Inventario de objetos, inventario de una vida

Manuel-Franquelo-Things-in-a-room-Untitled-9-2015-fotografia-sobre-aluminio-ed.de-3-y-2-PA-925x192cm.jpg

Manuel Franquelo presenta en la galería Marlborough (Barcelona) Cosas de una habitación: una etnografía de lo insignificante, una serie de fotografías de gran formato y dotadas de una abismada presencia hiperreal. Un proyecto en el que el artista reflexiona sobre la estética de lo cotidiano y cómo nos relacionamos con los objetos que nos rodean. Hasta el 9 de noviembre

La muestra contará con las piezas fotográficas de gran formato de este proyecto en curso que han sido presentadas con anterioridad –Marlborough Nueva York (2015), Marlborough Madrid (2016) y Michael Hoppen Londres (2017)– a las que se suman otras nuevas que se muestran por primera vez en esta ocasión.

Las fotografías de Cosas de una habitación: una etnografía de lo insignificante, impresas a riguroso tamaño natural y dotadas de una abismada presencia hiperreal, son un inventario de las cosas acumuladas a lo largo de los años en los rincones de un espacio habitado por el artista.

En las piezas de este proyecto, Franquelo articula temas relevantes de la estética de lo cotidiano. Desde la forma de relacionarnos con las cosas y especular sobre sus impenetrables maneras de existir, hasta aquello que Paul Virilio y George Perec englobaban bajo la categoría de lo “infraordinario”, es decir, todo lo que debido a su obviedad o insignificancia queda fuera del campo habitual de la percepción humana.

“La interpretación del mundo a través de lo insignificante y lo cotidiano ha sido siempre un motivo recurrente en mis prácticas. Desde enero de 2011 y a lo largo de ocho años, he estado confeccionando un inventario fotográfico de las cosas que hay en la habitación donde suelo trabajar habitualmente: un tarro de Ibuprofeno de 650 mg que compré el invierno pasado, la cortina de 3.75 metros de altura que separa en dos mi espacio de trabajo, canicas, pestañas, restos de insectos, la puerta de color gris en la que suele haber algunos papeles sujetos con imanes, fragmentos de pastillas, y un cúmulo infinito de otras cosas.

Sobre estas líneas, Sin título 2, 2014, fotografía sobre aluminio, ed. 3 y 2PA, 220 x 220 cm. Arriba, Sin título 9, 2015, fotografía sobre aluminio, ed. 3 y 2PA, 925 x 192 cm. Ambas obras son de la serie Cosas de una habitación, por Manuel Franquelo.

Me interesa mucho que, en cada una de las fotografías de este inventario, todo –desde lo más extraordinario a lo más insignificante– esté representado sin jerarquía. También es vital que el conjunto se pueda recorrer con los ojos como lo hacemos cuando miramos algo con detenimiento, como si la realidad estuviese ahí, delante de nosotros; atrapada en vitrinas de museo.

Las fotografías de esta serie aspiran a ser atemporales más que momentos decisivos en el tiempo. Son imágenes digitales, con legítimas pretensiones de verdad, que reivindican la complejidad y la escala de lo representado. Cosas en una habitación da cuenta de los objetos que mi propia existencia ha ido acumulando durante cerca de treinta años”, comenta el creador malagueño sobre este proyecto.

Manuel Franquelo (Málaga, 1953) cursó estudios de ingeniería y Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid. Comenzó su carrera pintando, durante un periodo de diez años, un conjunto de diez exquisitas y enigmáticas naturalezas muertas hiperrealistas. En los años noventa se interesó en proyectos que utilizan prácticas tomadas de la ingeniería y de la fotografía científica. Su obra, centrada en el  proceso, ecléctica y multidisciplinar, se sitúa en las antípodas de un arte basado en medios específicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top