Kepa Garraza: la crónica del fin del mundo

Kepa-Garraza.-«Sunshine-Danny-Boyle-2007».-Óleo-sobre-lienzo.-835-×-200-cm.-2017.jpg

Kepa Garraza expondrá su proyecto Apocalypse en la galería T20 de Murcia a partir del viernes 23 de marzo. Un trabajo que trata sobre el imaginario del apocalipsis en el marco de la cultura contemporánea a través del cine. Él mismo nos lo presenta a continuación

En los últimos treinta años el cine apocalípticos se ha mantenido en un continuo revival que ha convertido este género en uno de los preferidos del público. La buena salud con la que cuenta el cine catastrofista se debe a múltiples factores: la espectacularidad, el dramatismo y los avances en los efectos digitales.

Prometheus (Ridley-Scott, 2012), por Kepa Garraza, 2017, óleo sobre lienzo, 83,5 x 200 cm.

Si bien este género no es nuevo, ya que surge en los años cincuenta bajo el paraguas de la Guerra Fría, la profusión de títulos en los últimos años ha provocado la universalización de la narrativa del apocalipsis y la crónica del relato de fin del mundo. El éxito de este tipo de cine es síntoma de la obsesión del mundo contemporáneo por la imaginería del fin del mundo, que parece estar presente de una manera cada vez más frecuente dentro de nuestro universo cultural.

Planet of the Apes (Tim-Burton, 2001), por Kepa Garraza, 2017, óleo sobre lienzo, 42 x 100 cm.

Es cierto que esta obsesión por el relato del fin del mundo y sus consecuencias ha estado presente en la tradición judeocristiana desde hace más de dos mil años. Desde el Apocalipsis de san Juan hasta las películas de zombis, pasando por el milenarismo, la cultura occidental ha estado empeñada en relatar el cómo y el porqué de su propia destrucción.

“Oblivion” (Joseph-Kosinski, 2013), por Kepa Garraza, 2017, óleo sobre lienzo. 83,5 X 200 cm.

Aun así, es curioso observar cómo en las últimas décadas se han multiplicado los ejemplos que se engloban dentro de lo que podría denominarse como cultura del Apocalipsis. La causa del éxito y la naturalización de este fenómeno tiene que ver fundamentalmente con una realidad relativamente reciente: la percepción de que vivimos en sociedades seguras pero amenazadas por una catástrofe inminente. Solo el carácter inmediato de esta amenaza y su aceptación como una realidad inevitable pueden explicar este comportamiento. La naturaleza de esta amenaza suele ser compleja e inexacta y responde a diversos conflictos, problemas y desafíos que amenazan el statu quo de nuestras sociedades. Este fenómeno tiene un carácter eminentemente profético y su efecto se ve magnificado por la percepción sobredimensionada de las amenazas a las que nos enfrentamos.

“Mad Max” (George Miller, 2015), por Kepa Garraza, 2017, óleo sobre lienzo, 42 X 100 cm.

Mi intención a la hora de plantear este proyecto es el de reflexionar acerca de este concepto del fin del mundo (y su inevitabilidad) dentro de los parámetros de la cultura actual, más específicamente dentro del género del cine apocalíptico y de catástrofes. Dado lo amplio del tema, he decidido centrarme en analizar el riquísimo imaginario visual que el cine apocalíptico ha aportado a la cultura contemporánea desde los años 50 hasta la actualidad. Para ello, he planteado el análisis del uso del paisaje dentro de las películas de este género y su relación con la obra algunos pintores del Romanticismo.

He planteado este proyecto como una reflexión acerca del potencial simbólico de las imágenes apocalípticas y su importancia dentro del imaginario de la cultura contemporánea. También aspiro a establecer conexiones entre estas imágenes y los relatos clásicos acerca del fin del mundo, no solo desde un punto de vista visual y estético, sino teniendo en cuenta la importancia de la tradición a la hora de construir estas imágenes en la actualidad. Mi intención es evidenciar la deuda que películas clásicas dentro del género como El planeta de los simios (Franklin Schaffner, 1968) o Independence Day (Roland Emmerich, 1996) tienen con el pasado. Con este proyecto quiero realizar una suerte de análisis histórico del género, mostrando así que cualquier representación actual del fin del mundo tiene sus raíces profundamente asentadas en la tradición.

Kepa GARRAZA

Galería T20: Apocalypse, Kepa Garraza. Desde el 23 de marzo hasta. Calle Victorio 27, bajo. 30003 – Murcia.

 

 

 

 

One Reply to “Kepa Garraza: la crónica del fin del mundo”

  1. Eddie Arcaro dice:

    Te invitamos a la Exposición “Futurista del Puntillismo Abstracto” que tendrá lugar en la sala privada del salón Gaudí en Madrid el próximo 5 de Abril.
    El expositor será el magnífico artista Español Gabino Amaya Cacho.
    Habrá una gran sorpresa: Se le dará de obsequio la cantidad de 10.000 € a quien encuentre oculta en las instalaciones del salón un rostro feliz.
    El autor estará a disposición del público para intercambiar opiniones de sus obras.
    Los esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top