estética y el lenguaje postimpresionista de un Toulouse Lautrec o de Paul Cezzane, a la vez que las estampas costumbristas. Cuando regresan a España, vemos la recreación de estos estilos en pinturas que retratan los paisajes de Cataluña .

A continuación, la exposición da a conocer la etapa de madurez de los artistas, en la que consolidan su obra y su estilo, y en las que se sigue viendo un guiño a las enseñanzas adquiridas en París. Ejemplo de ello son la predilección por situar las figuras en interiores o la vida cotidiana moderna como tema principal, en la que también dan cabida a las penurias y la vida nocturna. Respecto a la experimentación formal, siguen mirando a la pintura francesa en el trabajo con la luz y con el colorido de las figuras.

Sin embargo en un momento determinado la muestra también contempla la divergencia de caminos en las preferencias temáticas. Casas se decanta por imágenes protagonizadas por mujeres desnudas, en un intento de retratar el icono de la femme fatale y por los retratos a mujeres burguesas, mientras que Ruisiñol se inclina por la creación de paisajes melancólicos con los que alcanzará la fama internacional, sobre todo con la serie de Jardines de España.

unnamed (1)

Ilustrador malagueño de la editorial Loving Books, recreando la obra de Ramón Casas en el Tienda Carmen Thyssen de Málaga.

La muestra finaliza en  la Sala Noble, dedicada a  los carteles de publicidad que diseñaron ambos artistas para marcas como Anís del Mono o el cava Codorníu. El ámbito de la creación publicitaria, aún pionera por esos años, inició  y propulsó el arte gráfico, en el sentido de  realizar imágenes novedosas, atractivas, a la vez que elegantes y refinadas, para conseguir la mayor difusión visual posible.

Como actividades complementarias a esta exposición, se han programado cursos monográficos durante los meses de diciembre y enero, impartidos por los especialistas en el modernismo catalán. También iniciativas como la que tuvo lugar el pasado jueves 14 con ocasión de la inauguración de la muestra, y que consistió en una reinterpretación de las obras de Casas y Rusiñol por artistas grafiteros en pleno casco histórico de la ciudad de Málaga.

Para más información sobre la exposición, Descubrir el Arte publica en su próximo número de enero un artículo en profundidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top