Irene López de Castro: pintura para la paz

Salam-Mali-BOGOLAN-acrilique-97-x-195-cm-.jpg

El Centro Cultural Casa de Vacas Retiro (Madrid) acoge hasta el 27 de octubre El río de la vida. Recuerdos del río Níger, una exposición donde la pintora muestra por vez primera una serie de obras fruto de la fusión de la técnica de la pintura de barro de Malí o bogolán con su propia técnica. Entrada gratuita

Irene López de Castro es la única artista española que ha expuesto de manera individual su obra en el Museo Nacional de Malí en Bamako, una muestra realizada por la Embajada de España en 2017 y que tenía por título Au coeur du Mali. Al año siguiente, mostró Il cuore del Mali en la galería San Lorenzo de Florencia y en 2019, en el Museo de Bellas Artes de Córdoba, Mujeres de Tombuctú. Ahora, López de Castro reúne en esta exposición en la capital sus últimos trabajos que han surgido para reivindicar la paz en Malí, país con el que esta artista tiene una estrecha relación desde hace treinta años.

Sobre estas líneas, Sueño de juventud, 70 x 30 cm. Arriba, Salam. Mali, bogolán y acrílico, 97 x 195 cm.

Dicen que la belleza es lo único capaz de curar la tristeza, por lo que, con más conciencia que nunca, la artista quiere soñar la paz y lo hace pintándola, pues “alrededor del río Níger siempre fluye la vida, y, a pesar del presente, en la memoria del pasado, bien podría estar el futuro”, comenta la pintora.

El río de la vida muestra la belleza africana de Malí a través de los Recuerdos del río Níger, fruto de los numerosos viajes realizados desde 1989 por esta pintora de raíces andaluzas. Enamorada del Sahel, Irene ha consagrado su vida como artista a mostrar el mejor lado de aquellos lugares y de sus gentes a través de su universo pictórico.

La familia, 89 x 130 cm.

La exposición reúne cerca de cincuenta obras, entre pinturas, dibujos y grabados, realizadas con distintos procedimientos artísticos, entre ellos, y por vez primera, la artista muestra el resultado de la fusión de la técnica de la pintura de barro de Malí o bogolán con su propia técnica, a base de texturas, tierras y acrílico artesanal.

Río Níger, 68 x 113 cm.

Una técnica que empezó a aprender en Malí en 1990 con los artistas Annick Turner y Kandioura Coulibaly, presidente del Groupe Bogolan Kasobané. La obra de este legendario grupo de artistas malienses fue expuesta en esta misma sala de la Casa de Vacas en mayo de 2018, en una gran muestra dedicada al arte tradicional y contemporáneo en bogolán. Una exposición que fue visitada en solo un mes por 29.000 personas y que fue promovida por la propia Irene López de Castro, en honor de su gran amigo Kandioura, que había fallecido en diciembre de 2015, unos meses después de mostrar en el Teatro de Casa de Vacas un inolvidable desfile de ropa étnica: Los adornos de Mali.

Claridad, 956 x 200 cm.

2 Replies to “Irene López de Castro: pintura para la paz”

  1. ANGEL AGUADO dice:

    Desde luego que no dejare de visitar esta exposición de Irene López próximamente.

  2. ANTONIO CASTILLO dice:

    La pintura de IRENE LÓPEZ de CASTRO me encanta, es sensual, usa unos tonos pastel maravillosamente tratados, con la difícil técnica de “esfumato” que produce una sensación vaporosa. En definitiva : Una artista genial, una temática muy personal y muy poco expresada en los lienzos. ¡¡ ENHORABUENA ARTISTA !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top