‘Visita a los enfermos’ de José Alea Rodríguez

APERTURA-11.jpg

Con apenas veinte años, el pintor madrileño realizó este óleo humilde que retrata a gente humilde y que reivindica el cariño y el afecto familiar hacia los ancianos hospitalizados. Propiedad del Museo del Prado y cedido en depósito en la Real Academia Nacional de Farmacia, esta obra es sencillamente un acercamiento a la fragilidad de unas figuras de edad avanzada por parte de un joven pintor y una reflexión sobre la vejez y la pobreza

Alejandro ALAGÓN

José Alea Rodríguez (Madrid, 21 de diciembre de 1876-Alicante, 27 de diciembre de 1900) vivió apenas veinticinco años, pero a pesar de su breve existencia dejó en herencia a la posteridad pinturas meritorias, como el cuadro titulado Sala de un hospital o Visita a los enfermos. Terminado en 1895, es propiedad del Museo Nacional del Prado y se encuentra cedido en calidad de depósito en la Real Academia Nacional de Farmacia.

Sobre estas líneas, detalle de Sala de un hospital o Visita a los enfermos, por José Alea Rodríguez, 1895, óleo sobre lienzo, 110 x 145 cm, Madrid, Museo Nacional del Prado, en depósito en la Real Academia de Farmacia. Arriba, la obra completa.

Se trata de una obra humilde que retrata a seres humildes. No hay en este cuadro figuras de reyes ilustres ni hazañas bélicas ni grandes acontecimientos, pero sí una escena cercana, íntima, que resulta de palpable actualidad, porque reivindica el cariño y el afecto familiar hacia los ancianos enfermos. Es sencillamente un acercamiento a la fragilidad de unas figuras de edad avanzada por parte de un joven pintor que entonces tenía veinte años. A través de una visión horizontal el pintor desarrolla su argumento desde la izquierda a la derecha del cuadro.

Contemplamos a varias ancianas. Tres de ellas descansan en varios sofás y sillones, al tiempo que otra anciana permanece de pie, apoyada en el bastón, mientras su mirada se detiene en el suelo. A la derecha de la imagen, una enfermera prepara un recipiente de agua hirviendo para elaborar vapores. El protagonismo principal de la escena reside en la primera mujer, que recibe el cariño de los familiares que han acudido a visitarla, en concreto la hija y el nieto.

La imagen transmite cercanía, la hija besa a la anciana, que a su vez abraza al nieto en un detalle cercano. Contrasta también el pañuelo de lunares que lleva la anciana en la cabeza y el pañuelo negro que cubre las sienes de otra mujer mayor sentada en el sillón contiguo, que mira al grupo familiar con un rostro enjuto, de profundas ojeras. Otra anciana duerme profundamente, con un gesto agotado. La mujer mayor que tantea el suelo con el bastón se dispone a sentarse en el sillón vacío tras un breve paseo. Al fondo aparece la habitación de los convalecientes, con las camas vacías y unas sábanas y paredes intensamente blancas.

Dos amplios ventanales proporcionan luminosidad a la sala de visitas, la luz explora las ventanas, se detiene en el alfeizar, alumbra el rostro saludable de la hija que contrasta con el rostro pensativo de la madre. Es invierno y los personajes se abrigan con chaquetones, capas y mantas, la luz del mediodía incide de un modo especial en las contraventanas y en los sillones de apariencia antigua, con cojines gastados. Frente a ese mobiliario vetusto llama la atención la silla pequeña, de mimbre, en primer término, que parece aludir a la infancia representada en el nieto, frente a los sillones de aspecto pesado.

Yace en un sofá vacío una Biblia y un rosario con un crucifijo. Otro elemento religioso presente en la escena es el cuadro dentro del cuadro, del que solo aparece la mitad, con una mesa en la que yace una copa alargada a modo de cáliz con la imagen insinuada de Cristo en actitud de bendecir. En resumen, el cuadro refleja una aguda mirada que indaga en un hospital que cobija a los desfavorecidos. Está captada con acierto la atmósfera de ese sanatorio, el aire melancólico que añade una reflexión profunda sobre la edad y la pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top