Mucho más que fado

el-ojo-elEctrico-casa-encendida.jpg

Hasta el próximo diciembre, una nueva edición de Cultura Portugal. 17 Mostra de Cultura portuguesa ofrece en Madrid, Bilbao, Segovia, Cuenca o Barcelona un recorrido por el teatro, el cine, la música y las artes plásticas de nuestro país vecino. Una programación con marcado acento femenino, abanderada por la celebración del centenario de la poeta Sophia de Mello Breyner Andresen

El país hermano, el país vecino, estrecha cada vez más sinergias con España, en pro de algo tan necesario como es la difusión de su cultura, e inseparable lengua. Un gesto que enriquece a todos. Bajo el lema Bem-vindos, ¡bienvenidos! Madrid, junto a otras ciudades, se convierte durante este otoño, en el perfecto escenario de una nueva edición, la 17, de Cultura Portugal, antes mostra.

Una iniciativa, gracias a muchos agentes involucrados a ambos lados, cargada de contenidos en diferentes áreas temáticas, quine más que la pasada, que no solo pretende enseñar, sino agradecer el cariño receptivo con el que el público español acoge a sus artistas. Dando así el valor y reconocimiento que merecen.

Sobre estas líneas, presentación en Madrid de la nueva edición Cultura Portugal. 17 Mostra de Cultura portuguesa. Arriba, una de las obras de la exposición El ojo eléctrico en La Casa Encendida (Madrid), un proyecto con piezas del Centro de Arte Oliva (Madeira) en el que se reflexiona sobre sobre el misterio, el esoterismo y la presencia oculta en el arte.

Una programación esta vez, con marcado carácter femenino, abanderada por la celebración del centenario de la poeta Sophia de Mello Breyner Andresen, considerada una de las grandes de las letras portuguesas. Los conciertos de la consagrada fadista de Barcelos, Gisela Joáo, la popular orquesta de Jazz de Matosinhos y el estilo único de María Jo­áo. O la artista plástica Cristina Rodríguez y su obra a base de objetos obsoletos, cargada de etnografía social y sostenibilidad, Home is the cathedral of life. También la ilustradora Carolina Celas, son algunas de las propuestas artísticas que impregnaran esta nueva edición.

Si buceamos un poco más en su intenso contenido, durante estos dos meses, los asistentes podrán deleitarse, dentro de los 42 actos previstos, con representaciones de alta calidad y muy diversa temática.

Presentación en Madrid de la nueva edición Cultura Portugal. 17 Mostra de Cultura portuguesa.

En Música, por ejemplo, Portugal Alive, es uno de los platos fuertes. Un festival sound alternativo, de entrada gratuita, con lo más emergente de la escena musical portuguesa actual. Como Conan Osiris, participante del reciente Festival de Eurovisión.

Otro estilo, Portugal es mucho más que fado, fuera los tópicos, encontramos Feminajazz Madrid, y la estelar y sugerente voz de Carmen Souza. Un viaje multisensorial, virtuoso, lleno de talento que nos ofrece esta cantante de origen caboverdiano.

Paulo Rocha, retrospectiva de su filmografía en el Cine Doré (Madrid), dentro del Festival Márgenes.

El séptimo arte estará representado por tres citas imprescindibles. La completa retrospectiva de la obra cinematográfica del considerado padre del nuevo cine luso, Paulo Rocha, en Cine Doré dentro del Festival Márgenes. Una completa reflexión sobre el país frontera, sus raíces e identidad, plasmada en la gran pantalla.

Al igual que Pedro Costa, innovador del cine experimental, docuficción, en pro de los desposeídos, en conjunto con el grupo de música antigua Os Músicos de Tejo, y la obra As Filhas do Fogo (Hijas del Fuego).

El ganador de un “Leopardo de Oro”, trae a la presente Cultura esta obra que revolucionará el espacio escénico dentro del Festival de artes visuales RAYO, en Matadero.

Fotografía de la exposición Un día más en la tierra del Nunca, por Paulo Velosa, en la Casa de Brasil.

Cierra este broche, la proyección de Correspondencias. La cinta de Rita Azevedo Gomes. Basada en la relación epistolar, tan en desuso hoy, entre los poetas Sophia de Mello y Jorge de Sena. Una actividad marcada dentro del Festival Celebremos Iberoamérica, con el que la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) cumple setenta años, con múltiples actividades entrelazadas.

Pero dentro de esta parcela artística, cabe mucho más. Qué sería de la vida sin los grandes maestros, los libros. Como el inigualable José Saramago, motor de inspiración para Saskía Moro en As palabras, contenido e hilo conductor, bajo el sello Ivorypress. Con una prevista y ansiada exposición paralela con bocetos y documentos.

Muestra Isolado, de Andrea Santolaya, sobre la freguesía de Rabo de Peixe (Azores), en la galería Antonio de Suñer.

El homenaje del Instituto Cervantes con Lo digo para ver dentro del certamen POEMAD. Lectura, en castellano, por parte de Elvira Lindo, de versos de la afama poetisa fallecida en 2004, que tradujo al portugués obras de autores tan distintos como Claudel, Dante o Shakespeare.

En pensamiento, seminarios, mesas redondas con responsables de suplementos culturales más allá de la frontera, como Ramón Reboiras o Alfonso Arnada, Diálogos con la literatura y sus principales figuras, Lidia Jorge o Joáo de Mello. O talleres infantiles, para Tratar de descubrir el horizonte o comunicar a través de la imagen personajes y ambientes, completan un abanico de posibilidades junto a otras artes. Textiles, VII Bienal internacional, con la presencia de Manuel Alves Dias. O plásticas, a partir de objetos recopilados para expresar el espíritu de la sociedad contemporánea. Numerosas exposiciones, de fotografía, como la de Paulo Velosa, Un día más en la tierra del Nunca, y por supuesto el teatro. Por primera vez, Bella figura de Yasmina Reza. La historia de un adulterio en una sociedad cargada de dudas, donde la vanidad representa un papel importante.

Home is the cathedral of life, proyecto de Cristina Rodrigues, en Sala 11, Naves de Matadero.

Cultura, una palabra redonda “sincera y amistosa”, de aprecio, como ha querido reflejar su embajador Francisco Ribeiro de Ménezes, junto a Pedro Berhan de Costa, consejero de este área, artífice y alma, por quinto año consecutivo, de este proyecto creativo para todos, que no sería posible sin el apoyo de numerosas instituciones, públicas y privadas, que ceden sus espacios para el deleite y promoción de sus valores, no solo en Madrid. Bilbao, con un ciclo de cortometrajes y documentales, o Cuenca con su II congreso de Arquitectura “Arte, ciudad, paisaje”, junto a Segovia, Sevilla o Barcelona son otras sedes.

Bella figura, obra de teatro de Yasmina Reza, dirección de Nuno Cardoso, Teatro de la Abadía.

Un reconocimiento a la cultura, identidad, más próxima, de manera abierta, moderna, heterodoxa, no en vano somos vecinos, “buenos vecinos”, con nuestras diferencias, pero sin perder el verdadero espíritu, perpetuar las relaciones entre todos los implicados, junto con el público, su principal motor. Portugal país hermano, país Bem-venido, este año y muchos más.

César SERNA

Cultura Portugal. 17 Mostra de Cultura portuguesa. Hasta diciembre

(Ver programación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top