XXX edición del Premio BMW de pintura: un recorrido por su historia

entrega-cheque.jpg

En estos veintinueve años se han recibido un total de 20.000 obras de artistas españoles o residentes en el país. Se ha convertido en uno de los premios más prestigiosos de España, tanto por la cantidad como por la calidad. Como novedades, en esta trigésima edición la presentación de las obras a concurso se hará online y además cada participante podrá enviar cinco obras

Este premio, que tiene como finalidad divulgar el talento artístico y las nuevas tendencias en el ámbito pictórico celebra treinta años en esta edición. El plazo de envío de las obras finaliza el 7 de septiembre. De todas las obras recibidas se realizará una preselección de 30, de las que finalmente 10 serán las finalistas. La gala de entrega de premios tendrá lugar el 5 de noviembre en el Teatro Real de Madrid y será la reina doña Sofía la encargada de entregar los galardones.

Hay cuatro categorías: Premio BMW de Pintura (25.000 euros), Beca Mario Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica (8.000 euros), Premio a la Innovación (6.000 euros) y Premio BMW al Talento más Joven (4.000 euros).

Stand en Arco con las obras ganadoras de la XXIX edición. Arriba, entrega del premio a Daniel Merlín, ganador de esta misma edición.

Stand en Arco con las obras ganadoras de la XXIX edición. Arriba, Pilar García de la Puebla, directora de Comunicación y RRPP de BMW España, entrega el premio a Daniel Merlín, ganador del premio de Pintura en esta misma edición. 

Pueden partiticipar los artistas españoles o extranjeros que residan en España. Para enviar las obras se ha creado la web: http://premiodepintura.bmw.es. Las bases de la convocatoria se pueden consultar en http://www.micrositepremiobmwdepintura.es/bases.php. Los miembros del Jurado son Enrique de Ybarra Ybarra, Tomás Paredes Romero, Luis María Anson Oliat, Carmen Iglesias Cano, José Guirao Cabrera, Blanca Berasátegui Garaizabal y Antonio Bonet Correa.

Sus comienzos

Fue en 1986 cuando BMW Ibérica se planteó la creación de un premio que llevase su nombre. Entre las distintas opciones que se barajaron, siempre circunscrito al mundo del arte, finalmente se impuso el criterio de instituir un premio de pintura, “no sólo como reconocimiento a la gloriosa tradición pictórica española, si no por nuestra fe en la pintura española del futuro, cuyo presente es ya altamente esperanzador”, declaró Óscar Ozaeta, presidente de BMW Ibérica en 1995.

Uno de los ejes referenciales de este premio es la simbiosis entre arte y música, un tema que también estuvo claro desde el principio y por eso se decidió que el día de la entrega del Premio y las Medallas de Honor “tuviera lugar en el marco de un importante concierto de música española, que desde el primer año se ha llevado a cabo a beneficio de la Fundación Mundo Armonía”, finaliza Ozaeta sobre los comienzos de estos ya históricos galardones.

Hornacina II, de Teruhiro Ando, ganador de la XXIII edición, 2008.

Hornacina II, de Teruhiro Ando, ganador de la XXIII edición, 2008.

Así, el premio BMW de Pintura nació con unos fines claros; por un lado, promover el talento de los pintores españoles; por otro, reconocer el esfuerzo de la investigación pictórica y, por último, dar a conocer a jóvenes y prometedores talentos.

Para Eduardo Villaverde, presidente ejecutivo de BMW Ibérica en 2011, como afirmó cuando los galardones cumplían veinticinco años, esta iniciativa “comparte, en su esencia, muchos de los valores básicos que impulsamos desde nuestra empresa: hablamos de diferentes formas de expresión, de innovación, de creatividad, y es que la estética no está en absoluto reñida con la tecnología, al contrario, se dan la mano en la búsqueda de nuevos horizontes”.

Premio al Talento más joven de la XXIII edición, 2008.

Premio al Talento más joven de la XXIII edición, 2008.

En cuanto a la cantidad, pluralidad y calidad de los participantes durante todos estos años, lo más destacable para Villaverde es comprobar que el arte, y la pintura en particular, “necesitan y buscan vías de expresión nuevas y distintas, otras formas de presentarse más allá de las convencionales”. Además, tanto la cantidad de obras participantes como la repercusión social que tiene en nuestro país, son una excelente prueba del buen estado de salud que tiene este premio. Hay otro aspecto que para Villaverde es muy interesante, comprobar cada año “la convivencia y diálogo en una misma convocatoria; artistas de diferentes edades, tendencias, formas de expresión diversas, aunque, con un mismo objetivo para todos”.

En todos estos años, los que van de 1986, fecha del I Premio BMW de Pintura (ganador José Vega Ossorio con su obra Composición), hasta el último año, 2014 (ganador Daniel Merlín, con Sin título), se han recibido miles de obras, de las que el Jurado ha tenido que hacer una selección previa, luego elegir a finalistas y, por último decidir quién se hacía con el primer premio de pintura, una tarea que muchas veces ha resultado difícil y comprometida por la calidad de las obras a concurso.

¿Qué pasa con las mujeres artistas?

En esta nómina de artistas ganan por goleada los hombres, solo se han hecho con el premio en todo este tiempo cuatro mujeres (Mariví Nebreda con Rompiendo el silencio, 1997; Mabel Arce, Lavando la piedra, 2000; Pilar Perea Moreno, Menorca, Luis paseando, 2009, y Cristina Gamo Lázaro por Infinito II, 2011), lo que desde luego es sintomático de la marginación que han sufrido y, por desgracia, siguen sufriendo las mujeres en general y las artistas en particular.

Menorca, Luis paseando, de Pilar Perea Moreno, ganadora de la edición XXIV Premio de Pintura, 2009.

Menorca, Luis paseando, de Pilar Perea Moreno, ganadora de la edición XXIV Premio de Pintura, 2009.

Un hecho que pienso del que hay que tomar nota y hacer una profunda reflexión sobre cómo es posible que habiendo tantísimas mujeres matriculadas en las escuelas de Bellas Artes y tantas artistas con muchísimo talento no se refleje con su presencia en las galerías, certámenes y exposiciones. Todo un reto para el jurado de estos premios, a los que invitamos a que reflexionen un poco sobre este hecho.

Infinito II, de Cristina Gamo Lázaro, ganadora de la XXVI edición del Premio de Pintura, 2011.

Infinito II, de Cristina Gamo Lázaro, ganadora de la XXVI edición del Premio de Pintura, 2011.

¿Qué ha sido de los ganadores?

Otro dato interesante es seguir la pista de los ganadores porque si bien el hecho de recibir el premio, otorga visibilidad y reconocimiento al artista y su obra (además del premio en metálico que facilita el trabajo a desarrollar a partir de ese momento porque está claro que tener medios ayuda), la cuestión es ¿sirve el premio como trampolín para “triunfar” en el mercado del arte de estas jóvenes promesas? Lógicamente no hay una sola respuesta, sino muchas, tantos como los factores que intervienen en la consolidación y éxito de un artista, la dedicación al trabajo, la coherencia y calidad de su obra, pero también hay otros ajenos a estos aspectos como son la “suerte” de que te fiche una galería “de primera” que mueva la obra en España y fuera de ella, que invierta en promoción y marketing.

En el caso del premiado en 1987, Agustín Úbeda Romero (Liviana, espera… y un beso) ya era un artista reputado y con una gran trayectoria detrás. Falleció a los diez años de haber recibido el premio, el 30 de noviembre de 2007. Nacido en 1925 en Herencia (Ciudad Real), en 1943 ingresó en la escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde fue discípulo de Eugenio Hermoso, Vázquez Díaz o Joaquín Valverde. Posteriormente el Instituto Francés le concede una beca y en 1953 se va a París, donde se queda a vivir más de veinte años. En esta ciudad expone junto a los integrantes de la Escuela de París. A su vuelta, imparte clases en la misma escuela donde había estudiado. Este artista manchego creó una simbología muy personal para reflexionar sobre la sensualidad femenina, siempre desde una perspectiva figurativa. Hay obras suyas en el Museo de la Villa de París o en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

El jurado junto a la obra ganadora de la XXVIII edición de los premios BMW.

El jurado junto a la obra ganadora de la Beca Antolín a la Innovación de la XXVIII edición de los premios BMW.

En esta misma línea de pintor que cuenta ya con una gran trayectoria artística cuando recibe el premio BMW es el ganador de la primera edición de estos premios (1986), José Vega Ossorio con su obra Composición. Este pintor extremeño, nacido en 1945, ya había recibio en 1980 el prestigioso premio Blanco y Negro. A partir de ahí, le llueven las exposiciones en España y fuera de ella, instituciones públicas y coleccionistas compran sus obras. Como dato curioso, tras recibir el premio BMW (que le consagra definitivamente) decide no presentarse a ningún concurso más de pintura.

También Luis Caruncho (Desarrollo geométrico para un espacio lúdico, premiado en 1988), era un pintor ya de cierta edad (había nacido en 1929 en La Coruña), con trayectoria sólida había obtenido anteriormente otros premios como el de Pintura de L’Oréal en 1985. En los sesenta realiza sus últimos bodegones cubistas y a partir de entonces la figura desaparece, y pasa de la figuración geométrica a la no objetividad. En 1974 forma parte del grupo de constructivistas españoles.

En 1989 resultó premiado Daniel Merino Bodega con Invocación, un pintor precoz que recibió su primer galardón con once años y con dieciséis ya había realizado su primera exposición invidual en la Sala Minerva del Círculo de Bellas Artes. Murió con 69 años el 29 de enero de 2011. Su obra evolucionó desde la figuración al cubismo y la pintura onírica. Sus pinturas forman parte de colecciones privadas y públicas tanto en España como en América, África, Portugal, Suiza e Italia. Sus últimas antológicas tuvieron lugar en 2002 en Madrid, Murcia, La Coruña y Badajoz.

La reina doña Sofía junto Keke Vilabelda, ganador Beca Mario Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica en 2012.

La reina doña Sofía junto Keke Vilabelda, ganador Beca Mario Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica en 2012.

El granadino Juan Manuel Brazam fue el elegido como ganador en 1990 por su obra Memoria de un espejo. En 1991 y 1992, el tema del paisaje es el protagonista de estos galardones: Manuel Sánchez Arcenegui con Paisaje de Venecia y José Sánchez Carralero López por Toledo desde el puente San Martín.

En 1993 el premio fue para Jesús Cortés Caminero por El sueño del arqueólogo sobre un desnudo de Revello. Este pintor malagueño tuvo una antológica en Madrid en 2001 y en 2004 en el Musseo Municipal de Málaga. En 1994, José Esteve Adam recibió el premio porque según el jurado “la obra evidencia una gran experiencia en la estructuración de la composición, pero principalmente, una gran sutileza en el uso del color”. Florencio Maíllo (Sin título, 1995) ha realizado últimamente unos retratos de personajes de su pueblo natal, Mogarraz (Salamanca), que han sido colgados por las fachadas de las calles. Aitor Sarasqueta (Presencias, 1996), José M. Nuñez Arias (Sin título, 1998), Alejandro Quincoces (Sendero doble, 1999), Antonio Gil Morán (Territorio II, 2001), Francisco Segovia Aguado (Competencia de altitud, 2002), Jaime Valero Perandones (Luces de noche, 2003), Fermín Ramírez de Arellano (Al norte, 2004).

Industrial Landscape, de Hugo Fontela, ganador del premio de pintura en la edición de 2005.

Industrial Landscape, de Hugo Fontela, ganador del premio de pintura en la edición de 2005.

El caso de Hugo Fontela Rodríguez, que con Industrial landscape ganó el premio de 2005 con 19 años, sí que ha resultado ser como uno cabe esperar cuando un artista recibe un premio como este, de joven promesa ha pasado a ser uno de los mejores y más cotizados artistas del panorama actual de la pintura. Dos años después recibe el Premio al mejor artista de la Feria Estampa que concede la Asociación de Críticos de Madrid. A partir de ahí, su carrera es imparable; en 2011, el Museo de la abadía de Montserrat (Barcelona) muestra sus trabajos realizados en América y en el centro proyectado por Oscar Niemeyer en Avilés tiene lugar su exposición Niemeyer by Fontela, fruto de dos estancias en Río de Janero en 2009 y 2011. Desde 2005 vive y trabaja en Nueva York. Su próxima exposición tendrá lugar este otoño en la galería Marlbourg de Madrid.

El camino, de José Carlos Naranjo, ganador del Premio de Pintura de la XXVIII edición, 2013.

El camino, de José Carlos Naranjo, ganador del Premio de Pintura de la XXVIII edición, 2013.

Michelle del Campo (La Pausa, 2006), Guillermo Sedano (Nevada, 2007), Teruhiro Ando (Hornacina II, 2008), Rafa Macarrón (Los tres mosquiteros, 2010), Albano (Sigrdrifa, 2012) y José Carlos Naranjo (El camino, 2013).

Una historia todavía por escribir: Daniel Merlín, Premio de la XIX edición

El futuro del ganador de la última edición, la de 2014, está todavía por ver, es una historia que apenas se acaba de empezar a escribir. Lo que sí podemos afirmar, es que ha comenzado un buen camino después de recibir el premio por una personal Cabeza de Samuel Becket, realizada con trozos de papel encolados. Se encerró en su estudio para trabajar porque como nos decía en una entrevista que concedió a DESCUBRIR EL ARTE en la pasada edición de Arco “el premio BMW me motiva para encerrarme en el taller a trabajar con las pilas cargadas y con mucho entusiasmo”. Cuando le preguntamos qué había sido para él recibir este prestigioso premio, contestó que “en lo profesional, un trampolín porque te da visibilidad y te permite conectarte con las galerías y con los coleccionistas, antes tenía entusiasmo pero ahora además tengo expectativas”.

De izquierda a derecha, Daniel Merlín y Álvaro Sellès.

De izquierda a derecha, Daniel Merlín y Álvaro Sellès, su profesor de pintura desde los doce años.

Cuando ganó el premio ya trabajaba con la galería Fernando Latorre, pero lo cierto es que después ha tenido muchas entrevistas con galeristas, un aspecto que no le hace sentirse cómodo del todo porque “mis expectativas son sobre todo conmigo mismo. Mi intención es hacer una buena obra, y ahora mismo estoy un poco preocupado por mi trabajo, ya que lo que necesito es encerrarme en el taller y trabajar sin distracciones para poder mostrar de aquí a un año mi obra. Para lo demás no tengo prisa”.

DANI-ALVARO RETRATOS (10 of 12)Su último proyecto ha sido una apuesta muy personal y fuera, digamos, del circuito del mercado del arte, que se realizó a finales de abril en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial, el lugar donde empezó a aprender este oficio con doce años, de la mano del profesor Álvaro Selles. De gran influencia para él, con el tiempo dejaron de ser profesor-alumno para convertirse en amigos, y es a partir de esta relación de amistad que surgió la idea de una exposición conjunta, contraponer la visión de cada uno de los mismos rostros de personajes de la cultura, un aspecto muy interesante porque el visitante, y para ellos mismos también, ha podido ver las influencias, cercanías y alejamiento entre ellos.

¿Dónde están las obras ganadoras?

Por último, queda por saber qué hace BMW con las obras ganadoras. Por un lado, se han hecho varias exposiciones en la Casa de Vacas y en La Vaguada de Madrid donde se han mostrado todas las obras ganadoras, tanto las del premio de pintura, así como las correspondientes Becas Mario Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica y los Premios BMW al Talento más Joven, además de las que obtuvieron medallas de honor.

Exposición de los premios BMW.

Exposición de los premios BMW.

Aunque llevan tiempo pensando en abrir un espacio propio donde el público pueda disfrutar de estas obras, de momento, como nos comentan desde BMW “no ha surgido nada que nos encaje por diversos motivos. Todo lo que tenga que ver con la difusión del arte nos interesa y por eso, siempre estamos mirando diferentes opciones”.

Ángela SANZ COCA

2 Replies to “XXX edición del Premio BMW de pintura: un recorrido por su historia”

  1. Ana Maria Martin Tellez dice:

    Hola, me interesaria tener informacion sobre el cuadro de Jesus Cortes Caminero ganador del premio BMW del año 1993 para saber en que exposiciones ha estado y en cuales estara en un futuro. Gracias de antemano por la informacion..

    1. La última exposición de este artista tuvo lugar de diciembre de 2013 a enero de 2014 en la Sala Fugger de Almagro. En cuanto al cuadro ganador del premio BMW pertenece a la colección BMW y se debió exponer en 2015, coincidiendo con el 30 aniversario de los premios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top