Rasheed Araeen: el artista que dio voz a los creadores del “Tercer Mundo”

Araeen_Paki-Bastard-Portrait-of-the-Artist-as-a-Black-Person-1977.jpg

Hasta el 25 de marzo, el Van Abbemuseum de Eindhoven (Países Bajos) acoge una retrospectiva del artista pakistaní compuesta por un conjunto de obras que recorren sesenta años de trabajo, desde sus primeros experimentos en la pintura en Karachi, su ciudad natal, pasando por sus escultura minimalistas o una selección de sus nuevas estructuras murales

El pintor, escultor, escritor y crítico de arte Rasheed Araeen (Karachi, 1935) ha tenido una profunda influencia en generaciones de artistas, escritores y pensadores. Es, además, una de las voces más importantes en tratar el tema de la identidad de los creadores del Tercer Mundo.

Artista conceptual, se graduó en ingeniería civil y tecnología en la NED University de su ciudad natal en 1962. Mientras cursaba los estudios ya expuso su trabajo como artista seguidor de la vanguardia, que había conocido a través de los libros y las revistas occidentales que llegaban a su país y también por el contacto con los artistas contemporáneos paquistaníes.

Sobre estas líneas, retrato de Rasheed Araeen, foto de Socrates Mitsios. Arriba, Paki Bastard. Portrait of an Artist as a Black Person (Paqui bastardo. Retrato de un artista como Persona Negra), 1977, cortesía del artista, documentación de la performance.

Dos años después, en 1964, se fue a vivir a Londres y decidió dedicarse de lleno a la creación plástica, realizó una serie de esculturas influenciadas por el minimalismo y su experiencia como ingeniero. En 1972 se unió al movimiento los Pantera Negra y seis años más tarde fundó una de las revistas más influyentes sobre arte, Tercer Mundo, poscolonialismo y temas étnicos, Third Text (Tercer Texto). En palabras del propio Araeen había creado esta revista para intentar “demoler las fronteras que separan la crítica de arte y el arte”. Y es que para el artista escribir equivalía a alzar la voz contra el discurso hegemónico del mundo del arte, ya que este discurso lo había confinado a un estereotipo étnico que le impedía convertirse en artista por derecho propio.

En 1989, comisarió en la Hayward Gallery la histórica The Other Storyla primera exposición retrospectiva dedicada a la creación artística en África, el Caribe y Asia– con artistas como Frank Bowling, Sonia Boyce, Eddie Chambers, Uzo Egonu, Mona Hatoum, Lubaina Himid, Gavin Jantjes, Donald Locke, David Medalla, Ronald Moody, Ahmed Parvez, Ivan Peries, Keith Piper, F N. Souza y Aubrey Williams, así como la propia obra de Araeen.

Mi primera escultura, variación 1, 1959 (1975), acero, cortesía de Aicon Gallery. Todas las obras de Rasheed Araeen.

En resumen, Araeen ha sido uno de los primeros profesionales de la cultura en expresar desde principios de los años setenta la necesidad de mostrar el trabajo de artistas de origen africano, latinoamericano y asiático en las instituciones culturales británicas. De hecho, el mismo comisarió exposiciones, publicó varias revistas (entre las que, además de la mencionada Tercer Texto, está también Fénix Negro de 1978), realizó instalaciones y proyectos artísticos comunitarios.

Ahora, y hasta el 25 de marzo, el Van Abbemuseum de Eindhoven dedica una gran retrospectiva que es además un estudio exhaustivo del artista. La exposición, que abarca sesenta años de trabajo, está estructurada en cinco apartados y que en su totalidad recorren desde sus primeras experimentaciones en pintura en los años cincuenta y principios de los sesenta en Karachi, pasando por las primeras esculturas minimalistas realizadas tras su llegada a Londres, piezas clave de los años setenta y ochenta, tras el despertar político del artista, y una selección de sus nuevas pinturas geométricas y estructuras murales. Junto a todas estas obras también se exhibe gran documentación de sus proyectos de redacción, editoriales y comisariados como parte de una práctica artística que podemos resumir en su desafío a los supuestos formales, ideológicos y políticos del eurocentrismo.

Botes: hacia la abstracción, 1962, tinta negra sobre papel.

El primer apartado (1955-64) muestra, como decíamos antes, una serie de trabajos como sus experimentaciones con la abstracción (Barcos: hacia la abstracción, 1962 o la serie Hyderabab), su interés por la geometría y las fuerzas de la naturaleza como el agua y el fuego, así como sus incursiones iniciales en la escultura con las ruedas de bicicleta torcidas (My First, 1959).

El siguiente, Geometría y simetría, ofrece un recorrido desde 1964 a 1970 y se centra en su contribución decisiva al minimalismo y que está muy relacionado con su formación como ingeniero, con piezas tan emblemáticas como Escultura Nº1 y Escultura Nº3 o sus trabajos con patrones matemáticos como son las “celosías” o la famosa Zero to Infinity (que se expone en el vestíbulo).

Escultura Nº. 1, 1965-2017, cortesía del artista, acero pintado, 30.5 x 30.5 x 182,9 cm.

El tercer apartado se centra en el periodo de 1971 a 1984, y que podríamos decir que trata sobre el “despertar político” de Araeen y sus denuncias de la política imperialista de Gran Bretaña. Aquí se exhiben collages, textos, fotografías con obras clave como For Oluwale (1971-75), Paqui bastardo. Retrato de un artista como Persona Negra (1977) o Notas Preliminares. Hacia el Manifiesto Negro (1975-77). Además, podrá verse la instalación Agujeros en la Tierra (1975) y Mira Mama Macho (1984), estas dos piezas no se habían vuelto a mostrar desde su producción original.

For Oluwale (detalle), 1971-75, tercero de cuatro paneles, collage, cortesía del artista, 122 x 122 cm.

La penúltima sección, En pos de un lenguaje significativo (1984-97) incluye una serie de artículos del artista y los nueve paneles que combinas los monocromos verdes con fotomontajes en obras como Green Painting 1 (1985) y White Stallion (1991).

White Stallion, 1991, cortesía del Imperial War Museum, Londres,, collage, 162,5 x 199 cm.

El quinto apartado está dedicado a los últimos trabajos del creador. Entre ellos, la instalación La Sala de Lectura (2014-17), compuesta por las copias de la revista Third Text (que fundó y editó desde 1987 hasta 2012), además de sus estructuras de celosía y una serie de pinturas geométricas de su reciente serie Opus (2014) y dos nuevos relieves de celosía.

Opus F3, 2014, cortesía del artista, acrílico sobre lienzo, 160 x 160 cm.

Y, por último, la Sala de estudio incluye material de Araeen: sus archivos, cartas y publicaciones, así como sus recientes propuestas artísticas que van más allá del arte y que muestran la manera en que a lo largo de su carrera el creador ha buscado derribar los límites que confinan el arte.

Sala de estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top