Cuentos e ilustraciones boreales

Erik-Werenskiol-man_with_a_scythe-large.jpg

La editorial Libros de las Malas Compañías ha publicado recientemente Cuentos noruegos, recopilados de la tradición oral por Asbjørnsen y Moe en las décadas centrales del siglo XIX. Se incluyen más de 120 grabados de los artistas más célebres de Noruega, como Theodor Kittelsen, Erik Werenskiold, Otto Sinding o Adolph Tidemand

Este libro recopila 110 cuentos de tradición oral recogidos por toda Noruega por Peter Christen Asbjørnsen (1812-1885) y Jørgen Engebretsen Moe (1813-1882) y que fueron publicados en las décadas centrales del siglo XIX, como también lo habían hecho anteriormente los hermanos Grimm en Alemania y Hans Christian Andersen en Dinamarca. Y precisamente Jacob Grimm dijo dijo sobre estos relatos noruegos que “son los mejores cuentos folclóricos que existen y sobrepasan casi a cualesquiera otros”.

Sobre estas líneas, Desde muy muy lejos, el palacio de Moria Soria resplandecía como el oro, de Theodor Kittelsen, 1900, óleo sobre lienzo, 45 x 68,5 cm. Oslo, Galería Nacional de Noruega. Arriba, Hombre con una guadaña grande, de Erik Werenskiol.

Sobre estas líneas, Desde muy muy lejos, el palacio de Moria Soria resplandecía como el oro, de Theodor Kittelsen, 1900, óleo sobre lienzo, 45 x 68,5 cm. Oslo, Galería Nacional de Noruega. Arriba, Hombre con una guadaña grande, de Erik Werenskiold.

La geografía y el clima noruegos propician que este país sea un terreno abonado para el cuento y la leyenda, “las largas noches del invierno escandinavo se llenaban de susurros y de ecos; el páramo desierto y helado se convertía, por la sola virtud de la palabra, en un jardín encantado: el jardín de las palabras”, escribe María Condor en la introducción de este libro de cuentos.

Asbjørnsen fue el primero en recorrer Noruega y recoger estos relatos. Luego se unió Moe (poeta y teólogo, incluso llegó a ser obispo). Los dos se conocían desde muy  jóvenes, se hicieron grandes amigos y trabajaron juntos toda la vida. Los dos prepararon las primeras ediciones parciales de cuentos, que se suceden entre 1841 y 1844, y entre 1852 y 1871 publicaron dos colecciones ampliadas. El éxito fue inmediato, un hecho que está relacionado con que en esos momentos había un gran interés en Europa por la recuperación del folclore en armonía con el nuevo clima de nacionalismo e independencia de muchas naciones europeas propiciado por el romanticismo a lo largo del siglo XIX.

Adolph Tidemand.

Obra de Adolph Tidemand.

Como dice en el prólogo del libro Gustavo Martín Garzo, en todos los cuentos, desde los hermanos Grimm, de Andersen, de Perrault o de los orientales, late la misma ansia de maravillas, de hacer del mundo el lugar de la posibilidad: una casa encantada. Y es que “los cuentos guardan la memoria de la infancia del mundo, de ese tiempo en que la verdad no cabía en una sola historia”.

“Los cuentos que se incluyen en este volumen proceden de Noruega, el país de los bosques y los navegantes, de las noches interminables y los hielos eternos. Su mundo es un mundo de objetos mágicos, de pruebas imposibles, de pactos misteriosos, de cuartos prohibidos, de princesas que duermen junto a espadas desnudas, de trolls devoradores de carne humana. Son los asuntos, los objetos y los personajes eternos de los cuentos. Esos cuentos que guardan la memoria de la infancia del mundo, de ese tiempo en que la verdad no cabía en una sola historia y hasta los cuerpos muertos podían florecer si alguien los amaba”, añade Martín Garzo.

Otto-Sinding Sinding Spring Day In Lofoten.

Primavera en Lofoten, de Otto Sinding Sinding.

Ilustración de la cubierta de Theodor Kittelsen.

Ilustración de la cubierta de Theodor Kittelsen.

 

 

Asbjørnsen y Moe, Cuentos noruegos, Libros de las Malas Compañías (Madrid). Traducción del noruego, introducción y notas de María Condor. Con más de 120 ilustraciones de los pintores noruegos más célebres de la época: Theodor Kittelsen, Erik Werenskiold, Otto Sinding, Adolph Tidemand y otros. Precio: 28,50 euros.

El orden de los cuentos se ajusta al de las primeras ediciones completas.

Un libro muy recomendable, tanto para adultos como para los más jóvenes. Y buen regalo para Reyes.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*