Un Madrid alternativo con Hybrid Fest

FOTO-1-copia.jpg

La capital acoge hasta el 28 septiembre la cuarta edición de este festival transgresor, que nació con la idea de potenciar la diversidad cultural al margen de las clásicas vías de expresión. Más de 38 espacios independientes o autoorganizados en barrios como Carabanchel o Prosperidad, más de 150 artistas, nacionales e internacionales y, como novedad, SWAP, un proyecto de intercambios de iniciativas artísticas que pone el foco en Ucrania…

Septiembre es sinónimo de cambios, de nuevas propuestas y tendencias que también invaden la escena del Arte. Hybrid Festival es, sin duda, una de las más atractivas, no solo por su carácter alternativo, transgresor.

En esta edición, y ya van cuatro, la ciudad se convierte en una gran plataforma creativa, a lo ancho y largo, y llena míticos barrios, Carabanchel, Prosperidad… con más de 38 espacios independientes o autoorganizados, durante dos semanas, de múltiples actividades. Exposiciones, tiendas de diseño, coworking, salas de conciertos o estudios de arquitectura para potenciar la diversidad cultural, al margen de las clásicas vías de expresión.

Sobre estas líneas y arriba, tres obras de Hybrid Fest.

Uno de los muchos aperitivos, participan más de 150 artistas, no solo nacionales, y en su mayoría emergentes, es SWAR. Un proyecto de calado internacional, de intercambio de iniciativas artísticas con sello de Ucrania.

En seis diferentes ámbitos que tratan de fomentar la sinergia de creadores locales y proyectos expuestos out, fuera de aquí, como Art Licks y Espacio Vista, su homónimo festival en Londres, con el trabajo On BoardII. El colectivo alemán Coven Berlín y La Juan Gallery, escenario de Confort Study Stage III. La Doce y Alfama, y su site specific Sala de espera, visión particular de María Magán y Natasha Lelenco. Todo ello bajo el comisariado de Boreal Projects.

El Foro Ucrania, con tres nuevos proyectos, de Kiev, Dnipró y Járkiv, constituye otro nutriente importante del programa. Come in Gallery presenta en Le Mur Photo Gallery la serie N44JOPW8 de Igor Chekachkov que se pregunta ¿dónde comienza el espacio privado y se termina el común? La sala EFTI acoge en conjunto con Artsvit, la mirada de los primeros años de la independencia del país, la transformación de las instalaciones industriales, con los trabajos impecables de Damil Revkovskiy y Andriy Rachinskiy en Soot.

Una de las obras que participa en el Hybrid Fest.

Y Nadie, Nunca, Nada, No, el espacio de Ramón Mateos, de pura base contemporánea, muestra Dismantlement, guiada por Anna Sorokovaya, de Soshenko 33, referente de encuentro artístico en Kiev.

Un gran y variado cartel. A lo nuevo, La Causa Galería, exposición de Gviie. La Cubierta, y su muestra La casa por la ventana de Francisco Mayor y Laura Martínez, se unen clásicos desde su origen. Como Habitar la Línea, de Estefanía Santiago, o La Catorce Quince, con una colectiva Metamorphsynthesis.

Una guinda que se completa con la entrega del premio Impulsarte Petit Palace, a uno de los once creadores de la pasada edición, y la correspondiente exposición colectiva de Saisho. Innovador cauce que pone en valor el trabajo de nuevos artistas a través de dinámicos programas expositivos. Una rentrée, vuelta a lo cotidiano, con mucho que decir.

César Serna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top