Una invitación a mirar dos veces: XVI Bienal Internacional de fotografía de Córdoba

galeria-1.gif

Diecisiete exposiciones y un amplio programa de actividades complementarias se dan cita en esta ciudad andaluza hasta el 19 de mayo. Bajo el título de Imágenes impuras, esta edición se hace eco del debate histórico en torno a la pregunta sobre la condición de originalidad de esta disciplina artística. Además, la sección oficial, coordinada por Óscar Fernández, acoge cuatro muestras de Luis González Palma, Javier Arce, Jordi Bernardó y Sandro Miller

Organizada por la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba y con la colaboración especial de Afoco, la XVI Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba, bajo el título de Imágenes impuras, ofrece una amplia mirada sobre esta disciplina artística. Su sección oficial, coordinada por Óscar Fernández, aborda el campo de la fotografía actual desde una perspectiva apropiacionista, desde la posibilidad, bastante real por otra parte, de construir imágenes a partir de otras, revisitándolas, reinventándolas o reconstruir discursos ya hechos modificando la idea o los protagonistas, así como bucear en la obra de autores anteriores dotando a esta nueva creación no sólo de una mirada actual sino reivindicando artistas que han podido perderse en la memoria de los tiempos.


Sobre estas líneas, Lo que no se puede mirar se convierte en imagen, detalle (Handira roja Azilal), por Javier Arce, cortesía del artista. Arriba, obra de la exposición Simulacrum Bourreé, por Jordi Bernadó, 98 x 120 cm, cortesía del autor.

No es algo nuevo en la historia de la cultura contemporánea. Tanto las artes visuales, el cine o la literatura llevan décadas haciéndolo, como es el caso, por ejemplo, de un teórico de la fotografía de la altura de Roland Barthes, quien en S/Z (1970) realiza un microanálisis de Sarrasine (1830) de Balzac y lo renueva, con la particularidad de incluir en su libro el texto original. Citas y comentarios que reflejan una lectura frase por frase que logra relacionar cada unidad de sentido con la trama discursiva y cultural.

En el caso de la fotografía, más desde la perspectiva de la postfotogafría, con los nuevos medios técnicos que permiten intervenir sobre lo hecho, no creo que tenga demasiado sentido cuestionarnos sobre su condición de originalidad, mucho más, como comentaba, desde una mirada apropiacionista donde contraponer original y copia carece ya de sentido.

La lotería y la luna, el rey, la muerte, la máscara, la rosa, la dama, el diablo, el pájaro, la sirena, por Luis González Palma, 1988.

A esto debe obedecer el título de la sección oficial. Imágenes impuras, contaminadas, rehechas o reinventadas. Da igual en cualquier caso, sobre todo teniendo en cuenta que lo importante es el discurso, relato o metarrelato que pretende hacer el/a autor/a, que en definitiva es lo que cuenta en una obra de arte, no el qué y el cómo sino el por qué y para qué se hace. Esta sección oficial se apoya (y se justifica), de manera general, en la teoría de la apropiación, desmontando la potencia objetiva de la imagen y cuestionando su carácter imparcial.

Las cuatro exposiciones que componen el eje central de la bienal, repartidas por la ciudad, son Sobre como una Uva puede Flotar en el Océano “Dar luz a Antonio Cavilla, fotógrafo colonial del diecinueve”, de Javier Arce (Santander, 1973); Simulacrum Bourrée, de Jordi Berrnadó (Lleida, 1966); Malkovich, Malkovich, Malkovich: Homenaje a los maestros de la fotografía, de Sandro Miller (Elgin, Illinois, Estados Unidos, 1958), y Constelaciones de lo Intangible, de Luis González Palma (Ciudad de Guatemala, 1957), comisariadas respectivamente por Javier Orcaray, Xosé Garrido, un proyecto de diChroma photography y Alejandro Castellote.

Andy Warhol, Green Marilyn (1962), por Sandro Miller, 2014, 76,2 x 76,2 cm, cortesía de Catherine Edelman Gallery,
Chicago

Arce trabaja sobre la obra de Antonio Cavilla (Gibraltar, 1867-Tánger, 1908), que se mudó a Tánger a finales del siglo XIX, y del que utiliza obras que reflejan las costumbres, las vestimentas y la vida rural de sus habitantes. Como comenta el propio artista, “no busco una nostalgia ni una rememoración de algo, sino que quiero hacer pensar en cómo se utilizaba la imagen entonces y cómo se usa hoy en día”. La utilización de telas originales en el montaje las dota de una intensidad especial. “Cuanto más tiempo se observan, más gratificantes son, y con ello mi objetivo es combatir el consumo instantáneo de imágenes que se vive hoy en día”.

En el sentido de replantear nuevos discursos que decía, Bernadó nos crea la duda de si lo que vemos es real o sólo un simulacro. Aborda así la fotografía no como representación sino como transformación o reinvención y la duda es si lo que crea la narración es la obra o quién y cómo la mira.

Variación 8, de la serie Jerarquías de la intimidad. La Anunciación, por Luis González Palma, 2007, cortesia del arrista.

La propuesta de Miller está realizada con John Malkovich como protagonista, quien presta su imagen transformado en cuarenta y un personajes bien conocidos. El proyecto comenzó en 2013 como un homenaje a aquellos fotógrafos que influyeron a Miller en su etapa de formación. Así, no sólo revisita a los personajes famosos sino también a los fotógrafos que los retrataron.

En definitiva, una nueva apuesta bien ideada, una nueva mirada sobre la fotografía que sitúa a Córdoba, cada dos años, en el punto de mira del arte actual y que cuenta, además, con sección paralela y un programa de actividades complementarias.

Programa

SECCIÓN OFICIAL: Luis González Palma, Constelaciones de lo Intangible, Sala Vimcorsa (calle Ángel de Saavedra, 9). Jordi Bernadó, Simulacrum Bourrée, Centro de Arte Rafael Botí. Sandro Miller, Malkovich, Malkovich, Malkovich: Homenaje a los maestros de la fotografía, Teatro Cómico Principal. Javier Arce, Sobre cómo una Uva puede flotar en el océano.“Dar luz a Antonio Cavilla, fotógrafo colonial del diecinueve”, Centro de Arte Pepe Espaliú (calle Rey Heredia

Möbius, por Luis González Palma, 2013, cortesía del artista.

SECCIÓN PARALELA: Nano Orte, Plates XX, Sala Galatea. Casa Góngora (calle Cabezas 3). Cristina Galán, Paul, Sala Galatea. Casa Góngora (calle Cabezas 3). Jorge Conde, No hay tal lugar: en el tiempo, Sala Galatea. Casa Góngora (calle Cabezas 3). Carlos Grande, Almas en tránsito, Colegio Oficial de Arquitectos (avda. Gran Capitán 32). Luis Vioque, Islandia, la inmensidad del paisaje, Sala Góngora Arte. IES Luis de Góngora (calle Diego de León, 2). Victoria Adame, Circo, galería Ignacio Barceló (AFOCO) (calle Alcalde de la Cruz Ceballos 7). Diego Ibarra, Iron Kids. La militarización de la educación en Ucrania, Galerías Salazar. Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba (plaza Cardenal Salazar). Benito Alcón, Icno, Centro de Arte Pepe Espaliú (calle Rey Heredia 1).

Finalmente, las exposiciones invitadas son Córdoba. 100 fotografías para la Historia, que, coordinada por el Archivo Histórico Provincial y comisariada por Antonio J. González, puede verse en distintos espacios; Selección fotográfica de la Primera Liga de la Federación Andaluza de Fotografía, de autores socios de la Federación Andaluza de Fotografía (Fundación Antonio Gala); En un instante Marruecos, de varios autores (Casa Árabe); Mírame, de autores ganadores del concurso fotográfico homónimo de la Casa de la Juventud (calle Gondomar), y 50 fotografías con historia. Una mirada a la historia de la fotografía en España en los últimos 80 años (en el Paseo de la Victoria, de la mano de Acción Cultural Española y Signo Editores).

Ausencias, por Luis González Palma, 1997, cortesía del artista.

Además, conferencias, talleres y mesas redondas, entre otras, componen el programa de actividades complementarias de la Bienal, coordinado por José F. Gálvez y en el que participan personalidades como Rafael Doctor, Marisa Vadillo, José María Mellado, Juan Pedro Revuelta o Pepe Ortega. La XVI Bienal de Fotografía de Córdoba cuenta con la coordinación general de Juan Carlos Limia, Emeterio Gavilán y José María Casas y la colaboración de numerosas instituciones y organismos. MÁS INFORMACIÓN

Juan-Ramón BARBANCHO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

scroll to top