Mujeres del Mediterráneo, frente a frente

Arturo-31.jpg

La forma de mirar de la mujer sobre su entorno es siempre similar, a pesar de las diferencias culturales y de edad que pueda haber entre ellas. Mucho más áun, si se trata de artistas que proceden de dos culturas que, a pesar de sus diferencias, han vivido en estrecho contacto desde hace siglos. Esa tesis queda demostrada con la muestra que inaugura en Centro de Arte Moderno de Tetuán el proyecto Mil Caras, un encuentro entre un grupo de artistas marroquíes y españolas que pretende servir como plataforma de intercambio de ideas y experiencias.

Mil caras, comisariado por Elena Fernández Manrique, es un proyecto promovido por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Embajada de España en Marruecos. La propuesta de Tetuán es la primera edición de esa idea y en ella las obras seleccionadas giran en torno a la identidad femenina.

Algunas artistas se dejan seducir por el uso de los materiales propios del universo que tradicionalmente se asocia a la mujer: hilos, agujas, lanas, telas. Es el caso de Safâa Erruas, María Gimeno y Jamila Lamrani.

Safâa es autora del díptico Lison compuesto por dos piezas de madera blanca. El uso de las agujas e hilos de aluminio en su superficie perturban el blanco, las agujas se clavan en la madera, hiriéndola y dotándola de carácter.

Amina Benboutcha en su Corazón de cristal persiste en la idea de herir el soporte con materiales cortantes, los trozos de vidrio que se pegan al lienzo evocan la fragilidad de las relaciones humanas.

Zoulikha Bouabdellah, nacida en Moscú de familia argelina, criada en Francia y residente en Marruecos habla en su vídeo Perfection Takes Time de cómo la vida es un camino de entendimiento.

Clara Carvajal y María Gimeno han creado la instalación Sauce Tomate, un habitáculo de forma cuadrada en su exterior y de forma octogonal en su interior, haciendo una fusión entre la planta de los lugares de culto árabes y cristianos.

Jamila Lamrani, en su instalación La Veuve, muestra a una mujer que se esconde al final de una gran maraña de trozos de tela y ramas de árboles, allí donde es difícil llegar y donde hay que querer encontrarla aparece la imagen de una mujer bella y joven, en su plenitud, que por su condición de viuda ha quedado relegada al olvido.

Mónica Ridruejo ahonda en la identidad de la mujer mediterránea a tarvés de una serie de  fotografías que aluden a las redes utilizadas por los pescadores de ambas orillas del mar común.

CENTRO DE ARTE MODERNO DE TETUÁN
19 de diciembre 2013 al 30 de enero 2014.

One thought on “Mujeres del Mediterráneo, frente a frente”

  1. antonio dice:

    Todas las similitudes que pueda haber entre las artistas marroquíes y españolas serán producto de la casualidad o si acaso de la globalización. Pero afirmar que el hecho de que los árabes estuvieron en España durante el tiempo q fuere tiene algo q ver es una memez. La prueba está en que pese a que hay un número importantísimo de inmigrantes marroquíes en España ni ellos ni nosotros hacemos un esfuerzo para su integración real en la sociedad. Decir otra cosa es simplemente tratar de escribir una introducción de bonitas palabras y políticamentr correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*