Ramón Lapayese estrena museo virtual

Guardia-Civil.-Alta-Res-web-e1417472338136.jpg

Guardia Civil, por Ramón Lapayese.

Al cumplirse veinte años de la muerte del artista madrileño, sus obras más originales se pueden disfrutar y comprar en una galería en Internet 

Los años cincuenta y sesenta fueron para Ramón Lapayese (Madrid, 1928-Miami, 1994) los de mayor esplendor en su ya de por sí prolífica carrera artística. Primero en Roma y luego en París, adonde llegó becado por los gobiernos de Italia y Francia, pintó y esculpió cerca de 200 obras que, aún veinte años después de su muerte, permanecían inéditas. Su mujer y sus hijos han decidido enmendar esa ausencia y conmemorar las dos décadas de su fallecimiento con un museo virtual que lleva su nombre: www.museoramonlapayese.com Allí se recopilan los cuadros y esculturas que hasta ahora no habían visto ni siquiera sus marchantes.

“Son un reflejo de la vanguardia de aquellos años, de un artista que nunca atendió a conceptos de mercado, promoción o marketing. Era consciente de que gran parte de su obra no abordaba los planteamientos de la mayoría de sus compañeros de profesión y, de ahí, su pasión por estos trabajos y su negativa a exhibirlos o desprenderse de ellos”, cuenta Miguel Balbás, uno de sus hijos e impulsor de la página web.

Amantes, por Ramón Lapayese, años 60, bronce, 45 x 18 x 13 cm.

Amantes, por Ramón Lapayese, años 60, bronce, 45 x 18 x 13 cm.

Gatos, peces, toros y toreros, madres e hijos o mujeres desnudas son los protagonistas principales de estas creaciones desconocidas del artista madrileño y retratan el estilo que más lo identificó, el figurativo expresionista. “Fue su etapa más personal, original y libre. La que más disfrutó. Ya había ganado dinero en el taller de su padre y se podía dar el lujo de experimentar, dar rienda suelta a su imaginación hasta extremos insospechados. Estaba encantado y feliz y todo le iba muy bien”, confiesa Balbás.

En una fecha tan señalada y con motivo de un acontecimiento tan especial como la exposición que inauguran en Internet, su familia tampoco se olvida de un dato que ninguna biografía del pintor olvida: su malditismo. “Era un hombre austero, huraño e introvertido. Su única obsesión era encerrarse en su estudio a crear. No hablaba con nadie. Vivía ensimismado en sus cosas. Tenía un carácter muy difícil. Y eso le granjeó muchas enemistades y envidias. Hubiera sido un desgraciado de no poder vivir de esto”, asegura uno de sus herederos. Cincuenta años después de realizadas, sus pinturas y esculturas siguen hablando por él.

Betiana BAGLIETTO

2 Replies to “Ramón Lapayese estrena museo virtual”

  1. Oscar Mesones K. dice:

    Felicitaciones por la iniciativa de difusión de la genial obra de Ramón Lapayese , singular artista plástico.

    1. Muchas gracias. Se ruega difusión.
      Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top