El espacio habitable

Den_blinde_passager_2.jpg

El objetivo del diseño de interior es hacer el espacio habitable, otorgarle escala humana. La forma de hacerlo y los medios utilizados han cambiado muchísimo en los últimos quince años. Ayer, miércoles 25, asistimos a una charla en Roca Madrid Gallery del arquitecto Miguel Barahona en la que mostró cómo esta disciplina se mezcla y bebe de otras muchas: diseño industrial, textil, gráfico, arte…

IIT McCormick Tribune Campus Center, un proyecto de OMA con las cortinas de Petra Blaisse/Inside Outside.

IIT McCormick Tribune Campus Center, un proyecto de OMA con las cortinas de Petra Blaisse/Inside Outside.

Miguel Barahona, arquitecto, director del master de Diseño de interiores en el Istituto Europeo di Design en Madrid y colaborador de Descubrir el Arte (entre otras publicaciones), escogió seis estudios profesionales para expresar esa interrelación entre el diseño de interiores y otras disciplinas. Demostró que el diseño industrial es capaz de construir espacios con las piezas para Vitra o Kvadrat de los hermanos Bouroullec; los textiles de Petra Blaisse le dieron pie a hablar de cómo los elementos blandos son capaces de configurar ámbitos y enriquecer los existentes con su forma de dejar pasar la luz, de crear reflejos y movimiento. Entre los ejemplos que puso de la directora del estudio Inside Outside está el proyecto de OMA (el estudio de Rem Koolhaas) con esas cortinas que hacían suyos los árboles que Mies van der Rohe dibujaba en sus plantas y solucionaban la acústica a la vez que filtraban la luz. El estudio estadounidense  2 x 4 también interviene en este proyecto: es su apuesta gráfica (como ejemplo, de nuevo Mies en un enorme retrato realizado a base de símbolos que recibe a los estudiantes) la encargada de mejorar el espacio, como lo hace en el Prada de Nueva York o en tantos otros locales en los que, cada vez más, hacen uso de la tecnología.

Showroom en Copenhague de Kvadrat con las piezas Clouds de Ronan y Erwan Bouroullec.

Showroom en Copenhague de Kvadrat con las piezas Clouds de Ronan y Erwan Bouroullec.

Un acercamiento más artístico es el del estudio de Olafur Eliasson. Los proyectos que presentó Miguel Barahona ayer en Roca Madrid Gallery demuestran cómo el artista manipula la percepción del espacio y concibe este para ser ocupado y utilizado por el ser humano. Sobre este tema, Barahona escribió un interesante artículo en Descubrir el Arte 190 (de venta aquí y en quiosco.arte.orbyt.es). La fotografía que encabeza esta reseña pertenece a una de sus obras: Din blinde passager, en la que invitaba al visitante a adentrarse en un túnel de 90 metros de longitud donde, por culpa de la niebla, no divisa más allá de a metro y medio.

Pebetero para las Olimpiadas de Londres 2012, por Thomas Heatherwick.

Pebetero para las Olimpiadas de Londres 2012, por Thomas Heatherwick.

Ryuji Nakamura, arquitecto, tiene una forma de intervenir sobre el espacio muy sutil y poética, como reflejan dos tiendas de gafas y un salón para bodas. Siempre con actuaciones en los que prima lo mínimo, trabaja en instalaciones que tienden a desaparecer. Bellísimas. Mucho más extrovertidos son los proyectos de Thomas Heatherwick, autor del pebetero de las Olimpiadas de Londres, con el que quiso diseñar más que un objeto una experiencia.

Los seis nombres propios con sus obras sirvieron para confirmar la tesis de que esta disciplina ha crecido en cantidad y calidad muchísimo en lo últmos años y que ahora hay una forma nueva de mirar el programa, de construir los espacios y de utilizarlos. El diseñador de interiores (provenga de una especialidad u otra) responde de una manera nueva a esa necesidad de hacer nuestros los espacios. Barahona abrió y cerró la charla con dos imágenes muy expresivas del verdadero objetivo del diseño de interior: transformar estructuras inhabitables para otorgarles escala humana, crear lugares personales y de confort. Se trata de la obra de Antonello da Messina, San Jerónimo en su estudio y de la biblioteca en Seinäkoki de los arquitectos JKMM.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top