La pintura y la Corona en el Museo del Prado

Irons-Prado.jpg

Yelmo Cines presenta un documental, dirigido por Valeria Parisi, sobre los fondos provenientes de las colecciones reales del Museo del Prado. El actor Jeremy Irons es el encargado de guiar al espectador por esta “Corte de las Maravillas”. Descubrir el Arte y Yelmo Cines, a través de +Que Cine, te invitan a participar en el sorteo de veinte entradas dobles

Con anterioridad al cine en alta definición de nuestros días, nadie hubiese podido imaginar la vitalidad de la que gozan los documentales de arte, con trazas de visitas virtuales a museos, en la actual cartelera cinematográfica. Ahora bien, dado el buen recuerdo que dejaron en la memoria del espectador las espléndidas entregas sobre El Bosco, Rembrandt e, incluso, Edward Hopper, una de las primeras y de las más originales, no sorprenderá a nadie que ahora le haya llegado el turno al Prado.

Sobre estas líneas, una de las salas del Museo del Prado. Arriba, fotograma del documental en el que el actor británico Jeremy Irons observa una de las obras de Tintoretto en la pinacoteca nacional.

Sin embargo, y pese a que su título lo sugiere, Pintores y reyes del Prado, no deja de entrañar cierta sorpresa que esta propuesta de la italiana Valeria Parisi, estrenada en estos días en las salas de toda España, arranque con Jeremy Irons explicando la forma en que el cielo de Extremadura fue determinante para que Carlos V decidiera retirarse a esperar la muerte en Yuste. Cuando al cabo sonó la última hora para el emperador, este pidió contemplar La gloria, el óleo de Tiziano, antes de exhalar su último aliento.

Jeremy Irons contempla Las meninas, de Velázquez, en el Museo del Prado.

Ese fue el origen de las colecciones reales que habrían de ser la piedra angular de la pinacoteca madrileña, “un inventario de gustos y placeres refinados”, a decir de Irons. En efecto, primero los Austrias y después los Borbones, las dos dinastías que han reinado en España desde que en 1558 Carlos V iniciase la tradición al dirigir su mirada postrera a aquel Tiziano, han mostrado un decidido interés por un arte que nunca hubiese existido sin su tutela.

Llegado, pues, el momento de echar la vista atrás con motivo del bicentenario de la pinacoteca nacional, la relación de la Corona española con los artistas atesorados en el Prado es una de las mejores perspectivas para hacerlo. Pero también es una interesante forma de descubrir una buena parte de la historia de España. De hecho, muchas de las más de 8.000 obras custodiadas en la pinacoteca son la ilustración habitual de algunos capítulos de nuestra historia. Así, por ejemplo, Los fusilamientos del 3 de mayo, de Goya, es una imagen que glosa por sí sola la guerra de la Independencia.

El 3 de mayo en Madrid o “Los fusilamientos”, por Francisco de Goya, 1814, Madrid, Museo del Prado.

En buena medida, el decidido interés de la Corona española en patrocinar la pintura fue debido sobre todo a su capacidad para demostrar su opulencia tanto a los embajadores extranjeros como al resto de visitantes de sus palacios. Pero, con el curso de los siglos, esa inquietud ha quedado como una mirada a la historia. Y ese es el planteamiento de Valeria Parisi para el documental Pintores y reyes del Prado.

Javier MEMBA 

Datos útiles

Título: Pintores y reyes del Prado

Fechas: 9 y 10 de diciembre y 23 de enero

Narrador: Jeremy Irons

Dirección: Valeria Parisi

Guión: Valeria Parisi, Sabina Fedeli y Didi Gnocchi

Producción: 3D Produzioni y Nexo Digital en colaboración con el Museo del Prado y A Contracorriente Films Exhibición: Yelmo Cines

Si quieres asistir a la presentación de este documental los próximos días 9 y 10 de diciembre o el 23 de enero, rellena este formulario y participa en el sorteo de veinte entradas dobles.

Jeremy Irons en la “Corte de las Maravillas”

Pintores y reyes del Prado es el nuevo film del proyecto Grande Arte al Cinema que cuenta con una baza de excepción: la participación extraordinaria del oscarizado actor Jeremy Irons (El misterio Von Bulow, Herida, La misión, Belleza robada, La casa de los espíritus, La correspondencia…), quien guiará a los espectadores en el descubrimiento de este patrimonio único lleno de belleza y arte el cual tiene como punto de partida el Salón de Reinos, un edificio deliberadamente vacío que cobra vida con luces y proyecciones, donde  guía al visitante por el pasado glorioso de la monarquía española y el Siglo de Oro, cuando colgaban de sus paredes muchas de las obras maestras actualmente expuestas en el Prado. En aquel entonces, también se realizaban bailes y organizaban fiestas y representaciones teatrales. Éste era uno de los lugares más concurridos de Madrid y de toda España, como lo fue el Barrio de las Letras, donde vivían escritores y artistas del Siglo de Oro y, en el siglo XX, la Residencia de Estudiantes, donde se encontraban los intelectuales de la Generación del 27, como Buñuel, Lorca y Dalí.

Jeremy Irons toma notas junto al cuadro Felipe III, a caballo, de Velázquez, en el Museo del Prado.

Pintores y reyes del Prado no trata sólo de sus extraordinarias obras, que serán el núcleo del documental, sino también de los lugares reales que han sido los guardianes y el teatro del nacimiento y el desarrollo de las colecciones de arte. Un patrimonio universal que comprende no sólo las obras de Velázquez, Rubens, Tiziano, Mantegna, El Bosco, Goya y El Greco conservadas en el Prado, sino también en El Escorial, el Panteón de los Reyes, el Palacio Real de Madrid, el Convento de las Descalzas Reales y el Salón de Reinos. Un fresco que contrapone interiores y exteriores, cuadros y palacios, pinceladas y jardines. El nacimiento del Museo del Prado es una historia apasionante. En 1785, Carlos III encargó al arquitecto de la corte, Juan de Villanueva, diseñar un edificio para acoger el Gabinete de Historia Natural. Sin embargo, el edificio nunca tuvo dicho fin, sino que se convirtió en el museo que hoy conocemos. Pasear por este lugar para la belleza significa dejarse sorprender, librarse de prejuicios y contradicciones y descubrir mitos y símbolos de un mundo maravilloso, a veces revolucionario.

Significa enfrentarse a uno mismo a través de la historia del arte, extasiarse ante obras maestras como el Descendimiento de la Cruz del flamenco Van der Weyden; Adán y Eva de Tiziano; las pinturas negras del último Goya; Las Meninas de Velázquez; las figuras retorcidas, alargadas, fuera de toda norma de El Greco; El Jardín de las Delicias de El Bosco, que despierta curiosidad,  expectativa y la atención en los visitantes de cualquier nacionalidad y cultura; la obra de la flamenca Clara Peeters, que tuvo el coraje de pintar micro-autorretratos dentro de sus telas y de reivindicar el rol femenino en el arte; o también “La Mujer Barbuda” de Ribera, en la que una mujer con la cara cubierta por una espesa barba da el pecho al recién nacido que lleva en brazos.

El Caballero de la mano en el pecho, por el Greco, Museo del Prado.

Así, en el desarrollo de la película documental, se entrelazarán la narrativa del arte con el estudio de la arquitectura y el análisis de valioso material de archivo, y estará marcado por los testimonios de los diversos expertos del Museo entrevistados: Miguel Falomir, director del Prado; Andrés Úbeda de los Cobos, Director adjunto de Conservación e Investigación; Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1800; Manuela Mena, Jefa de Conservación de Pintura de 1800 y Goya; Enrique Quintana, Coordinador jefe de Restauración y documentación técnica; Alejandro Vergara, Jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte hasta 1700; Almudena Sánchez, restauradora de Pintura del Prado; Leticia Ruiz, Jefa del Departamento de Pintura Española del Renacimiento y del Área de Marcos; José Manuel Matilla, Jefe de Conservación de Dibujos y Estampas; y José de la Fuente, Restaurador de pintura sobre soporte de madera. Además, intervienen Lord Norman Foster, arquitecto del proyecto del Salón de Reinos (premio Pritzker), Helena Pimenta, Directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico de Madrid; Laura García Lorca, Presidenta de la Fundación que lleva el nombre de su tío, el poeta Federico García Lorca; Marina Saura, actriz e hija del pintor Antonio Saura; Olga Pericet, bailarina, y Pilar Pequeño, fotógrafa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top