El salvaje oeste visto por los hermanos Forman

D02-©-Irena-Vodáková-Jana-Lábrová-Josef-Lepša.jpg

El 18 de enero, Naves Matadero de Madrid estrena en España Deadtown, el último espectáculo de los hijos del famoso director de cine Milos Forman. Esta pieza teatral pone en escena una realidad mágica en la que se mezcla la animación, elementos visuales, música en directo, efectos sonoros, marionetas, actores e ilusiones ópticas. Hasta el 28 de enero

Los hermanos Forman, hijos del famoso director de cine Milos Forman, son los creadores de los imaginarios fantásticos más impactantes e originales de la escena checa contemporánea. De vida errante y bohemia, dirigen desde hace veinticinco años la compañía The Forman Brother’s Theatre. Sus giras por los teatros y festivales más prestigiosos de Europa, EE UU y México les han dado notoriedad mientras su filosofía de vida nómada, su metodología de trabajo y su poética nada convencional hacen que aún se mantengan apartados de las multitudes. VER TRÁILER

Todas las imágenes © Irena Vodáková, Jana-Lábrová y Josef Lepša.

The Forman Brother’s Theatre no tiene ni edificio propio ni un equipo permanente, sino que van incorporando nuevos integrantes según el espectáculo y montan su teatro allá donde van. Y quienes los han visto anhelan que regresen con un nuevo montaje a su ciudad.

Su última obra, Deadtown, es una sorprendente pieza teatral de cine mudo en tres dimensiones. Las imágenes que se proyectan no solo funcionan como una escenografía o ilustración sino como un set vivo que al conectarse con el actor crea una realidad mágica similar a las películas de Karel Zeman. En esta mezcla de animación (históricamente un punto fuerte de la industria del cine checo), potentes elementos visuales, música en vivo, efectos sonoros, su tradicional trabajo artesanal con marionetas y el trabajo de los actores, cruzan los límites de las ilusiones ópticas y encuentran un nuevo mundo.

Como en otros espectáculos de los Forman, los espectadores no entran solo en una sala de teatro, sino que se adentran en un universo original creado para cada show, que en esta ocasión será el antiguo Oeste.

“En nuestra vida nómada hemos surcado mares, deambulado por teatros de ópera, viajado con una troupe de bohemios y hemos perseguido gallinas y cerdos alrededor de una cabaña de madera. Nuestra nueva expedición se dirige al salvaje Oeste. Como niños naifs de una pequeña ciudad checa, nuestra imagen del salvaje Oeste se formó gracias a los westerns mudos. Creíamos que vivían en blanco y negro o con pequeñas sombras de color sepia. Y aunque con el tiempo hemos perdido esa inocencia, esa irrealidad sigue cercana a nuestra visión del teatro. Por eso esta nueva obra oscila entre el teatro y el cine mudo”, explican los Forman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top