Nuevas obras para el Prado

IMAGEN-DESTACADA.jpg

La pinacoteca acaba de adquirir la Bilioteca de Juan Bordes, una de las más importantes del mundo sobre el estudio de la figura humana, conformada por tratados y cartillas de dibujo de los siglos XVI al XX. También ha recibido una importante donación, un cuaderno de dibujos del taller de Rubens, y que contiene dos realizados por el propio maestro

La biblioteca Juan Bordes es el único fondo bibliográfico especializado en la formación de los artistas desde el siglo XVI hasta el XX y en la teoría de la figura humana. Estos tratados y cartillas tienen un gran valor tanto porque dan a conocer los métodos que se empleaban en la formación de los artistas en las escuelas y academias como por el conocimiento que aporta sobre la evolución estética y la difusión de los modelos artísticos. Aunque por este carácter utilitario, en el pasado no despertó el interés de los bibliófilos y historiadores del arte.

Está compuesta por cerca de 600 volúmenes reunidos por el arquitecto, escultor, historiador del arte y profesor Juan Bordes en la década de los ochenta. Está dividida en seis grandes conjuntos, organizados por las disciplinas formativas del artista a los que se suma también un grupo de manuscritos de diversa naturaleza.

"Clarissimi Pictoris et Geometrae de Symmetria partium humanorum corporum Libri quatuor, è Gemanica lingua", in Latinam versi, Alberto Durero, París, 1557. Arriba, "Segmenta Nobilium Signorum et Statuarum, Franciscus Perrier,  Roma, 1638, ambas, junto a "San Francisco predicando a las aves" Juan Carreño de Miranda, óleo sobre lienzo, 244 x 167 cm. Todas las imágenes cortesía del Museo del Prado.

“Clarissimi Pictoris et Geometrae de Symmetria partium humanorum corporum Libri quatuor, è Gemanica lingua”, in Latinam versi, Alberto Durero, París, 1557. Arriba, “Segmenta Nobilium Signorum et Statuarum, Franciscus Perrier”,, Roma, 1638, junto al cuadro “San Francisco predicando a las aves”, Juan Carreño de Miranda, óleo sobre lienzo, 244 x 167 cm. Todas las imágenes cortesía del Museo del Prado.

El conjunto compuesto por Cartillas de dibujo es el más valioso de la biblioteca tanto por la cantidad como por su rareza, ya que por ser de carácter utilitario como hemos dicho antes, se han conservado muy pocos ejemplares y, además, muchas veces eran ejemplares únicos. Además, es una fuente de estudio que permitirá conocer cómo han ido transformándose la manera de aprender a dibujar y cómo los modelos han ido cambiando según el gusto de la época. Hay ejemplares de los primeros que se hicieron, como los Fialetti, Cousin y Carracci, y también los más notables ejemplos de los siglos posteriores, como Rubens, Ribera o Bloemaert, entre otros.

DUCHENNE DE BOULOGNE. Mécanisme de la physionomie humaine ou analyse électrophysiologique de l’expression des passions. (…)Accompagnée de 9 planches photographiées représentant 144 figures et d’un frontispice, Guillaune Benjamin Amand, Paris: 1876, Madrid, Biblioteca Museo Nacional del Prado.

DUCHENNE DE BOULOGNE. Mécanisme de la physionomie humaine ou analyse électrophysiologique de l’expression des passions. (…)Accompagnée de 9 planches photographiées représentant 144 figures et d’un frontispice, Guillaune Benjamin Amand, Paris: 1876, Madrid, Biblioteca Museo Nacional del Prado.

Otro de los conjuntos es el de las Anatomías artísticas, que combina los conocimientos científicos y artísticos. Junto al “estudio del natural a partir de los modelos vivos y los vaciados de escayola, el estudio de la anatomía a través de los tratados impresos, en especial los huesos y los músculos, constituyó uno de los principios básicos del aprendizaje del artista”. En esta biblioteca hay grandes tratados de esta naturaleza del siglo XIX, profusamente ilustrados y donde el color tiene gran protagonismo. La relación que se establece entre arte y anatomía, ciencia y arte, en esa época es patente como lo demuestra los dibujos que se conservan en el Museo del Prado de José Madrazo.

El grupo de Proporciones, aunque no tan numeroso en la Biblioteca como los dos anteriores, contiene grandes ejemplos de épocas (desde el siglo XVII al XX) y lugares (de Europa a América), que demuestran la preocupación por la búsqueda de las proporciones ideales y la generalización de este método de enseñanza basado en las matemáticas.

Las expresiones del rostro humano constituyen desde el Renacimiento hasta el siglo XIX el cuarto eje en la formación del artista. El conjunto llamado Fisionomía reúne un notable grupo de este tipo de tratados, con sus principales autores, que ayudan a entender la evolución de los intereses artísticos.

El quinto grupo reúne textos cuyo principal tema es la práctica del dibujo y la pintura. Leonardo, Alberti o Hogarth entre otros, están presentes a través de diferentes ediciones. En Iconografía está reunido todo el repertorio de retratos y de obras de arte, tanto de pintura como escultura. Entre ellos, destacan las esculturas clásicas de Perrier o las Imágenes de la Historia Evangélica del Padre Nadal, por la importancia que tuvieron en la difusión de los modelos contrarreformistas.

En el último conjunto, Manuscritos, la Biblioteca Bordes reúne un excepcional conjunto de tratados manuscritos. Están clasificados en dos grupos: el original de un texto, publicado posteriormente, o inédito (Lavater y su tratado de fisionomía), y los cuadernos de notas realizados en el estudio del artista, copiando notas u otros cuadernos del maestro.

Cuaderno de Rubens (manuscrito Bordes), siglo XVII,  Madrid, Biblioteca Museo del Prado-

Cuaderno de Rubens (manuscrito Bordes), siglo XVII, Madrid, Biblioteca Museo del Prado-

Entre todos ellos sobresale el cuaderno de Rubens, conocido como Manuscrito Bordes, porque es el primer testimonio del desaparecido cuaderno de Rubens, donde dejó anotado sus apuntes sobre anatomía, simetría, proporción, arquitectura, óptica y fisionomía, y realizó también numerosos dibujos”. Es el más importante de las cuatro copias conservadas, tanto porque es una copia directa del original como por el hecho de que conserva dos dibujos del propio maestro.

Otras incorporaciones

"Tríptico del Nacimiento de Jesús", del Maestro del tríptico del Zarzoso, óleo y temple sobre tabla, 136,5 x 153,9 cm (abierto), h. 1450 Madrid, Museo del Prado.

“Tríptico del Nacimiento de Jesús”, del Maestro del tríptico del Zarzoso, óleo y temple sobre tabla, 136,5 x 153,9 cm (abierto), h. 1450, Madrid, Museo del Prado.

En 2014 el Museo del Prado ha adquirido también tres obras para enriquecer sus colecciones, entre las que sobresale el Tríptico del Nacimiento de Jesús, del Maestro del tríptico del Zarzoso, de la familia Várez Fisa, una obra que destaca por su gran calidad pictórica y por la singularidad estilística de este artista del Gótico Internacional.

"San Pedro", de Juan de Juanes, óleo sobre tabla. 88 x 40 cm, Madrid, Museo del Prado.

“San Pedro”, de Juan de Juanes, óleo sobre tabla. 88 x 40 cm, Madrid, Museo del Prado.

Además, el museo ha comprado diez obras más, entre colecciones de dibujos y miniaturas (como el Autorretrato de Luis Paret y Alcázar, de gran calidad y que es la única miniatura conocida de este artista) y las pinturas: Cristo sentado en la piedra fría, de Juan de Flandes, la única obra de época temprana del artista del Prado; San Pedro, de Juan de Juanes, que es posible que formase parte del grupo de ocho santos que flanqueaban las imágenes principales del desmembrado Retablo de San Eloy de la iglesia de Santa Catalina,San Francisco predicando a las aves, de Carreño de Miranda, “una incorporación que junto a San Antonio predicando a los peces hace al Prado poseedor de dos de los incunables de la carrera” del artista asturiano.

2 Replies to “Nuevas obras para el Prado”

  1. Curiosidad dice:

    Me ha gustado esto, pero me gustaría saber más quién era este Juan Bordés y por qué coleccionó estos libros de dibujo. Y puestos a saber más cosas, me gustaría saber también qué va a hacer el Prado con ellos.

  2. Juan Villalba dice:

    Siempre es bueno que se incremente el patrimonio artístico. Maravilloso el cuadro de San Pedro de Juan de Juanes. Ahora que el Prado ha comprado otra obra de Carreño de Miranda, ¿para cuándo una exposición de este artista en el museo madrileño?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top