Las esculturas de Venancio Blanco tendrán “casa propia” en su tierra natal

venancio-blanco-sagrada-cena.jpg

El día 5 se firmó un importante convenio de colaboración entre el escultor salmantino, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de la Fundación Mapfre, Antonio Huertas, por el que la sala municipal de exposiciones Santo Domingo mostrará, de forma permanente, la obra del artista y pasará a ser la sede de la Fundación Venancio Blanco. Dentro del acuerdo también se contempla la realización de actividades culturales y educativas para difundir las obras de arte de la colección “Venancio Blanco”

Cuando en abril, coincidiendo con el inicio de la Semana Santa, se inauguró la exposición Sagrada Cena (imagen superior) en el patio del palacio La Salina, Venancio Blanco afirmó que deseaba que toda su obra se mostrase en Salamanca de forma permanente, y ahora a tres días de su clausura, el 8 de septiembre, por fin ese sueño se ha hecho realidad. El acuerdo suscrito el pasado día 5 pone el broche de oro a una muestra por la que han pasado más de 45.000 personas para ver una de las piezas más emblemáticas en la producción del escultor salmantino, que destaca tanto por su lenguaje plástico, con un medido equilibrio entre figuración y abstracción, como por su iconografía, ligada a la temática religiosa que ha abordado en muchas de sus obras.

De izquierda a derecha, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de la Fundación Mapfre, Antonio Huertas, y el escultor Venancio Blanco.

De izquierda a derecha, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de la Fundación Mapfre, Antonio Huertas, y el escultor Venancio Blanco.

Venancio Blanco está considerado como uno de los mayores representantes de la llamada escultura neofigurativa, sobre todo en el ámbito del arte religioso contemporáneo, y goza de reconocido prestigio tanto nacional como internacional.

Nacido en Matilla de los Caños del Río (Salamanca) en 1923, cursó estudios en la Escuela Elemental de Trabajo y en la de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Salamanca y, entre 1943-1948, en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

En la década de los sesenta fundó, junto a otros artista españoles, el grupo de los Seis Escultores, de tendencia neofigurativa, entre cuyos postulados se encontraba la búsqueda de una fusión armónica entre la figuración académica y el informalismo. Siguiendo esta idea, la obra de Venancio Blanco parte de la tradición para buscar su identidad como escultor con un lenguaje propio que se traduce en una personal expresión plástica y en la renovación de la escultura contemporánea.

Desde 1977 es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en 1981 fue nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma. También es miembro de distintas instituciones tanto españolas como internacionales, como la Pontificia Insigne Academia Artística dei Virtuosi al Pantheom o la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

A lo largo de su carrera ha recibido numerosos y prestigiosos galadornes, como el Premio Nacional de Escultura (1959) o la Medalla de Oro de la XI Exposición de las Artes en Europa (Bruselas, 1965).

Sus esculturas están presentes en infinidad de museos, instituciones y colecciones particulares: Museos del Vaticano, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo Reina Sofía, Museo de Amberes, Museo Nacional de El Cairo o el Museo de Escultura al Aire Libre en Alcalá de Henares (Madrid).

Compromiso a tres bandas

De acuerdo con los términos del acuerdo suscrito, la Fundación Mapfre aportará anualmente 50.000 euros a la Fundación Venancio Blanco, que se destinarán a la organización de exposiciones y actividades culturales. Además, cederá temporalmente sus esculturas del artista salmantino para que sean expuestas en la Sala de Exposiciones de Santo Domingo y organizará visitas conjuntas a su Museo de Escultura Religiosa situado en el Palacete del Monte Pilar del Plantío, Madrid (teléfono 91 581 23 49 ).

Por otro lado, el Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Fundación Municipal Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, difundirá todas las exposiciones o actividades que se programen y se implicará con los centros escolares de la ciudad y la provincia para que participen en las diferentes iniciativas y visiten el museo.

maxresdefaultY, por último, la Fundación Venancio Blanco (http://www.fundacionvenancioblanco.es) pondrá a disposición de estas instituciones toda la colección del escultor, formada por un millar de obras en bronce, además de piezas realizadas con otras técnicas y miles de dibujos, así como obras de arte de distintos artistas contemporáneos.

One Reply to “Las esculturas de Venancio Blanco tendrán “casa propia” en su tierra natal”

  1. José Miguel Pinilla dice:

    Siempre es bienvenido un nuevo espacio para el arte. En este caso es una gran noticia para Salamanca, por fin habrá un lugar donde poder ver reunidas las esculturas de Venancio Blanco, hasta ahora había que ir a otros museos de España. Aprovechando que es domingo, recomiendo ir a ver La Última Cena al Palacio Salinas, se clausura mañana.
    Un tema interesante para publicar en la revista en papel, “escultura religiosa contemporánea”, ya que casi siempre asociamos a épocas antiguas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top