Drawing Room: dibujo contemporáneo

Dis-Berlin.jpg

El Palacio de Santa Bárbara (Madrid) acoge la quinta edición de esta feria centrada en la difusión y valorización de esta disciplina artística. Un total de dieciséis galerías, nacionales e internacionales, muestran el trabajo de 38 artistas. Hasta el 1 de marzo

En estos cinco años, Drawing Room ha acogido a más de cien galerías que apuestan por el dibujo, como Patrick Heide (Londres), Martin Mertens (Berlín), Martin Kudlek (Colonia), ADN (Barcelona), Filomena Soares y Miguel Nabinho (Lisboa), Silvestre (Madrid), Jeanne Bucher Jaeger (París), A01 (Nápoles), Kitai (Tokio), Miranda Bosch (Buenos Aires) o Rafael Ortiz (Sevilla). Y más de trescientos artistas cuya práctica investiga todas las facetas del dibujo, como el clasicismo italiano, la pintura china de paisaje o la tinta japonesa, de Abdelkader Benchama, Ana Jotta, Eduardo Stupía, Ericailcane, Eva Lootz, Gamaliel Rodríguez, Javier Arce, Javier Calleja, Jesús Zurita, José Miguel Pereñíguez, Károly Keserü, Klass Vanhee, Lei Ziren, Marta Roberti, Nicola Toffolini, Paco Guillén, Pedro A.H. Paixao, Pedro Cabrita Reis, Reiko Tsunashima y William Ludwig Lutgens.

Sobre estas líneas, Sin título, por Irene González, 2019, conté sobre papel, 76 x 112 cm, galería Silvestre. Arriba, Portrait of a model, 2011, óleo y acrílico, encuadernación, 36,7 x 53,6 cm, galería Siboney.

“Los cinco años de trayectoria de la feria la avalan como un importante agente dentro del mercado internacional del mundo del dibujo”, señala la comisaria y productora cultural Mónica Álvarez Careaga, directora de Drawing Room, quien aprovecha para hacer balance del primer lustro de vida de esta feria dedicada a dar valor al dibujo: “Durante este tiempo la consideración del dibujo como obra final, no preparatoria, se ha afianzado. Hoy son muchos los coleccionistas que buscan cada vez más este tipo de obra; para todos ellos Drawing Room es un lugar fundamental, por eso tenemos un programa cada vez más fuerte para aquellos coleccionistas que nos visitan. Por otro lado, desde 2005 el precio de la pintura se ha duplicado mientras que el del dibujo se ha triplicado, lo que implica que la horquilla entre estas prácticas se ha reducido considerablemente”.

Juan Roll I & II, por Salustiano, 2019, dibujo sobre papel, 30 x 113 cm, galería Lucía Mendoza.

Por otra parte, para Pep Antón, codirector de la Galería Silvestre, una de los nombres más veteranos en la feria, “Drawing Room es un espacio donde podemos crecer aquellas galerías que tenemos sensibilidad hacia el dibujo. Durante este lustro, la feria ha llegado a ser una cita absolutamente imprescindible para muchos de nosotros (…), cuando vimos la primera edición tuvimos muy claro que sería una feria que perviviría en el tiempo porque tiene una gran calidad artística y es un proyecto muy cuidado”.

Sin título, por Eduardo Stupia, 2019, técnica mixta sobre papel, 55 x 65 cm, galería Otto.

El comité curatorial de esta edición ha estado formado por Inmaculada Corcho (directora del Museo ABC de Dibujo e Ilustración, Madrid), Simona Gavioli (crítico, comisaria y directora artística de BOOming, Bolonia), Juan González de Riancho (director de Artesantander y de la Galería Siboney, Santander), Elsy Lahner (conservadora de arte contemporáneo en La Albertina, Viena), Isidro López Aparicio (artista, comisario y profesor en la Universidad de Granada), Ivânia de Mendoça Gallo (consultora artística, Lisboa), Bárbara de Rueda (coleccionista de arte contemporáneo, Madrid) y Susana Sanz (comisaria, directora de xd Culture Platform, en Pekín).

Flags, por Lawrence James Bailey, 2019, collage, ink and graphite on paper, 29,7 x 21 cm, galería Bart.

En la celebración del primer lustro de esta feria se ha presentado el cuarto número de Papeleo, dedicado al dibujo italiano contemporáneo. Este nuevo volumen ha sido creado por el comisario boloñés Antonio de Falco y podrá adquirirse en librerías especializadas y en el Palacio de Santa Bárbara durante la celebración de la feria.

Sketchbook, por María José Gallard, 2018, 60 x 73 cm, Wadström Tönnheim.

En este cuarto número se muestran obras de dieciséis artistas: 2501, Daniela Alfarano, Elvio Chiricozzi, Ericailcane, Fabricio Cotognini, Giulia Dall’Olio, Rocco Dubbini, Tamara Ferioli, Aldo Giannotti, Fausto Gilberti, Gilberto Giovagnoli, Eva Marisaldi, Laurina Paperina, Stefano Ricci, Michelangelo Setola y Nicola Toffolini.

Papeleo nº4 ha sido publicado con la colaboración del Museo ABC, coleccionistas particulares, la Colección Maramotti y varias galerías italianas: Cellar Contemporary, D406 Fedeli alla linea, Galleria Anna Marra, Galleria de’Foscherari, Galleria Enrico Astuni, Officine dell’Immagine, Prometeogallery di Ida Pisani, Shazar Gallery y Traffic Gallery.

De arriba abajo, de izquierda a derecha, Bucolic landscape, por Yosman Botero, 2019, galería José Amar; Activistas, por Paco Pomet, My Name’s Lolita Art; Sin título, por Lourenço de Castro, 2019, galeria Monumental; Perdona que no tenga nada para darte, por Aljandra de la Torre, 2019, galería Pepìta Lumier; Sin título, por Illán Argüello, 2020, galería My Name’s Lolita Art, y Normandía, por Elián Stolarsky, galería La Carbonería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top