La provocación de Andrés Serrano

WEB-Uncensored-Photo-ANDRES-SERRANO-MBBAA-Bruselas-04-©-Mercedes-Peláez-72-jpg.jpg

Una retrospectiva del artista norteamericano en el Museo de Bellas Artes de Bruselas explora en 150 fotografías de gran tamaño tres décadas de su trabajo. Desde sus inicios en 1985, el fotógrafo trata temas como la religión, la muerte, la vejez, el sexo, la tortura o la violencia. Además, se exhibe su último trabajo, Habitantes de Bruselas, una serie realizada ex profeso para esta exposición en la que muestra a las personas más desfavorecidas de la ciudad de Flandes. Hasta el 21 de agosto

El museo de Bellas Artes de Bruselas acoge hasta el próximo 21 de agosto la exposición Uncensored Photographs del norteamericano Andrés Serrano. Se trata de la primera retrospectiva integral que explora en 150 fotografías de gran tamaño las tres décadas que componen la carrera de este artista controvertido desde su inicio en 1985. Serrano pertenece a la categoría de autores contemporáneos que identifican arte con máxima provocación y eligen sistemáticamente asuntos perturbadores para el guión narrativo de sus trabajos, así que, aunque asegura pretender “dar tan solo algo que mirar”, la presentación de sus obras suele venir acompañada de polémica cuando propone imágenes que sabe impertinentes o desagradables sobre temas de religión, muerte, vejez, sexo, belleza, dramas, tortura o violencia. Los títulos de las secciones en que se divide la exposición bruselense reflejan la trayectoria y los intereses del artista en este sentido. Son America, The Model, Bodily Fluids, The Klan, A History of Sex, Native Americans, Immersion. Piss Christ, Objects of Desire, The Morgue, Torture, Cuba, The Cross, Shit, Holy Works, Residents of New York, Nomads, Denizens of Brussels, Sings of the Times, y The Other Christ.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. Arriba, Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez. Las dos fotografías © Mercedes Peláez

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. Arriba, Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez. Las dos fotografías © Mercedes Peláez

Cinco de las obras generadoras de escándalo de Serrano están presentes en la muestra belga y, a pesar del título de Uncensored Photographs, se trata de imágenes vandalizadas y, por tanto censuradas, por el público que tuvo ocasión de contemplarlas en exhibiciones anteriores. Varias de ellas forman parte de la colección History of Sex de Serrano y son prescindibles si no se desea participar del morbo de acceder a un espacio restringido a los adultos mediante advertencias y cortinajes. Si se prefiere contemplarlas hay que recordar que, por decisión del artista, se exponen sin restaurar y conviene no pasar por alto los matices que han aportado a estas obras mutiladas las certeras heridas producidas por los espectadores que las vieron en Melbourne, Suecia y Aviñón.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

A pesar del impacto que producen, las cinco fotografías agredidas no protagonizan sin embargo el conjunto de la muestra Uncensored Photographs, que resulta cautivadora por la belleza absoluta de las fotos de gran porte que se contemplan y el tratamiento vibrante del color. En el resto de las obras expuestas, Serrano ha reducido su desinhibición y los extremos más irreverentes pasan casi desapercibidos en las obras, cuando están, para diluirse entre una mayoría de fotografías que retratan sin más la crudeza de la realidad social que nos rodea. El autor norteamericano es un fotógrafo comprometido y, sobre todo, extraordinario, capaz de pintar con luz imágenes que recuerdan la composición, luminosidad y contraste de las obras de los maestros más notables del óleo. En arte, es más fácil ser atrevido en los temas que artista excepcional, y Serrano demuestra especialmente que lo es cuando, al mitigar los argumentos provocativos, las imágenes se liberan del sensacionalismo y emerge la técnica perfecta que posee y su valor como artista interesado en mostrar las contradicciones del entorno que nos rodea sin juzgarlas.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Denizens of Brussels / Habitantes de Bruselas

La utilización por parte de los artistas del instrumento de la provocación es ya clásica, y va quedando desgastada si se compara con el impacto producido por las crudas tomas que cualquier ciudadano puede obtener actualmente de la realidad con sencillas cámaras móviles. Atender al telediario y escuchar los noticieros puede resultar más inquietante para el espectador que investigar el significado de una obra de arte que finge la realidad de manera rompedora. Serrano parece haber caído en la cuenta de esta situación y en su último trabajo en la capital belga, Denizens of Brussels, orienta su objetivo hacia los habitantes más desfavorecidos de la ciudad, y lo hace de manera directa para obtener retratos llenos de dignidad de personas con nombre y apellidos que viven en la calle entre cartones. Según consta en la información de la muestra, todas las personas han sido recompensadas económicamente y las fotos no serán comercializadas.

Denizens of Brussels. Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Denizens of Brussels. Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Denizens of Brussels representa la parte más conmovedora de Uncensored Photographs por la serenidad de las imágenes logradas por Serrano sobre el drama de la pobreza extrema en sociedades ricas, por su calidad y por la sencillez de un montaje expositivo que se reduce a meras láminas de papel impresas y prendidas con chinchetas en la pared. Las fotografías, que también han sido expuestas en las calles de la capital belga, fueron tomadas en febrero y marzo de 2015. Son la respuesta de Andrés Serrano al encargo realizado para la exposición por el Museo de Bellas Artes de Bruselas con la intención de dar continuidad a otra serie suya de 2014, Residents of New York, sobre la reciente epidemia de los homeless neoyorquinos.

Denizens of Brussels. Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Denizens of Brussels. Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Jacques Attali, coautor del catálogo Andrés Serrano. Denizens of Brussels. Residents of New York, uno de los dos editados con motivo de la exposición, asegura que Serrano desea mostrar que “cualquiera puede terminar en la calle cuando el sistema quiebra”. Probablemente esta sea una de las claves fundamentales que permiten entender de manera sensible el trabajo de Andrés Serrano en su conjunto, más allá del juego de la provocación que sirve de reclamo básico a su obra.

Mercedes PELÁEZ

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Uncensored Photographs, Andrés Serrano. Museo de Bellas Artes de Bruselas. © Mercedes Peláez.

Andres Serrano. Uncensored photographs. Hasta el 21.08.2016.

https://www.fine-arts-museum.be/en/exhibitions/andres-serrano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top